segundo LOS PUNTOS NO EXPLICADOS EN EL ASESINATO DE LAS NIÑAS DE ALCASSER trabajo ampliado con las autopsias. Proposición de nuevas pruebas a realizar sobre los restos.

Resultado de imagen de las niñas de alcasser

 

EN MEMORIA Y CON TODO RESPETO A ESTAS ENCANTADORAS ADOLESCENTES QUE AHORA SERÍAN SEÑORAS DE 40 AÑOS Y CON HIJOS.

En mi vida he vivido en la teoría de la conspiración, es más, en mi expediente existe un doctorado en Ciecias Cum Laude con un Tribunal en el que figuraban el Rector de la Universidad Complutense, el Decano de la Facultad de Ciencias y otros tres grandes catedráticos. En mi vida he sido un racionalista, pero siempre intentando tener los ojos abiertos a toda la realidad. Por tanto mentirles no les voy a mentir, no es mi estilo, me podrán engañar, colarme la mentira y reproducirla. Por ese motivo les pido perdón ya por anticipado. Intentaré que poner los puntos no explicados, nada claros, mientras que no se demuestre que me han engañado o que se ha descubierto la verdad.

El único objetivo de este trabajo es descubrir TODA LA VERDAD, sino la verdad hasta donde se pueda y si no, por lo menos, hacerles pensar que casi nada está claro. Aportar algunos posibles caminos de investigación para seguir investigando. La criminalística es un campo en donde se han producido grandes descubrimientos en los últimos 25 años. En USA, a los muchos años de no descubrir un asesinato, y más si es de los importantes, se busca otro grupo de nuevos detectives para investigar o buscar investigadores con los nuevos métodos criminalísticos.

Agradezco y pongo en el más alto punto de consideración a D. Juan Ignacio Blanco y a D. Fernando García (padre de Míriam García), lo cuales, aunque interesados por descubrir el crimen de sus hijos han hecho un gran trabajo, porque ese día nos asesinaron la verdad mediante un crimen que pudiera ser un crimen de Estado. Una Nación en donde impera la maldad y la mentira será destruida más pronto que tarde por lo que no es un tema inocuo el desconocimiento de la verdad.

VERSIÓN OFICIAL DEL CRIMEN DE ALCASSER. Tres jóvenes, dos de 14 años Miriam y Disire y un de 15 años, Toñi, val a ver a su amiga Esther por estar enferma y luego dicen que se van a la discoteca Coolor. Durante el camino de 3 kilómetros les ven varias personas y, finalmente, cerca de la discoteca son recogidas en un vehículo de dos puertas blanco (opel corsa) por sus dos asesinos Anglés y Ricart (hasta ese momento chorizos de poca monta, camellos y robaperas, sin delitos sexuales, y homosexual uno de ellos Anglés). Los llevan a unos 30 kilómetros en el Paraje de La Romana (en Valencia .España) y las violan 5 veces anal y vaginalmente, las dan 500 golpes, las apuñalan y las disparan tres tiros uno en cada una de las cabezas, abren una fosa, sacan 4000 kilos de tierra (3.8 toneladas) y las entierran el mismo día del secuestro (todo en una hora). El día 27 de enero, 75 días después, son encontrados los cadáveres violados antemorten y postmorten, con las ropas puestas, sin livideces cadavéricas en el mismo sitio que fueron enterradas el día 13 según Ricart. Aparece un papel que dice el nombre de Anglés hecho cuatro trozos y que no voló en 75 días con vientos de 100 kilómetros hora. La Guardía Civil va a casa de Anglés y allí detienen a Ricart. Juzgan a Ricart y le condenan a 170 años de los que ha cumlido 22 y ya está en libertad. FIN. TODO ESTÁ RESUELTO Y EL QUE  DIGA OTRA COSA ES UN CONSPIRANOICO Y DEBE SER LOBOTOMIZADO Y SIQUIATRIZADO. Anglés no ha aparecido. 

INCONGRUENCIAS.

PRIMERA. LAS VIOLACIONES POST MORTEM- Las tres adolescentes fueron violadas analmente (las tres) y vaginalmente (Mírian y Dessire). Pero fueron violadas antes de muertas y después de muertas (necrofilia). Se violaron por penes y por objetos hasta dilatar anos y vaginas en  8 centímetros. Esto significa que no es posible que dos personas Anglés y Ricart que dice Ricart (el único que ha hablado) que las violó, las mató con un tiro y las enterró Anglés solo. No habiendo desenterramientos.  Ricart dijo que no toco a ninguna de las tres.

Cómo puede ser:

– Que hayan sido violadas después de muertas si estaban enterradas y no hubo desenterramientos.

-Que hayan sido violadas en vida 5 veces en una hora y por una sola persona supuestamente homosexual (Anglés). Existen tres violaciones anales de niñas vírgenes. Esto parece una asquerosa proeza impensable para una sola persona.  la introducción de un pene en un ano vírgen deja el pene anulado por un tiempo elevado. Que lo haga tres veces seguidas es una imposibilidad biológica. Y de remate dos violaciones vagilanes. Todo en una hora a un ritmo de un acto cada diez minutos. Eso, para un homosexual, que nunca ha sido violador, parece imposible. Máxime con adolescentes vivas, que se defenderían salvajemente y que impedirían en vida (por el terrible dolor) la penetración anal con uñas y dientes y nunca mejor dicho. Las muchachas no eran pequeñas (entre 1,60 y 1,67) y una de ellas era deportista a tope (María Deseada).

– Que un homosexual hubiera cometido necrofilia en las niñas y  luego las haya introducido objetos el solo. Es decir, tiene que sacar a las niñas del enterramiento en donde está una sobre otra, violarlar muertas e introducirles objetos y luego volver a enterrarlas y así más de una vez.

Esto es impensable, imposible y mentira. Por tanto las cosas debieron ocurrir de otra manera y aquí Ricart y todos nos han engañado, no hay posibilidad.

La homosexualidad de Anglés la muestra un informe confidencial de la Guardia Civil (según fuentes) en donde 4 homosexuales dicen haber tenido relaciones sexuales en la cárcel con Anglés. A Anglés no se le conocen relaciones con mujeres.

No existen restos de semen, de pelos ni de otro resto biológico de Anglés ni de Ricart en la escena del Crimen.

SEGUNDO.- LOS VELLOS PÚBICOS. En la autopsia segunda, realizada por el Profesor Fontela, aparecieron hasta quince vellos púbicos de varones (Pelo de la zona peneana de varones). Después de realizado unos test de ADN, realizados en Galicia, se establece que los vellos púbicos corresponden al menos a 5 varones que no son ni Anglés ni Ricart. Se estima que lo más probable es que estos vellos púbidos sean de 7 varones. Estos vellos están sobre las adolescentes, en su cuerpo, en sus ropas, encima de ellas.

¿De quién eran esos vellos púbicos de presuntos violadores?- ¡¡hasta 7!!.

Existe la prueba de ADN. Es cierto que aún no he visto las pruebas de electroforesis de la prueba, pero qué impide que se siga investigando. Actualmente existen al menos cinco laboratorios en USA en donde se pueden decir muchas carácterísticas físicas de los violadores por sus pelos, al menos el color de los ojos, el pelo, la raza, el lóbulo de la oreja (pegado o suelto) y cada día se van descubriendo más posibilidades. Esto dejaría más aproximada la muestra. Si, ya sé que en principio de 40 millones se reduciría a 5, pero sin hacerla nadie nos dice que no encontremos un negro de ojos azules y pelo rubio que disminuye la muestra a unos cientos y ya digo que este campo está aumentado día a día. Por tanto se debe seguir esta línea de investigación. Que no se pueden juzgar a los criminales porque los delitos han prescrito, no importa, al menos se les destrozaría la vida a ellos y a sus familias y ello ya es algo de justicia para las familias de las adolescentes violadas y cruelmente maltratadas.

También se pueden detectar enfermedades genéticas hereditarias e incluso alguna anormalidad en los pelos que sea característica de una persona entre 600. El caso es estudiar, estudiar y estudiar y seguir dejando parte de la muestra para el futuro.

En el presente caso se debieran investigar los polimorfismos de cromosoma Y, puesto que lo que nos interesa es detectar unos varones determinados o unas familias en donde están unos varones determinados, lo que desde el punto de medicina legal es muy útil, puesto que por ejemplo si un hermano no quiere ser investigado el otro hermano que sabe que no tiene ninguna relación si se puede dejar investigar o un padre y un hijo.

Si en España se desarrollase una base de datos para ADN (como en Inglaterra y en USA) sería muy probable con el tiempo y por los descendientes saber quien ha sido el portador de estos pelos aunque pasen 100 años.

En todo caso ya tenemos que hay más criminales y que las niñas no murieron el día de sus secuestro y que sus violadores y asesinos no fueron ni Anglés ni Ricart.

En todo caso, encontradas las conclusiones del Dr. Frontela con posterioridad, este si encuentra vellos públicos de Ricart en las niñas lo cual pudiera demostrar que estaba más implicado de lo que dijo. En todo caso hay que decir que estas conclusiones no son de pruebas de ADN sino pruebas morfológicas por lo que la conclusión está en el aire.

