Comunicado del Consejo General del Poder Judicial ante las declaraciones de Rogelio Torrente (Roger Torrent en catalán).

Así se trabaja y gana los votos el nuevo Torrente catalán. Les tiende la colada a las vecinas de su portal. Esperemos que la cosa quede ahí y no vaya a más…………………

 

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial, reunida hoy en sesión extraordinaria, ha aprobado la siguiente declaración:

“Ante las manifestaciones vertidas por el Presidente del Parlamento catalán, (Rogelio Torrente), con ocasión de la entrega de diplomas celebrada en el Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona, la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial quiere manifestar lo siguiente:

1. Es un deber de este Consejo apelar a la responsabilidad y al respeto institucional en un Estado de Derecho. Las manifestaciones realizadas en un ámbito institucional por quien ostenta la representación de un Parlamento autonómico nos obligan a recordar a las instituciones y a la sociedad, que el Poder Judicial actúa siempre desde la más absoluta independencia, siendo ésta una salvaguarda que a todos nos concierne respetar y defender.

Al CGPJ, como órgano de gobierno de los jueces, no le compete hacer valoraciones políticas, pero sí defender los valores que conforman el Estado de Derecho. En un Estado Social y Democrático de Derecho como el nuestro, al margen de la Ley y del Derecho no hay libertad ni democracia. Los jueces y magistrados en España cumplen con su misión constitucional de garantizar el imperio de la Ley y el respeto al Estado de Derecho.

 

2.- Las situaciones de prisión provisional que se dan en los procedimientos seguidos en los Tribunales españoles, lo son como consecuencia de decisiones judiciales motivadas y adoptadas en el curso de un proceso con todas las garantías, y en el ejercicio legítimo de la función jurisdiccional; se sustentan exclusivamente en la Ley y no en mandatos ajenos a ésta, fruto de la estricta separación de poderes que descansa en la independencia del poder judicial.

Reiteramos que afirmar la existencia de presos políticos, y en especial por un representante institucional, es una descalificación muy grave de la función judicial, que trasciende al propio Poder Judicial, atacando frontalmente a nuestro modelo de convivencia basado en el respeto a la Ley”.

CONSIDERACIONES. EN ESA REUNIÓN HUBO JUECES (QUE NO PUEDEN DENUNCIAR), PERO TAMBIÉN EXISTÍAN FISCALES QUE SI PODÍAN Y TENÍAN LA OBLIGACIÓN PROFESIONAL Y LEGAL DE DENUNCIAR Y ABOGADOS A LOS QUE POR OBLIGACIÓN E IMPERATIVO DE LA L.E. CRIMINAL TIENEN LA OBLIGACIÓN DE DENUNCIAR LA REALIZACIÓN DE CUALQUIER POSIBLE DELITO. ESAS DECLARACIONES PUDIERAN SER CONSIDERADAS COMO DELITO DE CALUMNIAS O AL MENOS DE INJURIAS Y DEBIERAN HABER SIDO DENUNCIADAS. ES EVIDENTE QUE LAS CALUMNIAS SERÍAN PARA DEFENDER EL HONOR DE LOS MAGISTRADOS CALUMNIADOS O INJURIADOS Y, EN ESE CASO, LOS MISMOS TENDRÍAN QUE DENUNCIAR PERSONALMENTE Y LUEGO IR A UN ACTO DE CONCILIACIÓN. PERO DEBIERAN HABERLO HECHO PORQUE YA ESTÁ BIEN QUE TENGAMOS QUE SOPORTAR A ESTOS IMPRESENTABLES ATACANDO A NUESTROS MEJORES MAGISTRADOS (RECUERDEN QUE TODOS LOS MIEMBROS DE LOS TRIBUNALES SUPREMOS, AUDIENCIA NACIONAL, TRIBUNALES SUPERIORES DE JUSTICIA Y AUDIENCIAS PROVINCIALES SON MAGISTRADOS Y LOS DEMÁS PUEDEN SER JUECES O MAGISTRADOS SEGÚN LOS CASOS). EN TODO CASO UN LETRADO PUEDE PONER EN CONOCIMIENTO DEL TRIBUNAL COMPETENTE LOS HECHOS PRESUNTAMENTE CONSTITUTIVOS DE DELITO Y, EL MISMO, SI CONSIDERA QUE EXISTEN INDICIOS DE DELITO TIENE OBLIGACIÓN DE COMUNICÁRSELO AL PERJUDICADO Y, SI EL QUIERE, OFRECERLE LAS ACCIONES PENALES. EVIDENTEMENTE EL LETRADO SERÍA INVITADO A ABANDONAR EL PROCEDIMIENTO PORQUE NO LE CORRESPONDE, Y NO PUEDE EJERCER LA ACCIÓN POPULAR EN ESTOS DELITOS, PERO EL HA CUMPLIDO CON SU DEBER Y PUNTO. SU DEBER COMO EL DE TODO CIUDADANO ES PONER EN CONOCIMIENTO DE LAS AUTORIDADES O DE LOS TRIBUNALES CUALQUIER PRESUNTO DELITO Y ESO DEBIÉRAMOS TENERLO TODOS EN CUENTA QUE MEJOR NOS IRÍA.

