CASO DE LUCIA VIVAR. parte primera. OTRA NIÑA ASESINADA Y SIN QUE SE SEPA QUIEN LO HIZO.

 

 

En primer lugar se pone el mejor vídeo que he encontrado en Internet.

La hora que empezó a andar fue sobre las once de la noche.

Hechos. La niña no tenía los píes estropeados, ni se había caído, ni se había rozado. Cuatro kilómetros y medio de total oscuridad, con un terreno peligroso, sin luna, con ladridos de perros, con terraplenes de 10 metros. Existen dos salidas con luz a donde hubiera ido la niña.

Un dato muy importante: La niña no abandonaba nunca el chupete y el chupete se lo dejó en la estación. Por tanto la cogieron a la fuerza y en la estación. Pudiera ser posible que alguien estuviera vigilando a los niños y tuviera preparado una anestesia rápida y llevársela.

Se ve a una niña corriendo por el tren a gran velocidad, pero su propia agilidad nos indica que no puede ser una niña de tres años como Lucía que todavía debía ser un poco patito por su edad.

La data de la muerte, mediante el método estandar, establece que la muerte se produje 3 a cinco horas antes del supuesto golpe por el tren. Puede que fuese entre las 12 y las 3 horas. La data media es la de 01,30 horas.

Las livideces cadavéricas de muertes traumáticas son inexistentes cuando se pierde muere exanginado (con pérdida total de sangre). Lo más probable es que fuera golpeada y se desangrara hasta que murio.

 

Don Luis Frontela remata la autopsia con datos científicos.

El estómago de la niña estaba lleno. La niña pudo morir en la primera media hora o porque recibió un glope en la cabeza y en esos casos se paraliza la digestión.

La niña había perdido la sangre completamente y no había livideces cadavéricas. Después de recibir el primer golpe en la cabeza que tiene cuagulos de sangre en la cabeza y el segundo golpe fue cuando paso el tren.

En el primer golpe estaba viva la niña y en el segundo la niña estaba muerta. Pudo matarla alguien por odio.

Se deben repetir si ha existido tocamientos o violación hasta el límite.

La muerte es homicida porque recibe un primer golpe y se empieza a desangrar quedando inconsciente. Se desangran y después la trasladan donde el el tren le dio el golpe. La niña estaba encima de unas piedras donde la cabeza queda un poco más elevada y le golpea el tren.

Aparece un bote de cloroformo. Se debieran haber analizado las vísceras para comprobar si existían volátiles.

 

 

Deben buscar entre la gente que se movió esa noche por allí que estaba a la caza. Entre el grupo de personas y en los aledaños existía un predador.

One comment

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s