CONCLUSIONES Dr. Frontela sobre los pelos.
Primera.- Por sus características microscópicas se han identificado) además de pelos de pubis y de cabeza de las víctimas) los siguientes pelos) que no pertenecen a ellas:
a) Tres cabellos que denominamos de “Sujeto D”, que no corresponden a los pelos que, nos han sido remitidos de los sospechosos y que fueron hallados en el jersey de Antonia Gómez Rodríguez (pelos jersey 2 y 3) y en la ropa de Antonia (pelo ropa 4).
b) Cuatro cabellos de quien denominamos sujeto F hallados en el jersey de Antonia (pelos jersey 4) 5 y 6) y en el sostén de Desirée Hernández Folch (pelo sostén 2).
c) Tres pelos de pubis de Miguel Ricart Tárrega: Pelos hallados en la ropa de Miriam García Iborra (braga roja 2» en la ropa de Desirée Hernández Folch (ropa 2) y en un zapato de Desirée Hernández Folch (zapato 1).
d) Un pelo de cabeza de sujeto J, hallado en la ropa de Desirée Hernández Folch ( ropa 1).
e) Una cana de cabeza de sujeto G, hallado en la ropa de Desirée Hernández Folch (ropa 1).
f) Un pelo hallado en braga roja de Miriam García Iborra (braga roja 1) que tiene algunos puntos de coincidencia con los de Enrique Anglés Martíns) aunque sin poder ser determinante.
Segunda.- Los pelos hallados pertenecen al menos a las siguientes tres personas distintas a las víctimas:
– Sujeto D: Pelos de cabeza que no corresponde a pelos de cabeza de los sospechosos que nos han sido enviados.
– Sujeto F: Pelos de cabeza que no corresponden a los pelos de los sospechosos que nos han sido enviado.
– Miguel Ricart Tárrega: Pelos de pubis.
Además, hay otros tres pelos no catalogables, porque de Roberto Anglés Martíns no hemos recibido pelos de cabeza y de otros sospechosos no se han recibido suficientes pelos e ignoramos si entre ellos puede haber algunos canosos o albinos.
Tercera.- No fue posible investigar el ADN o DNA, porque los pelos dubitados nos habían sido enviados sin los bulbos) al parecer por intento previo de haber sido investigado el DNA en otro centro.
Cuarta. – Hay que tener en cuenta que el estudio de las características microscópicas y peculiaridades de los pelos no es tan determinante como el estudio del DNA, que no se pudo efectuar por carecer de bulbo los pelos dubitados, y por ello no se pueden aportar datos de probabilidad o frecuencia.
Quinta. – Estos estudios se pueden dar por finalizados, dado que aunque se pueden complementar con los análisis de las queratinas, no aportará más variaciones que orientar hacia la frecuencia o probabilidad estimada.
Y es todo cuanto tienen el honor de manifestar en el presente informe, el cual consta de doscientas nueve folios, y anexo con ciento sesenta y cuatro figuras, mecanografiados a una sola cara, firmados y rubricados en Sevilla, a quince de Diciembre de mil novecientos noventa y cinco.

Fdo. Luis Frontela    Fdo. Luis Montes

 

 

 

TERCERO. “LOS PAPELITOS”. Cuando se descubre el sepulcro de las adolescentes en el paraje de “La Romana” el día 27 de enero de 1993 /las niñas desaparecieron el día 13 de noviembre de 1992, es decir 75 días antes). Alrededor del enterramiento se encuentran trozos de papel que, unidos, indican que ese documento es de la Seguridad Social e indica que pertenece a un miembro de la familia Anglés. Por ese motivo se fue a buscar a los Anglés y allí cayó Ricart.

En esta zona, la información meteorológica indicó que los días anteriores se habían producido vientos de 140 kilómetros hora. Es imposible que unos papeles permanezcan 75 días en el lugar en donde se tiraron. Por otro lado un delincuente puede ser tan tonto como para que se le caiga el DNI en el lugar del crimen (ha ocurrido) pero no va a ser tan tonto como para romper en trozos un volante médico de 6 meses antes sobre el enterramiento que acaba de hacer.  Se han hecho pruebas y estos papelitos pequeños desaparecieron rápidamente en horas.

Por tanto, la prueba fue “sembrada” por alguien interesado y no van a ser estos dos “delincuentes de menor cuantía” Ricart y Anglés los que pongan pruebas que los imputen. Por tanto los que sembraron los papeles eran gente que sabía que allí se habían enterrado las niñas, gente que quería imputar a Ricart y Anglés y gente que colocó los papeles adrede y horas o un día antes de que fueran encontrados los cadáveres. Piensen por favor, es que no existe ninguna otra posibilidad.

Ya sabemos lo siguiente: Hay al menos cinco personas que cometieron las violaciones y asesinatos de las adolescentes (por los vellos púbicos), hay uno o más monstruos sexuales que son capaces de violar post morten (esto no lo hacen más que muy pocos seres humanos a Dios gracias), las niñas fueron enterradas después del día 13 de noviembre, bastante después por lo que se verá luego. Se sembró el lugar den enterramiento con pruebas falsas (por lo menos en la colocación) por personas interesadas. Los tontos útiles fueron seleccionados como Anglés y Ricart lo que implica que existía relación directa o indirecta entre los asesinos o sus cómplices y personas de los bajos fondos o de las fuerzas del orden que vivieran en la zona de estos delincuentes menores.

Fíjense lo duro que se está diciendo. Se seleccionan los imputados por los asesinos o sus colaboradores.

Los “papelitos” que “permanecieron” 75 días sobre las tumbas y que no se pudieron llevar varios huracanes. ¡Ni el más tonto de mi pueblo se cree esto!.

CUARTO. LA ALFOMBRA AZUL DESAPARECIDA Y TRASFORMADA EN MARRÓN. Preguntado el enterrador por el color de la alfombra (por Juan Ignacio Banco y el padre de Miriam) este señalando a una máquina de ducados dijo que como ese. Para quien no lo sepa las cajetillas de cigarrillos ducados son de color azul claro. Esa alfombra desapareció y se trasformó en otra marrón.

La alfombra era de 4*3 metros y pesaba unos 60 kilos, no se entiende para que van a echar los criminales esta alfombra desde la caseta donde dicen que violaron a las niñas hasta la fosa excavada en donde se había echado rápido a las niñas. Para qué una vez muertas bajar a 500 metros, volver con una alfombra de 60 kilos y enterrarla sobre las niñas.

Puede que la explicación sea para esconder pruebas, pero con lo vagos que eran estos dos Ricart y Anglés no se entiende que pudieran llegar a pensar tanto.

Lo que si puede ser una hipótesis de trabajo es que las niñas fuesen asesinadas en otro sitio, dejadas en confeladores, y en el momento adecuado traidas envueltas con la alfombra hasta La Romana.

 

QUINTO. EL TAMAÑO DE LA FOSA. La fosa tenía tres metros cúbicos de tierra. Para abrir esta fosa por una persona con pico y pala se necesitan bastantes horas. Que después de violar cinco veces un tipo haga una fosa de 3 m3 es como hacer un superman de un tipejo sin fuerzas y homosexual. Además tendría que haberles dado 400 golpes a las tres en un espacio de media hora. Vamos que lo que dicen Ricart es una cochina mentira como todo lo que ha dicho y la pregunta es ¿Si el no fue el asesino, si no sabía la mitad de los datos del asesinato, ¿por qué se quiso comer el marrón de la cárcel?-

 

SEXTO.- LA CURACIÓN DE LOS GOLPES PREMORTEM.  Solo existe una posibilidad de que las heridas se curen, y es que la  persona siga viva. Los muertos dicen a la ciencia que ellos no se curan heridas cuando dejan de vivir y algunas heridas de Miriam, Desire y Toñi estaban curándose o se habían curado. Es decir, que los tremendos moretones, pinchazos, etc- en algunos casos se hicieron en vida y están jóvenes siguieron viviendo varios días o semanas. Esto no es compatible con la historia de que Ricart y Algles las violaron, maltrataron y asesinaron el mismo día que las secuestraron, el 13 de noviembre de 2017. Por lo menos siguieron viviendo alguna semana y fueron maltratadas en tiempo. Esta es una prueba científica irrebatible y el que la quiera rebatir es que es un ser comprado o interesado.

 

SÉPTIMO.- LA FALTA DE LIVIDECES POST MORTEM.- La sangre en los cadáveres, desde el momento de su muerte, deja de circular porque el corazón se para. Como se para, por la simple gravedad, se va hacia los píes si la persona estaba sentada o de pié o hacia la espalda o el pecho si se encontraba acostado. Las tres adolescentes tan salvajemente asesinadas no tenían livideces cadavéricas lo cual solo es compatible con la hipótesis de que estuvieran en agua u otro líquido o que se les hubiera extraído la sangre totalmente. En ambos casos este hecho científico es incompatible con la historieta que nos han contado del triple crimen de Alcasser.

 

OCTAVO.- LA FAUNA QUE PARASITA EL CADAVER NO ES COMPATIBLE CON 75 DÍAS DESDE LA MUERTE.  El número de larvas, su evolución y su tamaño no es compatible con 75 días de enterramiento. La fauna no fue recogida para ser estudiada por los forenses, sino que los cadáveres fueron lavados antes de ponerse a hacer las autopsias.

 

NOVENO.- QUE APAREZCAN DESAPARICIONES DE TROZOS DE CARNE Y PIEL EN LOS ENTERRAMIENTOS QUE SE DIGA COMPATIBLE CON ALIMAÑAS QUE LAS DEVORARON. Si se lee la autopsia, se comprueba que las tres jóvenes estaban totalmente vestidas, incluso en el tórax con dos prendas, ajustadas totalmente a la piel y la carne. No se explica uno por donde se introdujeron los animales para extraer y comerse la carne sin tocar la ropa. Por otro lado, parece imposible que, al estar los cadáveres uno sobre otro, se produzca comida del más inferior (Miriam) y no de los superiores.

 

DECIMO. – ES INEXPLICABLE QUE A MIRIAM LE ARRANQUEN UN BRAZO Y LUEGO SE LO COLOQUEN Y SE SUJETE CON LA ROPA PUESTA AL REVÉS. Unos asesinos que hacen todas las salvajadas que han hecho no colocan luego delicadamente los objetos personales en el bolsillo de Míriam y la ropa al revés para que no parezca que le han arrancado el brazo. De este punto se infiere que: AQUELLAS PERSONAS QUE VISTIERON LOS CADÁVERES ERAN SERES HUMANOS, TODO LO CONTRARIO QUE LOS QUE LAS VIOLARON Y MARTIRIZARON. De este mismo punto se deduce sin forzar interpretaciones, que Anglés y Ricart estuvieron poco imputados salvo como cazadores de carne fresca y que luego, al menos, está demostrado por los signos del enterramiento que existieron dos grupos distintos de personas, los unos que hicieron todo el mal posible y los otros, subalternos, pero con buenas intenciones que, por lo menos, intentaron enterrarlas con un mínimo de dignidad.

