PRISIÓN PERMANENTE REVISABLE.

Resultado de imagen de el rafita

El Rafita: Asesinó, violó, quemó, maltrató y arrolló con un vehículo a Sandra Palo de 22 años con discapacidad leve.

Asesinato de Sandra Palo

Asesinada, violada, quemada, maltratada y arrollada por el asesino cuya foto está arriba y que salió en libertad a los dos escasos años de pequeña reinserción en un reformatorio.

 

Resultado de imagen de El Chicle

El Chicle asesino de Diana Quer ( y por desgracia ya veremos que otras cosas y que otras personas)

Resultado de imagen de la negra quezada

En el top TEN de maldad, de degradación y de todo, la negra quezada asesina confesa del niño Gabriel. Negra y mujer.

¿Estos tipejos deben estar en prisión o en libertad?. ¿Estos tipejos que han quitado 80 años de la vida de una persona podrán pagar con menos que una cadena perpetua?

Espero que ustedes estén hartos de escuchar sobre la Prisión Permanente Revisable y lo mal que lo ha hecho el P.P. y “el millón o más” de catedráticos de Derecho Penal que están en contra. Pero todo es falso. Esta era una ley necesaria, cautelosa, acorde con el panorama penal de los Estados modernos que nos rodean, conforme a las sentencias de los tribunales de derechos humanos y conforme también con la C.E.

 

Ley Orgánica 1/20015 de 30 de marzo.

Preámbulo

Apartado II.

La reforma introduce una nueva pena de prisión permanente revisable, que podrá ser impuesta únicamente en supuestos de excepcional gravedad -asesinatos especialmente graves, homicidio del Jefe del Estado o de su heredero, de Jefes de Estado extranjeros y en los supuestos más graves de genocidio o de crímenes de lesa humanidad- en los que está justificada una respuesta extraordinaria mediante la imposición de una pena de prisión de duración indeterminada (prisión permanente), si bien sujeta a un régimen de revisión: tras el cumplimiento íntegro de una parte relevante de la condena, cuya duración depende de la cantidad de delitos cometidos y de su naturaleza, acreditada la reinserción del penado, éste puede obtener una libertad condicionada al cumplimiento de ciertas exigencias, en particular, la no comisión de nuevos hechos delictivos.

La prisión permanente revisable, cuya regulación se anuncia, de ningún modo renuncia a la reinserción del penado: una vez cumplida una parte mínima de la condena, un tribunal colegiado deberá valorar nuevamente las circunstancias del penado y del delito cometido y podrá revisar su situación personal. La previsión de esta revisión judicial periódica de la situación personal del penado, idónea para poder verificar en cada caso el necesario pronóstico favorable de reinserción social, aleja toda duda de inhumanidad de esta pena, al garantizar un horizonte de libertad para el condenado.

En la prisión permanente revisable, cumplida esa primera parte mínima de la pena, si el tribunal considera que no concurren los requisitos necesarios para que el penado pueda recuperar la libertad, se fijará un plazo para llevar a cabo una nueva revisión de su situación; y si, por el contrario, el tribunal valora que cumple los requisitos necesarios para quedar en libertad, se establecerá un plazo de libertad condicional en el que se impondrán condiciones y medidas de control orientadas tanto a garantizar la seguridad de la sociedad, como a asistir al penado en esta fase final de su reinserción social.

La pena de prisión permanente revisable no constituye, por ello, una suerte de «pena definitiva» en la que el Estado se desentiende del penado. Al contrario, se trata de una institución que compatibiliza la existencia de una respuesta penal ajustada a la gravedad de la culpabilidad, con la finalidad de reeducación a la que debe ser orientada la ejecución de las penas de prisión.

Se trata, en realidad, de un modelo extendido en el Derecho comparado europeo que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha considerado ajustado a la Convención Europea de Derechos Humanos, pues ha declarado que cuando la ley nacional ofrece la posibilidad de revisión de la condena de duración indeterminada con vistas a su conmutación, remisión, terminación o libertad condicional del penado, esto es suficiente para dar satisfacción al artículo 3 del Convenio (cfr. SSTEDH 12-2-2008  ( JUR 2008, 37809 )  , caso Kafkaris vs. Chipre; 3-11-2009, caso Meixner vs. Alemania; 13-11-2014  ( JUR 2014, 271514 )  , caso Bodein vs. Francia; 3-2-2015, caso Hutchinson vs. Reino Unido).

