¿Tenemos ya al secuestrador y ………… de Diana Quer?.

Agentes de la Guardia Civil custodian la vivienda sita en Rianxo (A Coruña), del hombre que ha sido detenido por un intento de secuestro y agresión sexual en la localidad de Boiro hace unos días y que figura en la lista de sospechosos de la desaparición de Diana Quer- EFE

El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, ha confirmado hoy que el hombre detenido ayer en Boiro (A Coruña) y su mujer, también arrestada, están siendo investigados por la desaparición de la joven madrileña Diana Quer en A Pobra do Caramiñal en 2016.

Villanueva ha asistido hoy en Moaña (Pontevedra) a la inauguración de la ampliación del puente de Rande, en donde ha asegurado que J.E.A.G., con antecedentes, fue detenido “en principio” por un intento de agresión y robo a una mujer esta semana y que tanto él como su mujer, también detenida ayer, están siendo interrogados por la desaparición de la joven madrileña hace casi 500 días.

La mujer de ‘El Chicle’ cambia su versión y dice que no estuvo con él la noche que desapareció Diana Quer

Santiago Villanueva: “Los investigadores se han centrado al 99’9% en esta hipótesis” Foto: ROSA GONZÁLEZ | Vídeo: ATLAS

La mujer de José Enrique Abuín Gey, apodado el Chicle o el Lanchó, ha cambiado su versión y asegura ahora que no estuvo con su marido, el principal sospechoso de la desaparición de Diana Quer, la noche del 22 de agosto, cuando se perdió el rastro de la joven madrileña.

Rosario R. ha cambiado su versión durante el interrogatorio al que ha sido sometida por los agentes de la Guardia Civil en la Comandancia de Lonzas, en A Coruña, según han informado fuentes de la investigación a Europa Press.

El Chicle también ha prestado declaración ante los agentes después de su detención este viernes, pero las fuentes de la investigación señalan que lo que ha dicho no es de gran utilidad para avanzar en el caso.

José Enrique Abuín, detenido ayer, junto a su esposa.

De cualquier manera, los investigadores del caso han descartado ya el resto de las hipótesis con las que llevaban 16 meses trabajando en relación con la desaparición de la joven madrileña y se centran en estos momentos “al 99,9%” en una única línea de trabajo, que gira en torno al vecino de la localidad coruñesa de Rianxo de 41 años.

Así lo ha desvelado el delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, que ha confirmado que El Chicle era ya desde hace meses “el principal sospechoso” y en la actualidad está ya oficialmente investigado por la desaparición de Diana Quer el 22 de agosto de 2016 en su localidad de veraneo, A Pobra do Caramiñal.

El hombre fue detenido en la mañana de este viernes inicialmente en relación con el intento de secuestro de una joven en la localidad coruñesa de Boiro el pasado 25 de diciembre, en concreto, por los delitos de retención ilegal, intento de secuestro y robo. Pero inmediatamente se amplió la investigación y pasó a estar investigado -antigua figura del imputado- también por la desaparición de Diana Quer, sin concretar delito.

La investigación también se amplió hacia su mujer, que, en su caso, ya no está investigada por los dos casos, sino tan solo por el de Diana Quer. No ha trascendido el delito exacto que se le atribuye, pero fuentes de la investigación han indicado que se la considera encubridora de la desaparición de la joven de Pozuelo.

Con el sumario archivado judicialmente en abril y después de interrogar a 200 personas, comprobar centenares de matrículas y cruzarlas con otros tantos números de teléfono, fue el posicionamiento de un móvil, hasta ahora desvinculado del sospechoso, lo que hizo que comenzaran a encajar las piezas. La vinculación con el detenido de ese teléfono, hasta entonces sin usuario conocido, sirvió para señalar “ya con pruebas contundentes” a José Enrique Abuín Gey, alias El Chicle, según relatan fuentes de la investigación.

La reconstrucción del recorrido realizado por esa terminal de El Chicle en la madrugada del 22 de agosto de 2016 lo sitúa en A Pobra, el municipio donde se vio por última vez a Diana Quer, en un movimiento coincidente con la ruta que también marca el teléfono de la muchacha. Los investigadores buscan el Alfa Romeo que se supone conducía Abuín Gey aquella noche y que fue captado por una cámara de la autovía que recorre la comarca.