 

UNDÉCIMO.- SE HAN ARRANCADO LAS UÑAS.  No se puede entender como, estos dos robaperas, en una noche negra se acordaran de arrancar las 30 uñas (29 + 1). Hay que tener instrumentos y tiempo para arrancar treinta uñas de forma que entre las mismas y la carne no queden restos del ADN de las personas que han podido ser arañadas. No se entiende como, unos auténticos bestias sin conocimientos de criminalística, puedan recordar que tienen que extirpar 29 uñas y cortar una mas dos milímetros en el borde distal para que no queden restos. Se necesitan conocimientos, tiempo y utensilios para hacer esto. Es inconcebible que nadie se haya dado cuenta de este detalle que nos vuelve a indicar tres grupos de persona:

1º) los extractores (ganchos o gente dura) que con engaños o mediante secuestro arrancara a las jóvenes de Alcacer.

2º) Los salvajes violadores y sádicos mayores que hicieron ese terrible daño a las jóvenes.

3º) Lo que eliminaron las huellas de los anteriores y adecentaron los cadáveres con ropa. Estos arrancaron las uñas y quitarían todas las huellas que pudieran y pondrían, es posible, pistas falsas.

 

DUODÉCIMO.- LA SANGRE FRESCA EN UN CORAZÓN ENTERRADO 75 DÍAS.

Esto es inaceptable, la sangre se degrada, se seca, pero no queda líquida a los 75 días del enterramiento, por lo que hay que establecer que el asesinato de Míriam fue en el mes de enero del 93, permaneciendo 40 ó más días en manos de esos sádicos violadores y asesinos.

 

DECIMOTERCERO.- LAS INCONGRUENCIAS DE LA FIGURA DE ANGLÉS.  

Se dice que Anglés es el asesino porque lo dice Ricart. El dice que las ha asesinado a tiros, que las ha violado, que las ha maltratado.

Anglés es homosexual y sin en cambio es capaz de realizar tres violaciones anales y dos vaginales en 1 hora. Es decir 1 desvirgamiento cada 10 minutos, lo cual da una robustez a su pene que ni las barras de hierro, algo incompatible con la homosexualidad declarada por la Guardia Civil en su expediente.

Su familia dice de Anglés que es muy malo y es capaz de hacer cualquier maldad, pero los hechos definen a Anglés como un ratero, que vende droga como pequeño camello y que ni siquiera se atreve a entrar a atracar a un banco lo que tienen que hacer en ese mismo octubre Ricart y uno de sus hermanos. Que raro que sea tan cobarde para unas cosas y tan valiente para maltratar, violar y patar a tres niñas. No cuadra la figura,

De otro lado su figura desparece de escena una vez que su hermana kelli dice que da un gran salto desde su casa en un cuarto piso hasta el bajo.

Mas tarde aparece en una peluquería donde se cambia de pelo y dice que es Alglés el asesino de las tres niñas (acojonante que un asesino de tres niñas vaya así por la calle y la gente no denuncie a la policía esta le detenga.)

Luego detiene a dos o tres personas a punta de pistola y a todos les dice que no miren que es muy malo y que es el asesino de las niñas.

Otra de las veces deja un trozo de paño con su sangre en un piso donde pernocta.

Otro día deja las fotos de antes de teñirse el pelo y de despues de teñirse el pelo en otra viviendo.

Es el denominado asesino Hansel (Cuento de Juanito y Margarita y la casita de Chocolate o de Hansel y Gretel). Alglés va dejando migas gordas por donde va para decir que va por allí. Es algo parecido a Mortadelo, a la pantera rosa o algún otro tipo de gilipollas. No concuerda nada.

Anglés no tenía ningún conocimiento, hablaba poco valenciano y algo español y, en cambio, los que hablan con el le entienden en un eprfencto español.

Sin saber nada del mundo, su vida eran tres pueblos y ningún estudio y no tenía amigos fuera de ese entorno, va `por todos lados con una seguridad pasmosa y soltando dinero que nadie sabe de donde puede haber obtenido.

La figura de Alglés es mentira como asesino ni como nada, y lo más probable es que sea un falso culpable que ya estaría muerto en el momento en que aparecieron las niñas en la fosa o que esté por algún Estado Americano cobrando del Estado para encubrir algo muy gordo que nos sale una y otra vez.

 

DECIMOCUARTO. Del imposible corrimiento de cabezas post morten. 

Los cuerpos de las adolescentes estaban en la fosa colocadas empezando por Toñi, la de más arriba, Desiré, la del medio: Miriam. la que está al fondo. Se fueron extrayendo primero el cuerpo sin cabeza de Toñi, después el cuerpo sin cabeza de Desire y, luego la cabeza de Desiree y más abajo la cabeza de Toñi. ¿Las cabezas viajaron solas un metro y medio después de enterradas y una vez separadas del cuerpo. ?. Además, cómo es posible que la cabeza de Toñi se sitúe debajo de la de Desiré?

Para cualquier persona sensata se tiene que concluir que estos destripaperas no fueron los que las asesinaron e inmediatamente enterraron, sino que existió un tiempo en el que las jóvenes estuvieron, o bien fuera de enterramientos vivas o muertas.

Por otro lado, cualquier libro de medicina forense establece que: en los cadáveres se separan las cabezas del cuerpo a los dos años y estas jóvenes en el caso más largo estuvieron enterradas 75 días.

Además no puede una cabeza situarse en desorden correlativo con respecto al cuerpo, por lo que debe concluirse que las dos jóvenes estaban descabezadas cuando fueron enterradas y que las cabezas y cuerpos se echaron como a los funcionarios les dijeron que las echaran.

. Esto implica una conjunto de actividades largas e imposibles de realizar por estos dos. ¡tenían que existir otras personas más preparadas?

 

DECIMOQUINTO. La aparición de dos balas de distinta arma en dos de los cadáveres. 

Las dos balas encontradas corresponden a un 9 y a un 9 corto, lo que implica la utilización de dos pistolas. Hipótesis distinta a que Anglés las asesinó a pié de tumba una tras otra y las tiró a la fosa con una patada.

 

DECIMOSEXTO.-  La tierra que había sobre los cadáveres de las jóvenes no se correspondía con la tierra de La Romana. 

Es evidente que no se hicieron análisis edafológicos y A.A. a las dos tierras, pero las características de las mismas eran distintas aunque solo fuera porque la tierra que estaba en contacto próximo con las niñas era una tierra húmeda y la fosa de La Romana estaba totalmente seca por no haber llovido en meses. Parece que una era tierra caliza y otra arcillosa.

Tampoco se realizó un análisis de Diatomaceas en los zapatos de las adolescentes que pudieran haber indicado que habían estado enterradas en zonas húmedas.

 

DECIMOSEPTIMO. Porque los cadáveres están esqueletizados en su parte superior y están muy bien conservados desde la cintura para abajo. (Caso Heyden (hadden) Clark contra Laura Houghteling (No estoy seguro del apellido de ella). (En este caso la mujer fue asesinada nueve meses antes y tras un caso paradigmático de investigación encontraron que el asesino les condujo hasta el asesinato de Laura en un bosque a un kilómetro de su casa) Esto no tiene más explicación que las partes superiores de los cadáveres y el pecho estaban al aire, mientras que la parte inferior estaba en un canal, piscina o receptorio con agua. Esto es compatible con la falta de livideces y la perfecta conservación en la parte inferior de los cadáveres y la esquelitización de las partes superiores. Esto también indica que hubo otro lugar de “enterramiento” o depósito durante al menos un mes, seguido con el enterramiento en depósitos o en La Romana. No puedo saber el tiempo que estuvo en la Romana y/o en otro lugar, lo cual me lo daría los restos de tierra, hongos, diatomos, dípteros y otros artrópodos y otros restos.

https://en.wikipedia.org/wiki/Hadden_Clark

Resultado de imagen de hayden clark y Laura

Este asesino si es un auténtico monstruo del estilo de los que asesinaron a las tres adolescentes de Alcasser, nada que ver con los robaperas de Alglés y Ricart.

Houghteling (pictured in a missing poster), a Harvard graduate, went missing from her home in Bethesda in October 1992. Hadden had worked as a part-time gardener for her family

http://www.dailymail.co.uk/news/article-3975992/How-Hadden-Clark-Bradfield-Clark-s-brother-killed-Laura-Houghteling-Michele-Dorr.html

DECIMOCTAVO. LA CRUZ CE CARAVACA. La Cruz de Caravaca fue originariamente perteneciente al Patriarca de Jerusalén. Actualmente el Patriarcado latino de jerusalen está ausente. El Rey de Jerusalem siempre ha sido un título honorifico de los Reyes de España.

Pueden existir muchas teorías para su presencia: Indicar la actuació en el crímen de una persona. Ayudar la María Deseada en un trance de pérdida del alma por alguien que la quisiera o lo contrario. Es complejo este signo, pero que que se diga que no tiene importancia no estoy de acuerdo.

 

 

 

 

A continuación les dejo las autopsias primeras hechas por seis médicos forenses y las segunda hechas por el Dr. Fontela y su equipo. Señalare en negrita Y ROJO los datos que se han tomado para las conclusiones de más arriba si me da tiempo. 

 

DILIGENCIA.- En Alzira a veintisiete de abril de mil novecientos noventa y tres.

La extiendo yo la Secretaria de este Juzgado, para hacer constar, que en el día de la fecha se procede a abrir el tomo número SEPTIMO del presente procedimiento, iniciándose con el número 1247, doy fe.

TOMO 7

JUZGADO DE INSTRUCCIÓN NÚMERO SEIS ALZIRA (VALENCIA)

Sumario 1/93

En Valencia, a dos de febrero de mil novecientos noventa y tres.

Ante S.Sa., asistido de mi el Secretario, comparecen :

D. Francisco Ros Plaza, Licenciado en Medicina Médico Forense Interino de los Juzgados de Instrucción núm. 2.4 y 6 de Alzira (Valencia).

