caso Palau. Fiscal: “Sr. Millet y eso de subir del 3 al 4% la mordida era por el incremento de la vida”. Respuesta. “No, es que eran insaciables (en el trinque)”

 

 

 

 

 

La sentencia ha confirmado lo que en Catalunya era un secreto a voces: que Convergència se financiaba a través de comisiones a cambio de obra pública. El fallo otorga plena credibilidad a lo que el fiscal Emilio Sánchez Ulled definió como un “cañería” de mordidas de Ferrovial a CDC a través del Palau, que no era del popular 3%, sino del 4%. Lo describió gráficamente Jordi Montull durante el juicio:“Primero era el 3% pero luego fue el 4% porque Convergència quería más dinero”.

La trama, describe la sentencia, funcionó del siguiente modo entre 1999 y 2009: primero Ferrovial y CDC pactaban “anualmente y por anticipado” el importe del total de obra pública que se adjudicaría a la constructora desde la Generalitat o ayuntamientos de CiU. A cambio, el partido recibía el 4%. Para llevar a cabo el cobro, Fèlix Millet y Jordi Montull idearon la creación de un ciclo de conciertos, conocido como “Palau-100”, patrocinado por Ferrovial pero cuyo único objetivo era enmascarar las mordidas.

La comisión que Ferrovial y CDC pactaron era del 4% del importe del total de las adjudicaciones obtenidas, confirma la sentencia. Esta cantidad se la repartían entre CDC (2,5%) y Fèlix Millet y Jordi Montull, que se quedaban un 1,5% como intermediarios. De este porcentaje, un 80% se lo quedaba Millet y un 20% Montull.

Según la sentencia, Osàcar, Torrent y los dirigentes que no han sido identificados fueron “la clave de bóveda en CDC que permitía el funcionamiento del entramado de cobro de comisiones a cambio de obra pública”. En la época de los hechos (1999-2009) el secretario general de CDC era Artur Mas, que siempre ha negado tener conocimiento de cómo se financiaba el partido y ha puesto la mano en el fuego por Osàcar, ahora condenado. Dimitió como presidente del PDeCAT la semana pasada.

Los dirigentes de Ferrovial no han podido ser condenados porque los casos estaban prescritos. Aquí se comprueba que dada la lentitud de la justicia en España, las prescripciones debieran tener el doble de tiempo. Es bueno esta extensión de las prescripciones, porque aunque no sean detenidos por sentencia, al menos van a disfrutar de los bienes con más intranquilidad y con un poco de suerte les puede dar un infarto de miedo a ser detenidos pues así de cobardes y ladrones son los separatistas.

El de la silla de ruedas y el otro viejo (MIllet y Montull – siempre apellidos catalufones de pura cepa) se gastaron cada uno más de 2 millones en obras en sus casas. Lo que se desea es que no puedan salir de la cárcel para disfrutarlas y que les embarguen su casa de ladrones que tienen.

Cataluña nos roba españoles y solo debemos hacer una cosa: no comprar un producto catalufón, no dar un viaje a Cataluña, no comprar un servvicio a Cataluña y cuando vayamos por Cataluña quedémonos con la mayoría de bienes de estos sinvergüenzas pues antes nos los han robado a todos los buenos españoles incluidos los que viven dentro de Catalufonia tierra de ladrones y de espetec o chorizo catalufón.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s