Manuela Lorenzo, ¿otra víctima de El Chicle? El hijo de otra desaparecida de Rianxo, acusa

El lugar donde Manuela desapareció se encuentra a cinco minutos de la casa de El Chicle, dentro de su radio de acción.

MANUELA LORENZO

https://www.elespanol.com/reportajes/20180101/manuela-victima-chicle-hijo-desaparecida-rianxo-acusa/273722932_0.html y otros muchos.

 

“Lela” salió de casa sin documentos ni dinero	cedida

“lela” salió de su casa sin documentos y sin dinero, no tenía movilidad y era mayor. Un accidente con desaparición de pruebas o un asesinato de un depredador las mejores posibilidades. Se tendría que saber más de ella para descartar suicidio, pero dado el encono con el que la busca la familia pararece muy difícil este punto y más siendo católica. La buscaron todos los vvecinos, la Guardia Civil y un helicóptero durante cuatro días, lo cual parece descartar una caida accidental porque hubiese sido descubierto.

 

Para mi, y creo que para todos, un desaparecido es igual que otro, unos de pueden dar más pena que otros por su edad, por su vida, por su situación, pero el hecho es que el miedo, la tristeza, la desesperación que vive la familia es el mismo y el miedo y la desesperación que sufre el secuestrado es el mismo. Les relato esta historia y pongo el enlace.

En este caso es que el hijo me da mucha pena porque quería a su madre, porque la necesitaba, porque su madre estaba impedida, porque no tiene dinero ni conocimientos ni amigos como otros, pero dentro de las diferencias paso a relatarles el caso.

“-Hola buenas. ¿Tú eres periodista?

-Sí, ¿por qué?

-Porque quería contarte una cosa. Quería contarte por qué estoy aquí.

-¿Por qué?

-Porque quiero justicia para mi madre.

La madre de José Manuel tenía 70 años y vivía en la parroquia de Boimazáns, en el ayuntamiento de Boiro. De un día para otro, desapareció sin dejar rastro. Salió a dar un paseo y nunca la volvieron a ver. “Fue un año antes de que desapareciese Diana Quer”, relata su hijo. La casa de la madre de José Manuel se encuentra a apenas siete minutos, unos tres kilómetros de distancia del puente de Taragoña. Allí El Chicle arrojó el móvil de Diana Quer cuando volvía de A Pobra do Caramiñal con ella en el coche la noche del 22 de agosto de 2016.

José Manuel madrugó en la mañana del último día del año para ir hasta el almacén donde apareció Diana Quer. Sospecha que El Chicle también está detrás de la desaparición de su madre en julio de 2015.

José Manuel madrugó en la mañana del último día del año para ir hasta el almacén donde apareció Diana Quer. Sospecha que El Chicle también está detrás de la desaparición de su madre en julio de 2015.B.C.

Todo se mueve en un radio de acción muy reducido, una especie de triángulo entre Pobra do Caramiñal, Boiro y Rianxo. En esos tres escenarios han tenido lugar los principales sucesos de la cronología del caso Diana Quer a lo largo del último año y medio. La casa de la madre de José Manuel también se encuentra muy cerca del centro de Boiro, donde el pasado lunes, día de Navidad, Abuín Gey trató de raptar a punta de cuchillo a otra joven.

Ahora, José Manuel quiere saber si El Chicle está también detrás de la desaparición de su madre. Y la UCO, ya investiga los hechos.

Por otro lado en 2016 y en La VOZ DE GALICIA se estableció el siguiente indicio que es para preocuparse:

Las batidas, desde aquel 25 de julio del 2015, se sucedieron en un radio de acción amplio que tenía como epicentro la casa de Manuela. Los agentes de la Guardia Civil, tanto los del puesto de Boiro, como de la compañía de Noia, como otros especializados en la búsqueda de personas y acompañados de perros adiestrados, no encontraron nada. Ni la más mínima prueba que permita dar una explicación al triste final que, en el mejor de los casos, se presupone para ella. Los vecinos, que conocen el entorno como nadie, también se cansaron de buscar durante los fines de semana posteriores, pero sin resultado. Ni tan siquiera el mal olor que genera un cuerpo cuando entra en fase de descomposición.

Varias posibilidades

La falta de argumentos no permite apuntalar la teoría del accidente como la causa de la tragedia. Por eso, la familia, a través de un hijo de Manuela Lorenzo, reconoce que «a estas alturas creemos que alguien le tuvo que hacer daño y que debería investigarse a posibles sospechosos. Nosotros ofrecimos varias posibilidades aunque no tenemos constancia de que se hayan investigado en profundidad». La familia, entre otras líneas de investigación propuestas, desveló que en los días previos a la desaparición de Manuela había un coche que circulaba por las carreteras próximas a Boimazán que, según las mismas fuentes familiares, seguía a personas de avanzada edad que salían a pasear. Sabemos que “el chicle” salía de caza con el vehículo de su mujer, un alfa romeo, por lo que ahora es el momento en que dichas personas comprueben si reconocen dicho vehículo.

“Como si la hubiera abducido un ovni”

“Cuando escuché la noticia esta mañana, automáticamente pensé en Manuela, José. Te lo juro, carallo. Te lo juro que lo pensé”. “Yo también. Se lo dije a mi marido esta mañana. José Manuel tiene que enterarse de esto”. Rodeado de los suyos, José Manuel explica la historia que le ha llevado hasta allí. El frío y el agua que cae a jarros no importa a quienes presencian cómo la Guardia Civil, la Policía Local, los GEAS (Grupo Especial de Actividades Subacuáticas) y los bomberos de Rianxo extraen el cadáver de Diana Quer del pozo en al que El Chicle la arrojó hace un año y medio.