D. Manuel Fenollosa González, Licenciado en Medicina, Médico Forense Interino de los Juzgados de Instrucción núm. 1.3 y 5 de Alzira (Valencia).

D. Alejandro Font de Mora Turón, Doctor en Medicina, Profesor titular de Patología General y Propedeútica Clínica en excedencia. Médico Forense de los Juzgados de Instrucción núm. 7 y 19 de Valencia, Director del Instituto Anatómico Forense de Valencia.

D. Fernando A. Verdú Pascual, Doctor en Medicina. Profesor Titular de Medicina Legal de la Facultad de Medicina de Valencia. Médico Forense en excedencia.

D. Rafael Vicent García, Licenciado en Medicina, Médico Forense de los Juzgados de Instrucción núm. 6 y 8 de Valencia.

D. José Delfín Villalain Blanco, Doctor en Medicina. Catedrático de Medicina Legal de la Facultad de Medicina de Valencia. Especialista en Medicina Legal y Forense.

Y manifiestan que a las 9 horas del día 28 de enero de 1993, en cumplimiento de orden judicial, practicaron la autopsia al CADAVER NÚMERO UNO, según se enumeraron en el momento del levantamiento. (Toñi Gómez)

EXAMEN EXTERNO

1-Aspecto general del cadáver.

El cadáver aparece sobre la mesa de autopsias en posición de decúbito prono, parcialmente apoyado sobre el costado derecho. La cabeza está separada del cuerpoLos brazos aparecen colocados a la espalda del cadáver, con ambas muñecas sujetas por una ligadura de doble nudo. El cuerpo aparece totalmente impregnado de tierra, en la que se observan algunas larvas de insectos en escasa cantidad. Llama la atención que el antebrazo izquierdo está desprendido a nivel de la articulación del codo, faltando la masa muscular de la parte proximal del antebrazo. La parte superior izquierda de la cavidad torácica ha sufrido fenómenos de transformación, con desprendimiento de las costillas del lado izquierdo, de la clavícula izquierda, de la escápula izquierda y con desintegración de la articulación del hombro. La cavidad torácica a este nivel comunica ampliamente con el exterior.

2-Identificación.

a.- Vestidos y objetos personales.

El cadáver vestía las siguientes ropas que le son retiradas respetando su integridad.

-suéter de tejido y color claros.

-camiseta deportiva de color claro sin inscripciones visibles.

-sujetador blanco, que aparece perfectamente abrochado, en su posición habitual.

-pantalón vaquero azul, marca Caroche-Classic Brand, que aparece perfectamente abotonado.

-cinturón de piel marrón, de hebilla ancha, que aparece perfectamente cerrado.

-bragas blancas.

-calcetines de color morado con franjas verdes en la parte superior.

-botas de color marrón, con cordones, del número 38 de la marca Geneve.

El cadáver lleva los siguientes objetos personales :

-anillo de oro con una piedra azul turquesa engarzada.

-reloj marca Capricho, plateado, de esfera blanca y gran tamaño con su correspondiente pulsera metálica elástica.

-ocho monedas.

-barra de labios de color rosa marca Gobi

-ligadura de doble nudo fabricada con lo que parece ser una venda elástica de color blanco con un ribete rojo en uno de sus bordes. (FOTO 5).

Las ropas y los efectos personales son puestos a disposición del Juzgado. Para identificación y estudio criminalístico.

b) Características generales.

Se trata del cadáver de una mujer, lo cual es claramente distinguible por las características somáticas generales, inspección general de elementos esqueléticos y corroborado por la inspección de genitales. Normosómica, con aparentemente un buen estado de nutrición. La distancia desde el talón derecho hasta la región deltoidea del mismo lado es de 126 centímetros. La longitud del húmero izquierdo es de 29 centímetros.

Toñi – 1,60

Esto se corresponde con una estatura aproximada de 160 centímetros, con un error de +/- 5 centímetros, según la tabla de Manouvrier-Olivier para el cálculo de la estatura como se recoge en la obra del Profesor Gisbert Calabuig J.A., Medicina Legal y Toxicología. Edición 1992.

c. Características individuales o marcas particulares. No se ha detectado en la superficie externa del cadáver ninguna cicatriz, tatuaje o cualquier otro elemento con carácter de marca particular.

3-Evolución de fenómenos cadavéricos.

La putrefacción aparece muy avanzada, encontrándose en plena fase colicuativa. Esta fase colicuativa es claramente perceptible en el estudio interno del cadáver, pues hay sustitución del paquete visceral por una masa amorfa y homogénea ; a nivel externo, la integridad cutánea es completa desde una línea imaginaria que partiendo del hombro izquierdo concluye en la zona mamaria derecha, esta línea se extiende hacia abajo, ocupando el resto del cuerpo.

La pérdida de partes blandas ha dado lugar al desprendimiento de las vértebras cervicales con la consiguiente separación de la cabeza ; no existen lesiones macroscópicas a nivel de las vértebras cervicales. La cabeza aparece en fases muy avanzadas de esqueletización, con permanencia de escasa cantidad de masa cutáneo-muscular amorfa pegada a la bóveda craneal y macizo facial ; el cuero cabelludo aparece desprendido. Encontrándose un amasijo de pelos que corresponde a los cadáveres 1 y 2 en la bolsa del primer cadáver.

Asimismo, se ha producido fragmentación del miembro superior izquierdo. A nivel articular de el codo. (FOTO 4).

En el proceso destructor del cadáver, en la línea antes descrita que delimita la zona de integridad cutánea, se observan fenómenos irregulares y desflecamiento que revela una intervención animal que han acelerado la desaparición de piel y masa muscular, especialmente a nivel de mitad superior izquierda del tórax, que es la parte del cadáver que se encontraba más cercana a la superficie del enterramiento.

(Es imposible entender que un animal (alimaña) entre para comerse la piel y carne del torax y el vestido que le cubre a Toñi ni haya sido tocado. Este tipo de alimaña tan espe cífica no existe en la naturaleza y solo se puede ir a la figura de un gran maltratador humano. Este les ha hecho dichas lesiones desnudas y luego las ha vestido)

4-Lesiones traumáticas.

a-Cuerpo y extremidades.

– Hematoma redondeado de 4 x 3 centímetros en la cara posterior del tercio distal del brazo izquierdo.

– Surco muy apergaminado, sin infiltración hemorrágica duro, de 1.5 centímetros de anchura, que rodea la muñeca izquierda.

– Hematoma de forma elíptica, con 10 centímetros de diámetro vertical mayor y 6 de diámetro menor, horizontal situado en la parte posterior del hombro derecho.

(tremendos palos o maltratos en el hombro que cubre 30 c2)

El hematoma alargado en sentido vertical de 4 x 2 centímetros, en la cara interna de la parte proximal del brazo derecho.

– Surco muy apergaminado, sin infiltración hemorrágica duro, de 1.5 centímetros de anchura, que rodea la muñeca derecha.

– Escoriación redondeada, de 3 centímetros de diámetro, situada en región dorsal, junto a la línea media, a nivel de la décima vértebra dorsal.

pierna derecha.

– Hematoma redondeado de 1 centímetro de diámetro a cara de parte posterior de pierna izquierda.

– Hematoma cuadrangular, de 4 x 2 centímetros, situado en cara interna de muslo izquierdo.

(posible marca de presión en la violación)

– Hematoma alargado, de 8 x 2 centímetros, a nivel de cara lateral externa de pierna izquierda.

b-Cabeza.

En la superficie ósea de la bóveda craneal, aparece un ORIFICIO. Está situado a nivel de unión temporoparietal izquierda ; su morfología es elíptica, con diámetro mayor oblicuo de 1.3 centímetros y diámetro menor de 0.9 centímetros. Los bordes del orificio son regulares y nítidos sin que se aprecien alteraciones cromáticas macroscópicas en los bordes del mismo. Las características generales del orificio se corresponden con las de un orificio de entrada, por DISPARO POR ARMA DE FUEGO, con una circunferencia de contornos regulares y una alteración subyacente en el diploe craneal en forma de cono truncado con la base más ancha en la tabla interna (FOTO 1).

Existe a nivel del hueso occipital, un hematoma extracraneal redondeado de dos centímetros de diámetro, en línea media y unos 2 centímetros por encima de la protuberancia occipital externa. (FLECHA-FOTO 2).

En el estudio externo de la cabeza, llama la atención la coloración oscura de la materia orgánica que aparece a nivel de cavidad orbitaria derecha, sugiriendo la existencia de intensa infiltración hemorrágica.

(Le reventaron un ojo, que luego estaba cicatrizando por lo que no murió en ese moemnto sino que tardó días, cuantos no lo ponen.)

A nivel del maxilar, faltan los dos incisivos mediales. A nivel de la mandíbula, falta el segundo premolar del lado derecho y el segundo molar del lado izquierdo, apareciendo el primer molar del lado izquierdo con marcados fenómenos de caries. En los incisivos inferiores se observan incrustaciones calcáreas en el borde oclusal o superior.

(le arrancaron los dientes porque tantos dietes no se caen ni en milenios. Recuerden los restos de cromañones y neandertales que se encuentran con todos sus dientes o faraones de Egipto de 4.000 años de antigüedad con sus mandíbulas completas. Tampoco se caen dientes dentro del enterramiento y si se hubieran caido se hubiesen encontrado)

EXAMEN INTERNO

1-Cavidad cefálica.

Se realiza limpieza del cráneo y se procede a la apertura de la bóveda ósea craneal. En el interior de la cavidad craneal, aparece una masa amorfa de color grisáceo-azulado de consistencia blanda pastosa en la que no es posible reconocer macroscópicamente ninguna estructura parenquimatosa cerebral. Retirada ésta, aparece la superficie ósea de la base del cráneo, en la que se observan las siguientes alteraciones :

– Hundimiento ósea a nivel de lámina orbitária derecha del frontal, con un diámetro de 1 centímetro y una profundidad de 5 milímetros.

