La Eutanasia y “La Engracia”.

Resultado de imagen de el jardin de las delicias

 

Empecemos con la definición de la RAE de Eutanasia:

Etimológimante significa muerte dulce. Lo cual nada significa, porque los diabeticos se pueden morir comiendo dos libras de chocolate, pero bueno, ya vemos que tenemos dos palabras antagónicas que significan engaño. Esto es lo que yo pensaba de niño.

¿Cómo va a ser la muerte dulce cuando tan dulce es la vida para las personas en España?

A continuación viene una definición un poco más esclarecedora: Muerte sin dolor, molestias o padecimientos físicos.

¡ya está!. ¿Ya lo entiendo!. Eso significa que los eutanásicos son los que se mueren cuando están durmiendo por la noche. Estos ni sufren ni padecen y es lo que a mi me gustaría que me ocurriera a los 150 años a ser posible. Eso pensaba yo de mayorcito.

Luego entre en la Universidad, donde aprendí muy poco de los profesores y mucho menos de mis compañeros que parecían políticos más que estudiante y, finalmente, ya fui entendiendo lo que pretendían con su denominada “Eutanasia”.

Pero, le decía yo a un compañero de clases que no de estudios, el que quiera suicidarse que se ponga una pistola en la boca y se termine de una pajolera vez si tan poco le gusta la vida o tan cobarde es ante la adversidad

Pero es que hay gente que no puede suicidarse decía él. No se atrevía a decirme que hay gente con mucha adversidad porque al ver mi minusvalía le podría haber insultado violentamente.

Pues que se deje sin comer, sin no puede mover los músculos, con no comer tiene suficiente, pero en cuanto que pueda se puede suicidar con las manos o con los pies

No, verás, lo que pretendemos es que el Estado le ponga a la gente que quiera suicidarse un médico, una tratamiento, unos fármacos. Todo para que a los débiles de carácter se puedan morir cuando quieran.

¿Pero si la vida es el mayor bien, como la gente quiere suicidarse?. Ni entonces lo entendía, ni ahora lo entiendo después de haberme pasado más de 8 años en hospitales con decenas de operaciones.

Yo nunca entendía nada, porque el que quiera suicidarse es libre de hacerlo de cien y una formas y yo en mi vida de boticario he tenido hasta que hablar con un ciudadano que me confesó que iba a suicidarse y que quería despedirse. El motivo es que tenía cáncer y su mujer no hacía más que regañarle ¡ la muy víbora!.

Nos despedimos sobre las 10 de la mañana y a las 11 y 30 sentí un ruido tremendo que parecía un disparo. Estaba preparando una fórmula en el laboratorio y haciéndome el sueco bajé a preguntar y ya me confirmaron lo que sabia. No era para tanto. Todo el pueblo sabía los motivos del suicidio.

Luego tuve la gran satisfacción de dispensar a LA VÍBORA durante muchísimos años fármacos para una depresión de caballo. Y eso que tras el suicidio la ciudadana reía de alegría y del dinero que le había dejado el viejo y de no tener que soportarle. Ya sabemos eso de que “Dios castiga sin palo ni piedra”

A los años, en una charla con un sociata de la hez, al final me confirmó algo que yo ya pensaba – No, mira, lo que queremos en el fondo es eliminar a los viejos y a los inútiles. Pero claro, eso no se lo podemos decir a la chusma. Así que la daremos una ley caramelo que se convertirá con el paso del tiempo en una ley ponzoña.  ¡ Nada que no me hubiera podido esperar de la maldad de los políticos!.

Y ese señores, es el fondo de la Eutanasia. Se crea una ley con muchos envoltorios y lacítos de regalo para eliminar a los improductivos. Maravillosa ley producto de una mente asesina. Nada que no pudiera esperase de los que nos mandan.

Y ahora vienen estos predadores, tras dos o tres intentos a querernos cascar la ley del asesinato de viejos, es decir, la ley de la Eutanasia. Lo de Potemos que quieren eliminar viejos para tener menos votos en contra la aplauden hasta con las orejas, y los demás degenerados también pues cuantas menos pensiones paguen más les queda para irse de drogas, de meretrices y ponerse los sueldos cada vez más altos. Resultado de imagen de el jardin de las delicias

 

 

Imagen relacionada

Y “La Engracia”. Pues la Engracia era la más puta del pueblo, pero puta puta. Cuando se la habían cepillado todos los varones del pueblo menos los que ya sabemos (el cura que ya tenía dos amas de llaves y tres sobrinos y los m …. ones”, se juntó a los 40 con un joven de 20 y el hombre fue el más feliz del mundo durante 25 años como decía, hasta que se murió de “dos anginas de pecho” o de hacer mucho uso de las armas como comentaron algunos mal intencionados. Luego tuvo otros ligues hasta los ochenta y tantos y siempre se la veía a la mujer tan simpatica y tan feliz. Una buena mujer siempre dispuesta a hacer favores de amistad en donde tantos favores de otro tipo hizo en otro tiempo. La verdad es que creo que fue de las que más colaboró en aumentar la felicidad de todos. Ya con cerca de 100 años, gordita, ciega, sorda, y sin poder andar mucho, le sacaba una sobrina a una silla en invierno cuando hacía sol, ese bello sol de La Mancha. Una vez me comentó el cura del pueblo que le había preguntado. – Pero bueno, ¡Engracia!, cuando se quiere ir a ver a Dios. Pues mire Don Graciano – que así se llamaba –  que espere Dios, que yo estoy aquí tan feliz con la sopa que me da mi sobrina y el “solecico” que tomo por las mañanas, yo creo que Dios ya se ha olvidado de mi. No se olvidó no, que se murió con 102 años y asistió a su entierro todo el pueblo, pero lo que engrandecía a esta persona fue su amor a la vida durante toda ella, aún con lo poquito que le quedaba, ¡a ella que había sido una mujerona de armas tomar!. Resultado de imagen de el jardin de las delicias

 

Por ello cuando un memo pide eutanasia, ya sabemos lo que pide, salvo algunas excepciones más que aceptables por enfermedad, pide la muerte de los inocentes: los viejos, los inútiles y los tullidos: los improductivos que tras haber trabajado como animales 50 años, ahora, según estos miserables, han de morir. Yo no quiero Eutanasia y quiero más mujeres como “La Engracia”.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s