Todos están pendientes del cuerpo de la joven. Solo José Manuel apenas dirige alguna mirada hacia el almacén. Solo le interesa hablar con los vecinos y algún periodista. Por lo demás, está como ausente. Cuando Adolfo Muiños, el alcalde de Rianxo, llega a la zona, José Manuel se le acerca a saludarle en cuanto este se baja del coche. Luego se dirige a varios policías, a quienes les recuerda el caso. Estoy convencido, cómo lo veis, tiene que ser él, les dice. José Manuel solo tiene la cabeza en lo que le ocurrió a su madre. “Tuvo que ser él. Es que tuvo que ser él”. Hace dos años y medio que la vida se le congeló cuando vio a Manuela por última vez, ese mismo día, antes de que desapareciera.

-Fue como si la hubiera abducido un ovni.

Manuela vestía zapatillas y ropa de andar por casa. Se apoyaba en su viejo bastón cuando salió a andar como hacía muchas otras tardes. Era 25 de julio de 2015. Día de Santiago de Compostela y Día de Galicia.

La mujer salió de la casa en la zona de Bealo y nunca se volvió a saber nada de ella. No quedó ningún rastro. No hubo testigos. Sus vecinos no supieron nada. Fue cuando una mujer advirtió que la bolsa del pan que el panadero le solía dejar cada mañana colgada de la puerta de casa todavía estaba allí. Manuela no lo había metido para dentro de la casa. Ese detalle inquietó a la vecina, que automáticamente avisó a la Guardia Civil que ya comenzó a investigar el caso. Y así hasta hoy.

El DNI y el bolso se le quedaron atrás a Manuela Lorenzo. Es de lo poco que queda de ella en su casa. Solo llevaba una pequeña cartera con las llaves del hogar. La mujer tenía problemas de movilidad, y por eso se manejaba con el bastón. Se revisó la zona del río, las fincas, las leiras, todo. Hasta el último rincón del territorio que abarca el municipio y los concellos aledaños.

Hubo batidas, operativos de búsqueda, concentraciones de vecinos… Pasaban los meses y seguía sin encontrarse nada. Fue como si se hubiera evaporado. En un mes, pese a los incontables operativos de búsqueda, no se pudo encontrar la más mínima pista, ni un resquicio por el que reconducir la investigación. No hubo un solo resultado.

Como si se la hubiera tragado la tierra

-Fíjate tú que coincidencia. ¿Sabes el mariscador que encontró el móvil de Diana Quer?

-Fuco, joder, Fuco – le responde un vecino a José Manuel.

-Ese, Fernando, que anda cogiendo almeja ahí debajo del puente de Taragoña. Bien, pues Fuco fue de los primeros que me ayudaron a buscar a mi madre cuando desapareció. Un tipo bueno bueno, que siempre me pregunta. Pues hoy también se acordó de esto.

Fue como si a Manuela se la tragase la tierra. La zona en la que se supone que desapareció es un lugar agreste, hacia dentro de la comarca de Barbanza, muy similar a los caminos estrechos y emboscados en los que se sitúan los escenarios de los sucesos que se han precipitado en los últimos días. José Manuel nunca ha perdido la esperanza.

Ahora, con la confesión de El Chicle, una puerta parece abrirse para José Manuel. Son varias las razones que avalan esta teoría. Una de ellas, el modus operandi. Después, la cercanía con la casa del asesino confeso de Diana Quer.

José Manuel pide que se investigue si el hombre que raptó y asesinó a Diana Quer es el mismo que el causante de la desaparición de su madre: El Chicle

 

La teoría oficial fue que la mujer se desorientó aquella noche. Que caminó varios kilómetros hasta acabar en algún sitio indeterminado. Otra de las hipótesis que se exhibieron fue la de que un vehículo la atropellase. Por esta zona, las carreteras cuentan con muchas curvas, son tortuosas y estrechas. Los árboles se tumban sobre el asfalto oscureciendo la visibilidad y achicando todavía más el espacio. De ese modo, alguien pudo llevársela por delante y luego llevar el cadáver en el turismo para ocultarlo.

“Mi madre no subía al coche con desconocidos. Eso no lo hacía ella ni loca”, comenta José Manuel. Una nueva posibilidad se abre ahora. Con la resolución del misterio de Diana Quer, 500 días después de su desaparición, quizás haya esperanza para la familia de este hombre. Para recuperar el rastro de su madre.

José Manuel removió cielo y tierra. Recorrió el monte, los ríos, la costa. Miraron incluso debajo del puente de Taragoña, donde al año siguiente apareció el teléfono de Diana Quer. Nunca hallaron una sola novedad. Él siempre sostuvo la misma teoría: alguien se llevó a su madre para siempre. “Ahora voy a pelear para que se sepa si fue él quien se la llevó”.

José Enrique Abuín Gey, alias 'El Chicle', principal sospechoso de la desaparición de Diana Quer.

José Enrique Abuín Gey, alias ‘El Chicle’, principal sospechoso de la desaparición de Diana Quer.

 

Que maldades habrá hecho este depredador en su vida. Violar presuntamente a la gemela de su mujer, intento de secuestro de otra mujer. Asesinato de Diana Quer, Fue el delator de toda la familia de mafiosos de la droga en la que trabajaba. Se dedica al robo de mariscos, al menudeo de droga y a todas las basurs que pueda haber. Es un ser que si no existiera nadie perdería absolutamente nada y la sociedad saldría beneficiada.

 

 

La parroquia de Boimazáns es donde desapareció Manuela el 25 de julio de 2015. La casa de El Chicle se encuentra a escasos minutos de distancia.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s