Por fin un poco de justicia en España. Se piden cinco años de cárcel para la secuestradora Juana Rivas.

2018-01-11-no-llames-al-016.png

Sinceramente no voy a dormir ni una noche bien hasta que esta delincuente y sus mentoras vayan a la cárcel o al garrote vil, que también lo segundo se lo merecen.

Juana Rivas se estuvo cachondeando de la ley durante meses, secuestró a un padre sus hijos y todo un coro de mamonas feminazis la apoyaron. El pobre señor estuvo desquiciado todo este tiempo pensando que una asesina había acabado con sus hijos por venganza igual que ha ocurrido con otras mujeres y al final se devolvieron a los hijos sanos y salvos, pero no cuando decía la ley, sino cuando a la Juana se salió de sus partes genitales.

“La Fiscalía Provincial de Granada reclama una pena de cinco años de prisión para Juana Rivas por el secuestro durante más de quince días de sus hijos, de 11 y 5 años de edad, el pasado verano, cuando se mantuvo desaparecida casi un mes e impidió la entrega de los dos menores al padre, el italiano Francesco Arcuri, a lo que estaba obligada por sentencia judicial.”

Claro si hubiese sido un varón en vez de una mujer, este señor estaría en la cárcel como está pasando con el pobre guardia municipal de Valencia que defendió como las fieras el derecho natural a que no le separaran de sus hijos. Este como es hombre es un malvado, cuando no hizo daño a nadie mientras que no pretendieron arrancarle sus hijos y, a los mismos, les trato con toda la solicitud y amor de un buen padre de familia.

Malditos políticos que habéis hecho y mantenido la sionista ley de violencia de género que destruye a la nación española y a sus más íntimas convicciones. deberías ser acusados de crímenes de lesa patria y ser echados todos por la montaña más alta de España (Teide) al mar en donde previamente se debiera haber cebado de maravillosos tiburones blancos. Mientras los padres (hombres) no tengan la patria postestad de sus hogares y sean cabezas de familia, España no volverá a ser una gran nación. No entiende nadie que al varón le importa una m XX tener hijos si no es el amo y señor de su casa. Pues bien, si no vuelve a serlo, españolas ya os podéis ir buscando un negro que os j XX  para tener hijos o la inseminación artificial porque al eliminar el derecho natural llegaréis a esto. Sed esclavas de vuestros jefes y que ellos decidan como y cuando se acuestan con vosotras por un poco más de salario y si no que os muráis de hambres porque ya vendrá Pepa “tres vaginas” a sustituiros. Antes eráis las AMAS DE VUESTRA CASA, el trabajo más digno que puede existir para una mujer, ahora sois las esclavas de un trabajo por un salario en donde tendréis que veros sometidas a las mas viles sevícias para sobrevivir. Pero, ¿no queríais tanta igualdad? ¡Pues ahora la bailáis vosotras solitas!. El ser tonto del culo no exime de vivir con muy mala calidad de vida por no haber sabido elegir y haber seguido las voces de malas sirenas del feminismo radical. Yo que vosotras, cada vez que hable una de estas feminazis las echaría de boca al cubo de la basura y las pondría un bozal. Vuestro corazón os dice que lo mejor tanto para hombre, como para mujer como para los hijos es que la familia sea un profundo lago de paz y que todos aquellos que vengan, ni tan siquiera a tocar a la familia sean exterminados. Que cuando un hombre o una mujer casado y con hijos se quiera divorciar, se tiene que poner toda una serie de sicólogos y apoyos de todo tipo incluidos económicos para que no se produzca la separación por lo menos hasta que los hijos no tengan 18 años. Que si un periódico o una televisión habla mal de los hombres o de las mujeres en general debe ser cerrado sin miramientos y sus miembros enviados a la cárcel por muchos años y todos sus números secuestrados y sus cintas destruidas. Que la familia es intocable. Que todo libro escrito para vilipendiar a hombres o a mujeres debe ser quemado en todas las plazas públicas de todos los pueblos de España, porque la familia es lo más sagrado que existe, que si un pensador piensa contra la familia se le debe exterminar si es español e impedir su acceso a España si es extranjero y que si una película de los medios podridos sionistas de norteamérica habla de divorcios, abortos, desviaciones sexuales, etc, etc, debe ser impedido su visionado por cualquier medio y, finalmente, cualquier web o medio que pueda entrar en España y que hable mal de la familia, debe ser destruido desde España o impedido su acceso por contrario a la sacralidad de la familia y si no se hace esto nos va a crecer el pelo.

Juana Rivas fue una lista cuya vida y trabajo en el feminismo radical está registrado en la prensa desde años antes. Es decir que vivía del cuento además de vivir de su marido y del Estado como toda buena feminista radical de tercera generación marxista y vividora.

Veamos lo que sigue diciendo el Fiscal de ella:

Para la Fiscalía, Juana Rivas actuó “con ilícito ánimo de incumplir” las resoluciones judiciales que dictaron la entrega de los menores a su padre “cuando permaneció oculta con sus hijos en un lugar indeterminado sin facilitar su paradero y a sabiendas de la obligación que pesaba sobre ella de restituirlos”.