El Consejo de Estado ha tenido también oportunidad de pronunciarse sobre la constitucionalidad de las penas de duración indeterminada -pero revisables-, al informar con relación a la ratificación por España del Estatuto de la Corte Penal Internacional, en el que está prevista la posible imposición de una pena de prisión permanente.

……………………..

 

se introduce la regulación del régimen de revisión de la prisión permanente revisable como un supuesto de libertad condicional o de suspensión de la ejecución de la pena. Si el tribunal concede la libertad, fija un plazo de «suspensión» de la ejecución durante el cual el penado queda sujeto a condiciones: el incumplimiento de las mismas o la comisión de nuevos delitos determina -durante este período de suspensión- la revocación de la misma y el reingreso del penado en prisión. Para la revisión de la prisión se establece un doble régimen. Cumplida una parte de la condena que oscila entre veinticinco y treinta y cinco años de condena, el tribunal deberá revisar de oficio si la prisión debe ser mantenida cada dos años; y lo hará también siempre que el penado lo solicite, si bien tras la desestimación de una petición podrá fijar un plazo máximo de un año dentro del cual no se dará curso a nuevas solicitudes.
………………………………
COMO TODO EL MUNDO SABE, LOS DOS MILLONES DE “CATEDRÁTICOS DE DERECHO PENAL” QUE APOYAN AL PSOE DICEN QUE LA (PPR) ES CONTRARIA AL ARTÍCULO 25.2 DE LA C.E. YA QUE EL 25.1 ES el principio de legalidad penal ya recogido desde antiguo en LA MÁXIMA: NULLA PENA SINE PREVIA LEGE, ES DECIR, NINGUNA PENA NI CONDENA SE PUEDE ESTABLECER SIN LEY PENAL PREVIA. ESTO, EVIDENTEMENTE, SE LLEVA RESPETANDO EN ESPAÑA DESDE 1870.
25.2. La penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social y no podrán consistir en trabajos forzados. ….
Según sentencias del Tribunal Constitucional LA FINALIDAD REEDUCADORA Y REINSERTADORA DE LA PENA NO CONSTITUYE UN DERECHO FUNDAMENTAL. Es solo un mandato del legislador para orientar la política penal y penitenciaria.
STC 28/1998 (RTC 1988,28), STC 161/2997…….. “Este Tribunal ha reiterado que las finalidades  del artículo 25.2 no tienen un carácter prioritario sobre otras  – de prevención general y prevención especial de la sociedad – es más, resulta discutible el presupuesto de que la propia imposición de la sanción no despliega ninguna función resocializadora.
En cuanto a la modificación de artículos del código penal por esta ley, se presentan las modificaciones más importantes:

Treinta y ocho. Se introduce un nuevo artículo 78 bis, con la siguiente redacción:

«1. Cuando el sujeto haya sido condenado por dos o más delitos y, al menos, uno de ellos esté castigado por la ley con pena de prisión permanenterevisable, la progresión a tercer grado requerirá del cumplimiento:

a) de un mínimo de dieciocho años de prisión, cuando el penado lo haya sido por varios delitos, uno de ellos esté castigado con pena de prisión permanente revisable y el resto de las penas impuestas sumen un total que exceda de cinco años.

b) de un mínimo de veinte años de prisión, cuando el penado lo haya sido por varios delitos, uno de ellos esté castigado con una pena de prisión permanente revisable y el resto de las penas impuestas sumen un total que exceda de quince años.

c) de un mínimo de veintidós años de prisión, cuando el penado lo haya sido por varios delitos y dos o más de ellos estén castigados con una pena de prisión permanente revisable, o bien uno de ellos esté castigado con una pena de prisión permanente revisable y el resto de penas impuestas sumen un total de veinticinco años o más.

2. En estos casos, la suspensión de la ejecución del resto de la pena requerirá que el penado haya extinguido:

a) Un mínimo de veinticinco años de prisión, en los supuestos a los que se refieren las letras a) y b) del apartado anterior.

b) Un mínimo de treinta años de prisión en el de la letra c) del apartado anterior.

3. Si se tratase de delitos referentes a organizaciones y grupos terroristas y delitos de terrorismo del Capítulo VII del Título XXII del Libro II  de este Código, o cometidos en el seno de organizaciones criminales, los límites mínimos de cumplimiento para el acceso al tercer grado de clasificación serán de veinticuatro años de prisión, en los supuestos a que se refieren las letras a) y b) del apartado primero, y de treinta y dos años de prisión en el de la letra c) del apartado primero.