– fisura de 5 centímetros de longitud a nivel de unión temporoparietal derecha.

En la lámina orbitaria derecha del hueso frontal, aparece incrustado un PROYECTIL sin deformaciones aparentes. El proyectil es puesto a disposición de el Juzgado, para identificación y estudio criminalístico.

2-Cavidad torácica.

En el abordaje de la cavidad torácica, se comienza estudiando el material cutáneo que cubre los restos de la cavidad, apreciándose que los bordes del mismo son irregulares y desflecados, correspondiéndose este aspecto con que la destrucción de la misma se produjera a cargo de los animales de la zona.

En la pared torácica, destaca a nivel de parte anteromedial derecha, costillas segunda a cuarta una coloración anómala que se corresponde con las características macroscópicas de infiltración hemorrágica, presumiblemente de origen traumático. La columna vertebral dorsal aparece desarticulada, a nivel de la sexta vértebra dorsal estando las piezas óseas superiores dispersas por la zona.

El contenido visceral de la cavidad torácica se ha transformado en putrílago. No se identifican restos pulmonares.

El saco pericárdico conserva una mínima porción de su parte inferior. No se identifica la víscera cardiaca ni las estructuras tubulares viscerales mediasticas.

Existe una solución de continuidad en el hemidiafragma izquierdo.

3-Cavidad abdominal.

El estómago está conservado, unido a un tramo inferior esofágico de seis centímetros ; a la apertura, se aprecia una substancia de color anaranjado. El hígado está, muy retraído, sin que el examen macroscópico permita distinguir la apariencia habitual de su estructura parenquimatosa. No se identifica vesícula biliar.

El bazo está muy alterado por los fenómenos de putrefacción. Los riñones están conservados, si bien muy alterados por los fenómenos putrefactivos. El conjunto de asas intestinales está (por la putrefacción, convertido en una masa homogénea putrilaginosa.

AUTOPSIA DEL PERINE

a-Examen externo.

Se aprecia notable dilatación del orificio anal, que presenta un diámetro aproximado de 5 centímetros.

(violaciones anales viva y muerta. Dilatación anal continuada con instrumentos).

La morfología del introito anal es claramente infundibular, presentando abundantes restos fecales. Macroscópicamente no se observa lesión alguna en el orificio anal, en la zona cutánea que le rodea o en los primeros tramos de la mucosa rectal, encontrándose ambas alteradas, por los fenómenos de la putrefacción.

En la región genital, no se aprecian lesiones macroscópicas a nivel de labios mayores o menores.

No se aprecian soluciones de continuidad traumáticas en el repliegue mucosa que ocluye parcialmente la entrada de la vagina.

(era virgen y sigió siendo virgen)

b-Examen interno.

Se realiza la apertura de las cavidades vaginal y rectal, sin que en ninguna de ambas se encuentre ningún tipo de alteración traumática. El tamaño del útero es normal, sin que se perciban alteraciones macroscópicas en su estructura.

TOMA DE MUESTRAS

Se efectúa la siguiente toma de muestras orgánicas procedentes del cadáver, a fin de que se realicen las oportunas investigaciones analíticas en el Instituto Nacional de Toxicología.

– fragmento cutáneo de muñeca derecha, para estudio de reacción de vitalidad.

– fragmento cutáneo de muñeca derecha, para estudio de vitalidad.

– mano izquierda, para estudio de restos subungueales y determinación de signos de lucha. Asimismo, regeneración epidérmica y realización de reseña necrodactilar.

– fragmento cutáneo perineal que incluye orificios anal y vaginal, para estudio microscópico de lesiones y, en su caso, reacción de vitalidad.

– cráneo, para estudio de presencia de oligoelementos alrededor del orificio por disparo de arma de fuego. También superposición fotográfica con fines de identificación.

Asimismo, se remiten al Instituto Nacional de Toxicología una bolsa conteniendo las bragas, para que se efectúe búsqueda de fluidos orgánicos y, si procede, identificación.

Se efectúa reportaje fotográfico durante la práctica de la autopsia, a cargo del servicio fotográfico del Instituto Anatómico Forense de Valencia y de personal del Gabinete de Policía Científica de la Guardia Civil.

Se adjuntan resumen de dicho reportaje al presente informe.

CONSIDERACIONES MÉDICO LEGALES

1-Sobre la identidad del cadáver.

Las ropas que viste el cadáver y los objetos personales que aparecen en el mismo coinciden exactamente con los que, según la Guardia Civil, llevaba ANTONIA GOMEZ RODRIGUEZ en el momento de su desaparición. Asimismo, las características generales del cadáver (sexo, edad, estatura) coinciden con las de la citada. Sin embargo, no es posible hablar de una identificación cierta con los datos mencionados, que resultan insuficientes. Para llegar a esta identificación, es necesario obtener nuevos datos, fundamentalmente la reseña necrodactilar del cadáver para la posterior comprobación de la misma, con la huella recogida en el Documento Nacional de Identidad.

A este fin, se han enviado las muestras oportunas al Instituto Nacional de Toxicología, y a la recepción de los resultados de los análisis practicados en el mismo, podrá establecerse la identidad del cadáver con mayor certeza.

2-Sobre la causa de la muerte.

Los hallazgos necrópsicos permiten inferir con certeza absoluta la existencia de una lesión cerebral causante de la muerte, derivada de una herida por arma de fuego con entrada a nivel de región temporoparietal izquierda y alojamiento del que afecta a la cavidad craneal.

Existen en el cuerpo otras violencias traumáticas no implicadas directamente en la causa de la muerte. El motivo del fallecimiento es con toda seguridad la destrucción de centros vitales encefálicos producida a consecuencia de un disparo de arma de fuego.

3-Sobre la circunstancias del disparo.

a-Dirección.

El orificio de entrada de la herida por arma de fuego está situado en región temporoparietal izquierda, apareciendo el proyectil alojado en órbita derecha. Así pues, el disparo presenta una trayectoria, en la cavidad craneal, de detrás adelante, netamente de izquierda a derecha y ligeramente descendente, imaginando la base del cráneo en posición horizontal sobre un plano duro.

b-Distancia.

La destrucción de las partes blandas de la zona donde está situado el orificio de entrada del disparo impide realizar el análisis morfológico que permitiría determinar la distancia desde la que fue efectuado dicho disparo.

El examen macroscópico del orificio a nivel craneal tampoco aporta datos para resolver suficientemente esta cuestión, que sin embargo descartaría el disparo a boca de jarro.

En todo caso, no es posible emitir un dictamen más ajustado acerca de la distancia hasta la recepción de los resultados de las investigaciones interesadas, en relación a elementos del disparo que pudieran haber quedado incrustados en el cráneo.

c-Vitalidad de los tejidos.

En la zona de alojamiento del proyectil (órbita derecha), se encuentran signos correspondientes a una intensa infiltración hemorrágica, junto a restos parenquimatosos adosados a las pared interna de la hemiboveda craneal derecha, mitad posterior de la parte derecha de la fosa anterior, fosa media derecha, y mitad anterior parte derecha de la fosa anterior (FOTO 3) estos signos indican que el disparo fue efectuado en vida de la víctima.

4-Sobre otras violencias presentes en el cadáver.

a-Mecanismos de producción.

Se encuentran múltiples equimosis diseminadas especialmente en plano posterior del cuerpo y extremidades. Su morfología, en general, se corresponde con un mecanismo de producción percusivo, es decir, por la acción violenta de objetos, de superficie roma, morfología y consistencia variable.

Sin embargo, parecen también hematomas a nivel de extremidades superior e inferior, cuyo mecanismo de producción podría ser el de presión, dada la zona de difícil accesibilidad en la que asientan (parte interna del muslo, parte posterior de brazo y antebrazo).

Por otra parte, se observa durante la práctica de la autopsia la pérdida de determinadas piezas dentarias. Esto podría tener un origen traumático (de tipo contusivo) o, también, tratarse de una alteración secundaria a la destrucción de partes blandas propia de la putrefacción. Por ello, se remiten ambos maxilares al Instituto Nacional de Toxicología a fin de que se realicen las investigaciones pertinentes.

Finalmente, existen en ambas muñecas lesiones del tipo de surcos, con hendidura my pronunciada, que habla a favor de una intensa presión, por un lazo no blando, consistente y mantenido.

(la existencia de este surco y lazo es incompatible con la versión sobre el secuestro y posterior asesinato por Anglés y Ricart. 

b-Vitalidad de las lesiones.

Las lesiones descritas a nivel de parte posterior del cuerpo y extremidades presentan, en general, rastros de infiltración hemorrágica, lo que sugiere un origen vital de las mismas, aunque dicha impresión diagnóstica provisional será confirmada con los resultados de los análisis encargados al Instituto Nacional de Toxicología.

Las lesiones existentes a nivel de ambas muñecas, sin embargo, presentan un aspecto macroscópico que indica una escasa reacción de vitalidad, como si hubieran sido producidas un corto tiempo antes del fallecimiento. No obstante, esta impresión diagnóstica queda también pendiente de confirmación analítica.

5-Sobre la agresión sexual sufrida.

No se encuentra en el examen macroscópico de la región perineal ninguna lesión que indique la existencia de violencias en la zona.

No obstante, cabe la posibilidad de que existan lesiones microscópicas, para cuya determinación se ha remitido la correspondiente muestra orgánica al Instituto Nacional de Toxicología.

Durante la práctica de la autopsia, sin embargo, se aprecia una importante dilatación anal. La morfología del introito anal es infundibular es decir disposición en embudo del canal ano rectal, con el orificio mayor correspondiente a la gran dilatación del esfínter.

No es descartable que dicha dilatación pudiera tener un origen forzado, derivada de la introducción de un objeto o parte anatómica a través de dicho orificio en vida o postmorten.. En todo caso dicho objeto o parte anatómica carecería de bordes afilados o rugosos, ya que no se ha apreciado la existencia de erosiones o lesiones en la mucosas. La aclaración de estas consideraciones podrá realizarse a la luz de los resultados aportados por la investigación histopatológica.