Siempre estamos con las neopalabras hasta para el fiscal. Esto señor fiscal se llama SECUESTRO por mas que usted ahora nos quiera contar otro cuento y debiera pedir muchos más años de cárcel como bien sabe usted.

El escrito de acusación remitido al Juzgado de Instrucción número 2 de Granada, que instruye el caso, acusa a Juana Rivas por dos delitos de sustracción menores que suponen una pena de dos años y medio de prisión por cada uno de ellos, lo que significaría una condena a cinco años de cárcel. La Fiscalía añade una petición de inhabilitación especial para ejercer el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la pena y la inhabilitación especial para ejercer el derecho de patria potestad por un plazo de seis años, además del pago de las costas.

Como de costumbre los fiscales comedidos con la mujer. Si hubiese sido un hombre la inhabilitación que pediría sería absoluta violando el artículo 14 de la C.E. que impide la discriminación por razón de sexo.

Pero claro ahora la discriminación se envuelve con la neopalabra “discriminación positiva”. Es decir que las mujeres pueden hacer lo que les sale de la `punta del chichi” desde que lo deciden los malditos políticos que nos mandan y para los que reitero la petición de pena de exterminio absoluto.

Pues no, Doña Juana, usted es muy mala persona y debiera ir a la cárcel por lo menos 15 años, ya digo que por lo menos, porque usted es una presunta delincuente reincidente según dicen sus actuaciones continuamente delincuenciales:

Tres resoluciones judiciales ignoradas

Así, la primera resolución de restitución de los menores fue dictada el 14 de diciembre de 2016 por el Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada a demanda de la Abogacía del Estado por sustracción internacional del menor. Posteriormente, el 21 de abril 2017 la Sección Quinta de la Audiencia Provincial y el 11 de julio por el Juzgado de Primera Instancia 3 reiteraron en una providencia la entrega de los hijos el 24 de julio y, finalmente el 9 de agosto, cuando Juana Rivas no había comparecido y se mantenía en paradero desconocido con los menores, se volvió a pronunciar en el mismo sentido de restitución de los menores la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Granada. Finalmente, el 28 de agosto de 2017 fueron entregados los menores en dependencias de la Guardia Civil. Es decir realizó dos secuestros en toda regla por más de quince días.

Para la Fiscalía Juana Rivas actuó de forma “consciente” en contra las resoluciones judiciales que sucesivamente la obligaban a restituir a los menores a su padre, mientras sus representantes y asesores legales planteaban a la desesperada recursos ante los juzgados que trataban de paralizar la entrega. En esa estrategia, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Granada reiteró la falta de jurisdicción de la Justicia española para analizar hechos sucedidos en Italia y, en consecuencia, rechazó la reapertura de diligencias, lo que cerraba la puerta a a segunda denuncia de Juana Rivas contra su ex pareja por presuntos malos tratos que se habrían producido en la isla de Carloforte, donde residían con sus dos hijos.

La segunda denuncia fue presentada cuando Juana había regresado con sus hijos a España para pasar unas vacaciones y, pasado el tiempo fijado, se negó a regresar, momento en que denunció ante la Guardia Civil las agresiones.

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Granada, ante el que ratificó la denuncia había informado a Juana Rivas, ya el 20 de julio de 2016, de la falta de jurisdicción en España para investigar los hechos que, ocho días antes, había interpuesto ante la Guardia Civil. En su auto se señalaba la conveniencia de poner la denuncia en el lugar de residencia del presunto autor de los hechos y, aunque el escrito judicial indicaba que contra esa resolución cabía recurso de reforma, ni la Fiscalía ni los abogados de Juana lo plantearon.

La negativa de Juana a entregar a los hijos motivó una denuncia por sustracción internacional de menores que Arcuri interpuso contra ella. Para la titular del Juzgado de Violencia contra la Mujer, en el caso no se dan las situaciones previstas en la ley que regula la competencia internacional de los jueces y tribunales españoles respecto de hechos cometidos fuera del territorio español. A las pretensiones de Rivas se opusieron tanto la defensa de Arcuri como la Fiscalía.

Juana ha incumplido el código penal español (no el sueco, que parece que es el que propone el señor fiscal con sus dos años y medio)

Artículo 163.
1. El particular que encerrare o detuviere a otro, privándole de su libertad, será castigado con la pena de prisión de cuatro a seis años.

3. Se impondrá la pena de prisión de cinco a ocho años si el encierro o detención ha durado más de quince días

  165   Las penas de los artículos anteriores se impondrán en su mitad superior, en los respectivos casos, si la detención ilegal o secuestro se ha ejecutado con simulación de autoridad o función pública, o la víctima fuere menor de edad o incapaz o funcionario público en el ejercicio de sus funciones.

 

Muy clarito, con la ley en la mano, este secuestro de menores por más de quince días debiera ser penado con 13 a 16 años (pues son dos delitos). Pero claro es una mujer aunque muy mala y reiterativa en la intención de delinquir. Es decir, cada vez lo tenemos más claro los españoles varones. El código penal español vulnera todas las legalidades y es un código penal de autor y no solo de autor sino imperativo contra la maldad de los hombres que deben ser exterminados de la tierra. Esperemos que los fiscales hombres vayan los primeros según esta idea imperante en el derecho penal español.

 

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s