En estos casos, la suspensión de la ejecución del resto de la pena requerirá que el penado haya extinguido un mínimo de veintiocho años de prisión, en los supuestos a que se refieren las letras a) y b) del apartado primero, y de treinta y cinco años de prisión en el de la letra b) del apartado primero

 

etenta y ocho. Se modifica el artículo 140, que tendrá la siguiente redacción:

«1. El asesinato será castigado con pena de prisión permanente revisable cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:

1.ª Que la víctima sea menor de dieciséis años de edad, o se trate de una persona especialmente vulnerable por razón de su edad, enfermedad o discapacidad.

2.ª Que el hecho fuera subsiguiente a un delito contra la libertad sexual que el autor hubiera cometido sobre la víctima.

3.ª Que el delito se hubiera cometido por quien perteneciere a un grupo u organización criminal.

2. Al reo de asesinato que hubiera sido condenado por la muerte de más de dos personas se le impondrá una pena de prisión permanente revisable. En este caso, será de aplicación lo dispuesto en la letra b) del apartado 1 del artículo 78 bis  y en la letra b) del apartado 2 del mismo artículo.»

COMO SE VE EN EL CASO DEL NIÑO GABRIEL Y LA NEGRA QUEZADA, ELLA TENDRÍA UNA PENA DE PRISIÓN PERMANENTE REVISABLE EN CUANTO SE LA CONSIDERASE ASESINA.

Doscientos cincuenta y cinco. Se modifica el apartado 1 del artículo 605, que queda redactado como sigue:

«1. El que matare al Jefe de un Estado extranjero, o a otra persona internacionalmente protegida por un Tratado, que se halle en España, será castigado con la pena de prisión permanente revisable

 

Doscientos cincuenta y seis. Se modifica el artículo 607, quedando redactado del siguiente modo:

«1. Los que, con propósito de destruir total o parcialmente un grupo nacional, étnico, racial, religioso o determinado por la discapacidad de sus integrantes, perpetraren alguno de los actos siguientes, serán castigados:

1.º Con la pena de prisión permanente revisable, si mataran a alguno de sus miembros.

2.º Con la pena de prisión permanente revisable, si agredieran sexualmente a alguno de sus miembros o produjeran alguna de las lesiones previstas en el artículo 149.

3.º Con la pena de prisión de ocho a quince años, si sometieran al grupo o a cualquiera de sus individuos a condiciones de existencia que pongan en peligro su vida o perturben gravemente su salud, o cuando les produjeran algunas de las lesiones previstas en el artículo 150.

4.º Con la misma pena, si llevaran a cabo desplazamientos forzosos del grupo o sus miembros, adoptaran cualquier medida que tienda a impedir su género de vida o reproducción, o bien trasladaran por la fuerza individuos de un grupo a otro.

5.º Con la de prisión de cuatro a ocho años, si produjeran cualquier otra lesión distinta de las señaladas en los numerales 2.º y 3.º de este apartado.

2. En todos los casos se impondrá además la pena de inhabilitación especial para profesión u oficio educativos, en el ámbito docente, deportivo y de tiempo libre, por un tiempo superior entre tres y cinco años al de la duración de la pena de privación de libertad impuesta en su caso en la sentencia, atendiendo proporcionalmente a la gravedad del delito y a las circunstancias que concurran en el delincuente.»

 

Doscientos cincuenta y siete. Se modifican los numerales 1.º y 6.º del apartado 2 y se añade un apartado 3 en el artículo 607 bis, que quedan redactados como sigue:

«1.º Con la pena de prisión permanente revisable si causaran la muerte de alguna persona.»

«6.º Con la pena de prisión de doce a quince años la desaparición forzada de personas. Se entenderá por desaparición forzada la aprehensión, detención o el secuestro o cualquier otra forma de privación de libertad que sean obra de agentes del Estado o por personas o grupos de personas que actúan con la autorización, el apoyo o la aquiescencia del Estado, seguida de la negativa a reconocer dicha privación de libertad o del ocultamiento de la suerte o el paradero de la persona desaparecida, sustrayéndola de la protección de la ley.»

«3. En todos los casos previstos en el apartado anterior se impondrá además la pena de inhabilitación especial para profesión u oficio educativos, en el ámbito docente, deportivo y de tiempo libre, por un tiempo superior entre tres y cinco años al de la duración de la pena de privación de libertad impuesta en su caso en la sentencia, atendiendo proporcionalmente a la gravedad del delito y a las circunstancias que concurran en el delincuente.»