6-Sobre la data de la muerte.

Los datos obtenidos del estudio de la evolución de los fenómenos cadavéricos, hacen compatible el establecimiento de una data de la muerte de al menos dos meses.

No es posible precisar con mayor exactitud el momento del fallecimiento, debido a los fenómenos putrefactivos y al deterioro adicional del cuerpo por la acción de fauna y flora cadavérica.

En el examen de la boca cabe reseñar la existencia en los incisivos inferiores, de incrustaciones minerales en el borde superior, compatibles con una permanencia prolongada del cuerpo en terreno de naturaleza calcárea.

7.El cadáver presenta signos de haber sido atadas las manos mediante un lazo no blando, dicha atadura debió producirse antes del fallecimiento.

De lo anterior se deducen lógicamente las siguientes CONCLUSIONES :

1.- Las características generales del cadáver y las ropas y objetos personales encontrados en el mismo se corresponden con las de ANTONIA GOMEZ RODRIGUEZ.

2.- La muerte ha sido violenta.

3.- La muerte se produjo por destrucción de centros vitales encefálicos.

4.- Dicha destrucción de centros vitales encefálicos se produjo como consecuencia de una herida por arma de fuego.

5.- Dicha herida por arma de fuego tiene las siguientes características :

– Orificio de entrada a nivel temporoparietal izquierdo, con morfología elíptica de 1.3 x 0.9 centímetros.

– Trayectoria en la cavidad craneal de detrás a delante, de izquierda a derecha y ligeramente descendente.

– Alojamiento del proyectil en lámina orbitaria derecha del hueso frontal.

– No es posible precisar absolutamente la distancia desde la que fue efectuado el disparo con los datos obtenidos en el examen macroscópico, si bien cabe descartar el disparo a boca de jarro (el que se realiza con la boca de el arma en contacto con la piel).

6.- En el cadáver aparecen múltiples lesiones de tipo contusivo, fundamentalmente a nivel de plano posterior del mismo y extremidades. La mayoría de estas lesiones presentan claros signos de reacción vital.

(esto indica que se los hicieron en vida y que cicatrizaron: nada compatible con la versión de Ricart).

7.- En el cadáver aparece una pronunciada dilatación anal compatible con la introducción de un objeto o parte anatómica a través de dicho orificio en vida o postmortem.

8.- el cadáver presenta signos de haber sido atadas las manos mediante un lazo no blando, dicha atadura debió producirse antes del fallecimiento.

9.- Los datos obtenidos del estudio de la evolución de los fenómenos cadavéricos, hacen compatible el establecimiento de una data de la muerte de al menos dos meses.

Siendo cuanto tienen que manifestar. Leída, se ratifican y firman, con Su Señoría, en el último folio de los tres libros presentados, de lo cual yo, el Secretario, doy fe.


MARIA DESEADA (DESIRE)

JUZGADO DE INSTRUCCIÓN NÚMERO SEIS ALZIRA (VALENCIA)

Sumario 1/93

En Valencia, a dos de febrero de mil novecientos noventa y tres.-

Ante S.Sa., asistido de mi el Secretario, comparecen :

D.Francisco Ros Plaza, Licenciado en Medicina, Médico Forense Interino de los Juzgados de Instrucción núm. 2,4 y 6 de Alzira (Valencia).

D. Manuel Fenollosa González, Licenciado en Medicina, Médico Forense Interino de los Juzgados de Instrucción núm. 1,3 y 5 de Alzira (Valencia).

D. Alejandro Font de Mora Turón, Doctor en Medicina, Profesor titular de Patología General y Propedeútica Clínica en excedencia. Médico Forense de los Juzgados de Instrucción núm. 7 y 19 de Valencia, Director del Instituto Anatómico Forense de Valencia.

D. Fernando A. Verdú Pascual, doctor en Medicina. Profesor Titular de Medicina Legal de la Facultad de Medicina de Valencia. Médico Forense en excedencia.

D. Rafael Vicent García, Licenciado en Medicina, Médico Forense de los Juzgados de Instrucción núm. 6 y 8 de Valencia.

D. José Delfín Vilalaín Blanco, Doctor en Medicina. Catedrático de Medicina Legal de la Facultad de Medicina de Valencia. Especialista en Medicina Legal y Forense.

Y manifiestan que, a las 12 horas del día 28 de enero de 1993, en cumplimiento de orden judicial, practicaron la autopsia al CADÁVER NÚMERO DOS, según se enumeraron en el acto del levantamiento.

EXAMEN EXTERNO

1-Aspecto general del cadáver.

El cadáver aparece sobre la mesa de autopsias en decúbito lateral derecho, con las piernas flexionadas.

La cabeza está separada del cuerpo. En el conjunto ósea craneal, la mandíbula aparece separada del resto.

Junto al cadáver aparece el cuero cabelludo desprendido formando un magma en el que resulta diferenciar macroscópicamente su pertenencia a los distintos cuerpos en estudio.

Los brazos aparecen en la parte delantera del cuerpo, con las muñecas atadas con una ligadura en forma de grilletes (FOTO 1).

El cuerpo aparece totalmente impregnado de tierra, en la que se observa escasa cantidad de larvas de insectos. Llama la atención en el primer examen del cuerpo la ausencia de la mano izquierda, que aparece desarticulada de la extremidad distal de radio y cúbito izquierdos, con los huesos del carpo, metacarpianos y falanges diseminados.

2-Identificación.

a-Vestidos y objetos personales.

El cadáver vestía las siguientes ropas :

– cazadora de color azul metálico con múltiples bolsillos de cremallera que aparecen cerrados.

– camiseta de color no precisable pero de tonalidad clara. Presenta un corte vertical en la parte delantera que llega desde el cuello hasta el borde inferior de la prenda. Las dos mitades así formadas aparecen unidas en su parte inferior por un doble nudo, situado aproximadamente a nivel umbilical.

En la parte posterior, aparecen dos orificios, de 2 a 2.5 cm. Uno que tiene forma de fisura con un extremo agudo y el otro más romo ; ambos alargados en forma de ojal, con bordes afilados, en la línea media, a unos 25 y 40 centímetros respectivamente, del cuello de la prenda.

Junto a los orificios aparecen unas manchas de color rosado claro que pudieran corresponderse con la existencia de restos hemáticos.

– sujetador de color claro. Aparece cortado por su parte anterior, en la línea media, siendo los bordes del corte limpios. En la cazoleta derecha, aparece una mancha redondeada, rojiza, de aspecto costroso, que pudiera corresponderse con una mancha hemática. Esta prenda se encuentra colocada en su posición habitual.

– Pantalones vaqueros de color azul claro, marca Levis, perfectamente abotonados, que llevan en la parte posterior de ambas perneras, dos parches de tejido similar.

– cinturón de piel oscura, de hebilla ancha, que aparece perfectamente cerrado.

– bragas de color blanco con rayas verdes.

– el cadáver NO lleva calcetines.

– zapatos de color azul, con suela gruesa de goma, de la marca Highlanders-Snipe. En el interior de los zapatos hay unas plantillas de las usadas para la transpiración.

-presenta una ligadura en forma de grilletes. (FOTO 2) fabricada con una cuerda gruesa.

-El cadáver lleva los siguientes objetos personales :

– reloj marca Adec de cuarzo, de color negro, con esfera blanca.

– tres monedas.

– barra de pintalabios de color rosa.

Las ropas y los efectos personales son puestos a disposición del Juzgado para identificación y estudio criminalístico.

b-Características generales.

Se trata del cadáver de una mujer, lo cual es claramente distinguible por las características somáticas generales, inspección general de elementos esqueléticos y corroborado por la inspección de genitales. Normosómica con aparente buen estado de nutrición. La distancia desde el talón derecho hasta la región deltoidea del mismo lado es de 130 centímetros lo cual equivale a una estatura total de unos 165 centímetros, con un margen de error de +/- 5 centímetros, según la Tabla de Manouvrier Olivier para el cálculo de la estatura como se recoge en la obra del profesor Gisber Calabuig J.A., Medicina Legal y Toxicología. Edición 1992.

c-Características individuales ó marcas particulares.

No se ha detectado en la superficie externa del cadáver ninguna cicatriz, tatuaje o cualquier otro elemento con carácter de marca particular.

3-Evolución de fenómenos cadavéricos.

La putrefacción aparece muy avanzada, encontrándose en plena fase colicuativa. Esta fase colicuativa es claramente perceptible en el estudio interno del cadáver, pues hay sustitución del paquete visceral por una masa amorfa y homogénea ; a nivel externo, la integridad cutánea es superior a la que cabría esperar en relación con la situación visceral, como consecuencia de la producción de fenómenos espontáneos de conservación cadavérica en función de las características del medio en el que permaneció el cuerpo.

La pérdida de partes blandas ha dado lugar al desprendimiento de las vértebras cervicales, con la consiguiente separación de la cabeza. La cabeza aparece en fases muy avanzadas de esqueletización, con permanencia de escasa cantidad de masa cutáneo-muscular amorfa pegada a la bóveda craneal y macizo facial. No existen lesiones macroscópicas a nivel de las vértebras cervicales. La mandíbula aparece desarticulada. El cuero cabelludo aparece desprendido. En cavidad torácica, la parte superior izquierda aparece fuertemente afectada, con desarticulación del húmero escápula y clavícula de ese lado y desaparición del espacio anatómico subclavio, estableciéndose comunicación entre el exterior y el interior de la cavidad. Esta destrucción de la parte superior izquierda del tórax es probablemente debida a la intervención animal.

4-Lesiones traumáticas.

a-Cuerpo y extremidades.

– Hematoma redondeado de 0.5 centímetros de diámetro en cara posterior del codo izquierdo.

– dos hematomas redondeados de diámetro aproximado de 1 a 1.5 centímetros, situados en cara posterointerna de la raíz de muslo izquierdo.

– hematoma cuadrangular, de bordes muy bien definidos, con dimensiones de 2 x 2 centímetros, a nivel de cara interna de rodilla derecha.

