El dueño del bar ‘El Galliner’ de Calella que vetó la entrada a miembros de Policía Nacional y Guardia Civil denuncia una campaña de desprestigio a través de las redes a su local

DLcVrtKWAAAncb

Esta especie de simio primate u homínido de baja calidad que ven ustedes es el que ha escrito el texto del odio.

 

 

El bar ‘El Galliner’, situado en Calella, se ha hecho famoso en redes sociales por su veto a Policía y Guardia Civil. El dueño posaba presumiendo de no servir a fuerzas de seguridad que no fueran autonómicas, lo que ha provocado la reacción y críticas de muchos.

Calella se ha convertido en uno de los focos de mayor conflicto en Cataluña por la presencia de Policía Nacional y Guardia Civil. A las presiones y amenazas independentistas y la expulsión de los hoteles de muchos de los agentes que se alojaban en esta localidad, ahora se une el veto de un conocido bar del lugar.

Situado en el carrer de l’Esglesia 275, ‘El Galliner’ se ha convertido en un ejemplo más del odio que está generando el proceso independentista. Su dueño que sin considerar las consecuencias que este comentario iba a traerle, posaba orgulloso junto a la pizarra que han colocado en el exterior del local, en el que dejan muy claro que no admiten a Policía Nacional ni a Guardia Civil.

No servimos a las fuerzas del orden público no autonómicas. Tampoco queremos sus servicios. Gracias”, reza el cartel junto al que posa en redes sociales orgulloso el dueño del bar.

Un mensaje que conlleva un veto que es ilegal, pues el derecho de admisión está limitado en España para, precisamente, evitar delitos de odio como podría ser el caso, ya que la orden de no atender a Policía y Guardia Civil no atiende a razones contempladas en el reglamento.

La foto ha provocado todo tipo de críticas. La mayoría, además, ha intentado promover un boicot contra el bar e, incluso, en portales Forocoches se han dedicado a dejar comentarios negativos en su página de FacebooK, o en páginas como Trip Avidsor y otras similares los comentarios se han sucedido.

Sin pensar en las consecuencias que tendría esta acción promoviendo al boicot a policias nacionales y guardias civiles, lo que podría ser considerado un delito de odio, y que la campaña comenzó el mismo día en que publicaba la foto en la que posaba orgulloso junto al cartel, el propietario de ‘El Galliner’, ha denunciado ya a los Mossos esta campaña.

COMENTARIO. Solo hay que ver de la suciedad de sus zapatillas que nadie debe entrar en el bar si no quiere morir de cualquier diarrea terrible.

En cuanto a los servicios que te pueden dar las fuerzas del orden españolas van a ser aún si que los quieras y verás que bien servido vas a estar en cuanto hagas algo malo, lo que con esa cara de presunto delincuente será muy fácil que ocurra.

Esperemos que alguien te denuncie por delito de odio y que alguna inspección cierre tu local porque seguro que va a encontrar mucha basura por como se le ve al dueño.

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s