Pero es ese número de móvil que ha reactivado las investigaciones el que servirá, según la Guardia Civil, para desmontar la coartada que esgrimió El Chicle cuando fue interrogado por la desaparición de Diana Quer. En su día fue investigado como tantos otros conocedores de los bajos fondos de la comarca gallega de O Barbanza. Él había sido detenido en 2007 como miembro del clan de Os Fanchos, una tupida red de narcotraficantes erradicada entre A Pobra do Caramiñal y Vilagarcía de Arousa, según fuentes de la investigación. El Chicle, de 41 años, reside además en la parroquia de Taragoña, en Rianxo, el lugar donde se perdió el rastro del móvil de Diana Quer aquella madrugada del 22 de agosto de 2016. Y también la zona en la que un mariscador encontró el iPhone de la joven, meses después de su desaparición, sumergido en la ría.

Cuando se perdió el rastro de la joven, Abuín Gey trabajaba en una empresa de congelados junto a Rosario Rodríguez, quien ha sido su pareja durante unos 15 años y que también está detenida por su presunta implicación. Ambos se conocieron siendo ella una adolescente y quienes los han tratado aseguran que El Chicle la “tiene dominada”.

Tras ser detenido hace una década en la Operación Piñata por tráfico de cocaína, el principal sospechoso por la desaparición de Diana Quer estuvo dos años entre rejas, un historial que él no ocultaba entre sus conocidos. Allí aprendió el oficio de carpintero de barco que, tras abandonar la cárcel, le permitió trabajar en un astillero de Rianxo.

El Chicle siempre estuvo en el punto de mira de los agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO). Respondía al patrón de búsqueda inicial: personas de la comarca con antecedentes por agresiones sexuales y drogas. Él, que se anuncia en su perfil de una red social como “estudiado en la vida y en el trabajo diario”, aparte de trapichear con cocaína fue también denunciado por alguien de su entorno por una presunta agresión sexual. Pero fue la atribución de ese número de teléfono lo que ha terminado por incriminarle y ubicarle en el sitio y en la hora en la que dijo que no estaba.

Su detención, sin embargo, no estaba prevista para esta semana sino para más adelante, según admiten fuentes de la investigación. La denuncia de una joven en Boiro el día de Navidad, que describió a su asaltante —Abuín tiene unos prominentes dientes muy característicos— y contó que logró zafarse de él después de que tratase de robarle el teléfono móvil y empujarla hacia el maletero de su coche, precipitó toda la operación. Decenas de agentes de la UCO especializados en el caso desembarcaron en la comandancia de Boiro, desde la que se han estado dirigiendo las pesquisas de la investigación.

La chica evitó ser raptada el pasado lunes porque sus gritos alertaron a una pareja que caminaba por las inmediaciones y el asaltante acabó huyendo. Alguien filtró a un medio local que se buscaba al agresor por algo más que por ese intento de secuestro y robo y, unas horas después, sobre las 11.00 del pasado viernes, Enrique Abuín y Rosario Rodríguez fueron arrestados.

La policía no relaciona a la pareja de El Chicle con la agresión frustrada del día de Navidad, pero la está interrogando por avalar, en su día, la coartada del sospechoso en la investigación de la desaparición de Diana Quer. “Ya da un poco igual lo que diga ella, porque el posicionamiento del teléfono móvil es mucho más definitivo para desmontar la coartada”, señalan los investigadores sobre la declaración de la mujer que se prolongó entre la noche del viernes y el mediodía de este sábado.

AGENTES ESPECIALIZADOS EN DELINCUENTES CORREOSOS

Agentes especializados en interrogatorios a delincuentes correosos fueron los encargados el sábado de sentarse en la Comandancia de la Guardia Civil de A Coruña frente al principal sospechoso de la desaparición de Diana Quer. Empezaron el viernes por la noche con su pareja, Rosario Rodríguez, una declaración que prosiguió al día siguiente por la mañana, y siguieron con El Chicle a las dos de la tarde del sábado. Enrique Abuín no se negó a declarar, señalan fuentes de la investigación, y fue interrogado a lo largo de cuatro intensas horas.

La Guardia Civil tiene previsto realizar un nuevo registro en la casa que la pareja tiene en Taragoña, en el municipio de Rianxo, custodiada durante toda la jornada del sábado por las fuerzas de seguridad. Los agentes esperaban realizarlo el sábado por la tarde en compañía de El Chicle, pero el interrogatorio en A Coruña se prolongó más de lo previsto y, al caer la noche, decidieron postponerlo para el domingo a primera hora.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s