– hematoma cuandrangular de 1 x 1 centímetros de superficie en cara posterointerna de pierna derecha.

– hematoma de 5 x 3 centímetros de superficie en cara posterior de pierna derecha, a nivel de la línea media.

– hematoma redondeado de 1 centímetro de diámetro, situado en parte superior y posteroexterna del muslo derecho, unos dos centímetros por debajo del pliegue inferior de la nalga homolateral.

La cubierta cutánea de la parte posterior del cuerpo aparece desprendida, habiendo desaparecido en una amplia región que ocupa todo el espacio dorsal y la parte superior de la región lumbar. Los bordes cutáneos que persisten son irregulares, presentando una morfología festoneada que sugiere la intervención de los animales como mecanismo de producción de la ruptura.

En la parte anterior del tórax, se observa una zona con abundantes restos hemáticos, que abarca la práctica totalidad de la mitad derecha de la región precordial. En el centro de la misma se observa una solución de continuidad de morfología circular, de unos 3 centímetros de diámetro en la zona correspondiente a areola y pezón derecho con desaparición de estos.

Los bordes cutáneos de la zona desaparecida son regulares y bien definidos a la observación macroscópica, no apreciándose con claridad signos de reacción vital de los mismos. No aparecen elementos tisulares uniendo los bordes de la herida (FOTO 3).

b-Cabeza.

En la superficie ósea de la bóveda craneal, aparece un ORIFICIO. Está situado en región occipital, a nivel de la línea media, unos 2.5 centímetros sobre protuberancia occipital externa. Su morfología es redondeada, con diámetros vertical y transversal de 1 centímetro. Los bordes del orificio se aprecian muy ligeramente biselados hacia la izquierda ; son nítidos y regulares, sin que se aprecien alteraciones cromáticas macroscópicas en las inmediaciones del mismo. Las características generales del orificio se corresponden con las de un orificio de entrada producido por arma de fuego. (FOTO 10).

En el examen del macizo facial, se observa a nivel cavidad orbitaria izquierda, una solución de continuidad en la parte interna de la misma, en forma de brecha anfractuosa, alargada en sentido vertical, de unos 1,5 centímetros de longitud. Se observa fractura de huesos propios de la nariz. Las características de este conjunto lesional son compatibles con las de un artefacto producido por la salida de un proyectil. (FOTO 11).

No se observan otras lesiones en el macizo facial.

En la mandíbula, no se encuentran lesiones a excepción de la pérdida de los dos incisivos mediales. Hay que resaltar que, durante la manipulación de la mandibula, se produce la caída de otras piezas dentarias.

EXAMEN INTERNO

1-Cavidad cefálica.

Se realiza limpieza del cráneo y se procede a la apertura de la bóveda ósea craneal. En el interior de la cavidad craneal aparece una masa homogénea de color verdoso de consistencia blanda pastosa en la que no se pueden distinguir macroscópicamente ninguna de las estructuras cerebrales. La coloración de este putrílago es más oscura a nivel de las regiones frontal izquierda y orbitararia izquierda. (FOTO 4). Retirado este putrílago, aparece la superficie ósea de la base del cráneo en la que se perciben las siguientes alteraciones :

– fisura a nivel de unión temporoparietal izquierda, de trayectoria anteroposterior, con unos 10 centímetros de longitud.

– fisura a nivel de unión temporoparietal derecha, de trayectoria anteroposterior, con unos 8 centímetros de longitud.

– fractura con estallido del cuerpo del esfenoides.

– fractura de lámina orbitaria izquierda del hueso frontal, con trayectoria transversal y longitud aproximada de tres centímetros.

En un momento posterior y al proceder al cernido e inspección sistemático y rutinario del material contenido en los sudarios, en el correspondiente al cadáver número 2, se haya un proyectil que es puesto a disposición del Juzgado.

2-Cavidad torácica.

En la parte posterior de la misma, donde ha desaparecido la cubierta cutánea, se observan la parte posterior de la columna vertebral y la masa muscular paravertebral. A nivel de la décima vértebra dorsal, inmediatamente a la izquierda de la columna vertebral, se observa una masa amorfa y de color rojizo cuyo aspecto se corresponde con el de una colección hemática. (FOTO 9). Dicha colección se corresponde topograficamente con los dos orificios encontrados en la parte posterior de la camiseta que han sido descritos anteriormente.

Se realiza estudio de piel y tejido subcutáneo en la parte anterior del tórax, no encontrándose signos manifiestos de infiltración hemorrágica en la zona que rodea a la herida de la zona correspondiente a areola y pezón derecho. Realizada la apertura de la cavidad, se observa que los pulmones se han transformado en putrílago, siendo sustituidos por una masa amorfa, a excepción de algunos restos identificables del pulmón derecho en la parte inferior del hemitórax correspondiente. No se identifican el saco pericárdico, la víscera cardíaca ni las estructuras viscerales mediastínicas, este conjunto se ha reducido a una masa amorfa de putrilago. Existe integridad de las cúpulas diafragmáticas.

3-Cavidad abdominal.

El estómago está conservado ; a la apertura aparece totalmente vacío, con abundantes fenómenos putrefactivos en su mucosa. Hígado y bazo aparecen fuertemente desfigurados por la putrefacción, con pérdida de su normal arquitectura parenquimatosa macroscópica y sin que se aprecie existencia de lesiones traumáticas ; no se puede visualizar la vesícula biliar. No hay hallazgos de interés en ambos riñones. El conjunto de asas intestinales aparece convertido en una masa homogénea como resultado del avance de la putrefacción.

EXAMEN GINECOLOGICO

a-Examen externo.

Se aprecia notable dilatación del orificio anal, que presenta unas dimensiones de 4 x 5 centímetros. (FOTO 8). La morfología del introito anal es claramente infundibular, presentando abundantes restos fecales en las paredes. Mediante un fiador adecuado, se logra la penetración sin resistencia hasta 13 cm. A través del orificio anal.

En los alrededores del orificio anal, se aprecia existencia de hematoma perianal anterior, con presencia de pequeñas excrecencias (FOTO 5) blancas, esféricas, íntimamente adheridas a la mucosa de diámetro inferior a 1 milímetro, que no se desprenden al deslizar el cuchillete. Estos caracteres inducen a pensar en su posible naturaleza micotica.

En labios mayores de la vagina, aparece una pequeña equimosis en el labio mayor izquierdo de 2 x 2 centímetros. En el introito vaginal, en la pared del labio mayor derecho, se observa un pequeño hematoma de 1 x 0.5 centímetros. No se aprecian soluciones de continuidad traumáticas recientes en los repliegues membranosos vulvo vaginales.

b. Examen interno

En el interior de la cavidad rectal se observan pequeñas erosiones en la zona inmediatamente adyacente al orificio anal. Asimismo, existe un pequeño hematoma de 1 x 2 centímetros en parte derecha de la pared anterior rectal. No se observan otras alteraciones en la mucosa rectal.

En la cavidad vaginal, se observa una equimosis redondeada de 0.5 centímetros, a nivel de la parte izquierda de la cara anterior. En la parte superior de la cavidad vaginal se aprecia la existencia de una alteración en la mucosa, en una superficie de 0.5 x 0.5 centímetros, apareciendo esta rugosa y pigmentada.

En el interior de la cavidad vaginal, situado bastante en profundidad, se encuentra un cuerpo extraño de un volumen aproximado de 1 centímetro cúbico, que no se puede identificar mediante el examen macroscópico.

TOMA DE MUESTRAS

Se efectúa la siguiente toma de muestras orgánicas procedentes del cadáver e inorgánicas, a fin de que se realicen las oportunas investigaciones analiticas en el Instituto Nacional de Toxicología.

– mano derecha, para estudio de restos subungueales y determinación de signos de lucha. Asimismo, regeneración epidérmica y realización de reseña necrodactilar.

– fragmento cutáneo de rodilla izquierda, para estudio histológico.

– paquete visceal perineal (recto y vagina), conteniendo ambos orificios, para estudio microscópico de lesiones y, en su caso, reacciones de vitalidad.

– contenido cavidad rectal, para búsqueda de fluidos orgánicos e identificación.

– contenido de cavidad vaginal, para búsqueda de fluidos orgánicos e identificación.

– cuerpo extraño hallado en cavidad vaginal, para identificación.

– fragmento cutáneo y masa muscular de la región periareolar de mama derecha, para estudio de mecanismo de avulsión y signos de reacción vital.

– cráneo completo, para estudio de oligoelementos alrededor del orificio por disparo de arma de fuego.

También superposición fotográfica con fines de identificación.

Asimismo, se remite al Instituto Nacional de Toxicología una bolsa conteniendo las bragas, para que se efectúa búsqueda de fluidos orgánicos y, si procede, identificación. También, estudio de pelos adheridos.

Se efectúa reportaje fotográfico durante la práctica de la autopsia, a cargo del servicio fotográfico del Instituto Anatómico Forense de Valencia y de personal del Gabinete de Policía Científica de la Guardia civil. Se adjunta resumen de dicho reportaje al presente informe.

CONSIDERACIONES MEDICO LEGALES

1-Sobre la identidad del cadáver.

Las ropas que viste el cadáver y los objetos personales que aparecen en el mismo coinciden exactamente con los que, según la Guardia Civil, llevaba MARIA DESEADA GONZALEZ FOLCH en el momento de su desaparición. Asimismo, las características generales del cadáver (sexo, edad, estatura) coinciden con la citada.

Sin embargo, no es posible hablar de una identificación cierta con los datos mencionados, que resultan insuficientes.

Para llegar a esta identificación de total certeza, es necesario obtener nuevos datos, fundamentalmente la reseña necrodactilar del cadáver, para la posterior comprobación de la misma con la huella recogida en el Documento Nacional de Identidad.

A la recepción de los resultados de los análisis practicados, podrá establecerse la identidad del cadáver con una mayor certeza.

2-Sobre la causa de la muerte.