 

¿Cuantas personas están cumpliendo PPR?

A PESAR DE QUE ESPAÑA SEA UNO DE LOS PAÍSES MÁS SEGUROS DEL MUNDO CUENTA CON UN GRAN NÚMERO DE PRESOS EN SUS CÁRCELES.

La tasa de encarcelamiento se encuentra en un 32% más que la media europea, lo que se debe, principalmente, a la duración de las condenas. Contamos con el doble de presos que países como Finlandia o Suecia y somos el tercer país en tasa de estancia en prisión, solo por detrás de Turquía y Rumanía.

El tiempo que pasa una persona en prisión en España es de media 18 meses mientras que en Europa 7, según un estudio de 2016 de la Red de Organizaciones Sociales del Entorno Penitenciario.

No obstante, este elevado número de presos no significa que haya aumentado la delincuencia en nuestro país. España presenta una de las tasas de criminalidad más bajas. En nuestro país se producen 0,85 homicidios voluntarios por cada 100.000 habitantes. Sin embargo, las condenas en España son más largas. En los países nórdicos, por ejemplo, se envía a más gente a prisión pero por menos tiempo.

No obstante, la población reclusa disminuye cada año. Desde 2009 ha descendido en un 19% el número de reos en España, según el último informe general de Instituciones Penitenciarias. En cifras absolutas contamos con 61.614 presos en nuestro país.

TIPOLOGÍA DE LOS PRESOS

Del total de presos, un 92% son hombres. Andalucía es la comunidad autónoma con más internos (14.432), seguida de Cataluña (8.844) y la Comunidad de Madrid (8.252).

En cuanto a la nacionalidad, los extranjeros corresponden un 26,5% frente al 73,5% de presos españoles. Los marroquíes son los extranjeros más numerosos (4.552), seguidos rumanos (2.052) y colombianos (1.835).

Los presos españoles que cumplen condena fuera de nuestras fronteras están encarcelados en países cercanos como Francia (188), Portugal (115), Alemania (97), Italia (96) y Marruecos (95), a excepción de Perú, que encabeza la lista con 243 internos españoles.

En cuanto al motivo del delito, un 35,3% del total de presos ha atentado contra el patrimonio y el orden socioeconómico y el 22,7% lo ha hecho contra la salud pública. Los demás motivos delictivos se encuentran a más distancia: los delitos relacionados con violencia de género suponen un 7,9% y los presos por homicidio y sus formas un 7,4%.

No he encontrado  muchos datos de presos que estén actualmente con prisión permanente revisable.

El primer preso del que se conoce que está ya en la cárcel a buen recaudo por este motivo, es el siguiente “angelito” local.

David Oubel culpable de los asesinatos de sus hijas Amaia, de 4 años, y Candela, de 9, el 31 de julio de hace dos años.

De este modo, el parricida de Moraña se convierte en el primer español condenado a la pena de prisión permanente revisable, que fue introducida en el Código Penal en la reforma que entró en vigor el 1 de julio del 2015. Esto es, apenas unas semanas antes de que consumara el doble crimen. En un hecho sin precedentes en la Audiencia de Pontevedra, un acusado por asesinato fue condenado en la misma sala de vistas in voce por la presidenta del tribunal.

.El fiscal no ha podido contener las lágrimas durante su intervención en el juicio cuando se leía la sentencia.

Fue tan terrible que el fiscal no pudo contener las lágrimas en la Sala.

El abogado de la acusación estaba también muy entristecido como no es para menos, en cambio a la Magistrada creo que le quedaron ganas de ejecutarle allí mismo. Por lo menos le envió a la cárcel directamente y sin supositorios. Imagino que si es madre de familia es algo tan horroroso lo que tuvo que escuchar que si se pone en el lugar de la madre creo que tendría mucha, mucha rabia, lo que me parece muy bien porque la hace humana y la justicia necesita también ser humana tanto en la condena de los monstruos, como en la liberación de los casos límites.

Visto que la primera condena fue en julio de 2017, no creo que haya muchas más de cinco salvajes asesinos con prisión permanente revisable. No entiendo para que se preocupa la sociedad de un conjunto tan definido de monstruos, que hasta sus aislamiento en una isla lejana durante 60 años estaría justificado.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s