One comment

  1. El artículo está bien y, es ciertamente de sentido común. Pero, en la problemática anti-española ( llámese a todo aquel que mantiene políticas contrarias y de rechazo a todo lo que represente la nación o su -científica, valga la redundancia, para su término correcto- Historia de España ) aparece gente que intentará aprovechar malintencionadamente supuestos que no se han perfeccionado ( que son consabidos y no vamos a exponer en un breve comentario ) sobre adaptar mejor o separar prudéntemente los poderes del ámbito de La Justicia en según qué casos menores y específicos, acaso simbólicos. Por ello, como decimos, alguien rebuscará en estos aspectos para intentar provocar aún más todo tipo de situaciones anómalas. Estos aspectos son atípicos, sin duda, ya que se sobreentiende que debe de haber una compostura mantenida por el que representa a él o a otros tantos.

    Aunque los magistrados, no todo el mundo que consigue llegar a una determinada escala profesional o excelencia, conocen estos asuntos interrelacionados entre política y el mundo de la Justicia, siempre es bueno recordar que para ser magistrado son necesarios una infinidad de requisitos [ y sufrimiento o sacrificio* ] todavía más al ser designado una referencia máxima de La Justicia, pero…, en cambio, otros que se hacen llamar también -señorías- no están ( tan ) preparados en iguales requisitos para conseguir llamarse así, de esa manera excesivamente generosa o considerada, en el mundo de la política para lo que se conoce como : señoría.

    El tratamiento -ya desvirtuado en sí- para con el término señoría debe de ser de máximo respeto ( o si se quiere absoluto y recíproco ) pues así se consignare en su tiempo con sus puñetas. So capa de que en el mismo llevaban capas y, fueron prohibidas por el rey ; pues otros que decían llamarse caballeros, y jueces asimismo, hacían mal uso de ellas para su seguridad.

    Un recordatorio legal siempre es algo beneficioso para la sociedad -porque ya el que lo crea y ofrece-, en tanto en cuanto, alguien estima un motivo de buena fe : prevención. Es decir, que, en determinados asuntos no está de más recordar a los políticos que estos se deben -ANTE TODO- a : La Ley. Sin ésta premisa vital para un sistema democrático que dice o presume de ser avanzado* toda acción apresurada que se realice fuera de tiempo y formas hace que gente especializada y experta en Derecho* tenga que efectuar esta maniobra preventiva no sólo al envalentonado sujeto de la política, que ha puesto en entredicho, mediáticamente, a algo u alguien, sino a toda persona que, lamentablemente, pueda éste embaucar. Por lo que la extraordinaria misiva -ya hemos dicho que preventiva- es doblemente beneficiosa y, que, nunca está de más.

    La Ley no está para gustar más o menos, sino para cumplirse, después los legisladores la rectificarán o modificarán pero hasta entonces sigue vigente y como tal no menos que debe de respetarse, evidentemente.

    Alguien puede decir que es contrario a este pensamiento lógico, sírvase entonces del campo político para alcanzar su meta, si no fuere así todo se entendería como una mera protesta fuera de lugar o que no ha lugar. En España, ha habido algunos casos que SÍ se podrían considerar con tal término : ¨ presos políticos ¨ ( o su singular ), como es el famoso del catedrático y revisionista de don Pedro Varela ( siendo, parece ser, el acusador un incansable simpatizante del independentismo en la preciosa región de Cataluña ) no menos que pequeño empresario y otros algo más viscerales y con menos costuras de Blanquerna, que gracias a Dios parecen que han tomado un rumbo más sensato para la situación real de lo hechos y de España. Exceptuando estos ejemplos y, como refieren, por gracia y por mucho tiempo, mis vivas guías directas o progenitores ; en España : no hay presos políticos. Habrá de todo, pero no presos políticos, en todo caso habrá : políticos presos y, algo muy grave ha tenido que ocurrir para que se consigne de tal manera. El sentido de las palabras y su ubicación ( ya referido en el desarrollo del comentario ) es muy importante, aunque parezca lo contario o algo banal para el interesado en política según sus inadecuadas y populistas maneras de determinados sujetos.

    Por lo demás, nada más que añadir, pues si lo han dicho sabios en Derecho* por algo será, pues ¨ más prudentes lo serán por vida que por hablar ¨.

    Muy bien.

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.