Los hallazgos necrópsicos permiten establecer con certeza absoluta la existencia de una lesión causante de la muerte. Se trata de una herida por arma de fuego que afecta a la cavidad craneal, con orificio de entrada a nivel de la región occipital, en la línea media, unos 2.5 centímetros por encima de la protuberancia occipital externa. (FOTO 6). En su recorrido, el proyectil alcanza el cuerpo del esfenoides y la lámina orbitaria izquierda del hueso frontal, para posteriormente salir a través del hueso etmoides y huesos propios de la nariz, por la órbita izquierda.

Existen en el cuerpo otras violencias traumáticas de menor trascendencia, que no se puede considerar hayan tenido un papel importante en la génesis de la muerte. Así, el motivo del fallecimiento es con toda seguridad la destrucción de centros vitales encefálicos como consecuencia de un disparo de arma de fuego.

3-Sobre las circunstancias del disparo.

a-Dirección.

El orificio de entrada de la herida por arma de fuego está situado a nivel occipital, en la línea media del cráneo, unos 2.5 centímetros por encima de la protuberancia occipital externa. En el curso de su trayectoria, aparecen lesiones a nivel del cuerpo del esfenoides y de la lámina orbitaria izquierda del hueso frontal. El orificio de salida del disparo está situado a nivel de pared interna de órbita izquierda, con una trayectoria en la cavidad de detrás a adelante, muy ligeramente descendente y desviado hacia la izquierda, imaginando la base del cráneo en posición horizontal sobre un plano duro.

b-Distancia.

La destrucción de las partes blandas de la zona donde está situado el orificio de entrada del disparo impide realizar el correspondiente análisis morfológico y químico que permitiría conocer la distancia desde la que fue efectuado dicho disparo. El examen macroscópico del orificio a nivel craneal no aporta dato susceptibles de resolver la cuestión.

Así pues, sólo es posible efectuar análisis de los elementos del disparo que pudieran haber quedado incrustados en el cráneo y que proporcionaría información sobre la distancia a la que fue efectuado el mismo. Por lo tanto, no es posible emitir dictamen más ajustado acerca de la distancia del disparo hasta la recepción de los resultados de la investigaciones analíticas practicadas sin embargo, se descarta el disparo a boca de jarro.

c-Vitalidad de los tejidos.

La coloración intensamente obscura de los restos de masa orgánica a nivel de la órbita izquierda sugieren la existencia de pronunciado derrame hemorrágico en la misma, lo cual se correspondería con una situación de vitalidad en el momento de recibir la lesión.

4-Sobre otras violencias presentes en el cadáver.

a-Mecanismo de producción.

Se encuentran múltiples equimosis diseminadas especialmente en plano posterior del cuerpo y extremidades. Su morfología, en general, se corresponde con un mecanismo de producción percusivo, es decir, por la acción violenta de objetos duros de superficie roma, y morfología variable.

Aparece algún hematoma a nivel de extremidades cuyo mecanismo de producción podría ser el de prensión, dada la zona de difícil accesibilidad en la que asientan (parte posterointerna de rodilla y muslo).

Por otra parte, durante la práctica de la autopsia se observa la pérdida de determinadas piezas dentarias.

Esto podría tener un origen traumático (de tipo contusivo) o, también, tratarse de una alteración secundaría ala destrucción de partes blandas propia de la putrefacción. Por ello, se remiten ambos maxilares al Instituto Nacional de Toxicología a fin de que se realicen las investigaciones pertinentes.

En la parte posterior de la camiseta, se describieron en su momento dos soluciones de continuidad, una que tiene forma de fisura con un extremo agudo y el otro más romo y otra así mismo ovalada con los dos extremos agudos, de estos caracteres puede inferirse un mecanismo de producción que implicaría un arma blanca con componente punzante y componentes cortantes. (FOTO 7).

En la masa muscular de la espalda, a nivel paravertebral y a la altura de la décima vértebra dorsal, se encontró una coloración, que pudiera corresponderse con la presencia de restos hemorrágicos. De los datos estudiados puede deducirse que la herida por arma blanca, interesó piel, tejido celular subcutáneo y masa muscular.

Finalmente se observa una amputación traumática del pezón derecho y de la areola correspondiente. Los bordes de esta amputación traumática son limpios, bien definidos, y con irregularidades lo que sugiere que éste fue realizado con la participación de algún instrumento de componente cortante y de algún mecanismo en el que pudiera haber participado la prensión, el corte y la tracción.

b-Vitalidad de las lesiones

Las lesiones descritas a nivel de parte posterior del cuerpo y extremidades presentan en genral rastros de infiltración hemorrágica, lo que sugiere un origen vital de las mismas, aunque dicha impresión diagnóstica podrá ser confirmada con los resultados de los análisis encargados al Instituto Nacional de Toxicología.

Asimismo, la lesión por arma blanca existente a nivel de la región dorsal presenta abundantes restos hemorrágicos que se corresponderían con un estado de vitalidad en el momento de recibirla.

Las lesiones existentes a nivel de ambas muñecas, sin embargo, presentan un aspecto macroscópico que indica una discreta reacción de vitalidad. No obstante, esta impresión diagnóstica queda también pendiente de la confirmación analítica.

En cuanto a la lesión existente en el pezón derecho ; se aprecia escasa reacción vital en los bordes, lo cual sugiere una producción muy cercana al momento de la muerte, existen abundantes restos hemorrágicos en parte anterior del tórax y parte derecha del sujetador, lo cual indica una situación de vitalidad en el momento de sufrir la lesión.

En cualquier caso, la investigación histológica de los bordes de la herida permitirá situar con mayor exactitud el momento de producción de esta lesión.

5-Sobre la agresión sexual sufrida.

A nivel de vagina se encuentran alteraciones de posible origen contusivo, tanto en labios mayores, introito vaginal y mucosa de cavidad, cuya existencia sería compatible con violencias de tipo sexual.

Las características macroscópicas de las lesiones, por otra parte, sugerirían que dichas agresiones ocurrieron en vida de la víctima.

– A nivel del orificio anal, se encuentra una dilatación del mismo superior a la que cabría esperar en función de los fenómenos de retracción postmortales.

Además, aparecen algunas alteraciones a nivel de la mucosa rectal, en las inmediaciones del orificio anal, de caracteres lesivos.

Estas impresiones diagnósticas podrán, en su caso, ser confirmadas con los resultados de los análisis histológicos encargados al Instituto Nacional de Toxicología.

6-Sobre la data de la muerte.

Los datos obtenidos del estudio de la evolución de los fenómenos cadavéricos, hacen compatible el establecimiento de una data de la muerte de al menos dos meses.

No es posible precisar con mayor exactitud el momento del fallecimiento, debido a los fenómenos putrefactivos y al deterioro adicional del cuerpo por la acción de fauna y flora cadavérica.

En el examen de la boca cabe reseñar la existencia en los incisivos inferiores, de incrustaciones minerales en el borde superior, compatibles con una permanencia prolongada del cuerpo en terreno de naturaleza calcárea.

De lo anterior se deducen lógicamente las siguiente CONCLUSIONES :

1.- Las características generales del cadáver y las ropas y objetos personales encontrados en el mismo se corresponden con las de MARIA DESEADA GONZALEZ FOLCH.

2.- La muerte ha sido violenta.

3.- La muerte se produjo por destrucción de centros vitales encefálicos.

4.- Dicha destrucción de centros vitales encefálicos se produjo como consecuencia de una herida por arma de fuego.

5.- Dicha herida por arma de fuego tiene las siguientes características :

– orificio de entrada a nivel occipital, en la línea media, 2.5 centímetros sobre protuberancia occipital externa. Tiene morfología redondeada, con dimensiones de 1 x 1 centímetro.

– trayectoria en la cavidad craneal de detrás a adelante, muy ligeramente descendente y desviado hacia la izquierda.

– orificio de salida del disparo está situado a nivel de pared interna de órbita izquierda.

– no es posible precisar la distancia desde la que fue efectuado el disparo, con los datos del examen macroscopico, si bien cabe descartar el disparo a boca de jarro ( el que se realiza con la boca del arma en contacto con la piel).

6.- En el cadáver aparecen múltiples lesiones de tipo contusivo, fundamentalmente a nivel del plano posterior del mismo y extremidades. Las características de la mayoría de estas lesiones sugieren la producción de las mismas en vida.

7.- La colección hemática que aparece en la región dorsal del cadáver, a nivel de la 10 dorsal inmediatamente a la izquierda de la columna vertebral se corresponde topográficamente y esta en relación con los orificios de la parte posterior de la camiseta que portaba la víctima.

8.- en el cadáver aparece signos de amputación traumática del pezón y areola derecha.

Las características de los bordes de la amputación traumática son compatibles con la intervención de arma blanca, si bien no puede descartarse la actuación de mecanismos de tracción.

9.- En el cadáver aparecen signos de violencia de tipo sexual a nivel vaginal.

10.- En el cadáver aparece una muy pronunciada dilatación anal compatible con la penetración de un objeto o parte anatómica a través de dicho orificio en vida o postmorten.

11.- Los datos obtenidos del estudio de la evolución de los fenómenos cadavéricos, hacen compatible el establecimiento de una data de la muerte de al menos dos meses.

Siendo cuanto tienen que manifestar. Leída, se ratifican y firman, con Su Señoría, en el último folio de los tres libros presentados, de los cual yo, el Secretario doy fe.


MIRIAM

JUZGADO DE INSTRUCCIÓN NÚMERO SEIS ALZIRA (VALENCIA)

En Valencia, a ocho de febrero de mil novecientos noventa y tres.-

Ante S.Sa., asistido de mi el Secretario, comparecen :

D.Francisco Ros Plaza, Licenciado en Medicina, Médico Forense Interino de los Juzgados de Instrucción núm. 2,4 y 6 de Alzira (Valencia).

D. Manuel Fenollosa González, Licenciado en Medicina, Médico Forense Interio de los Juzgados de Instrucción núm. 1,3 y 5 de Alzira (Valencia).

D. Alejandro Font de Mora Turón, Doctor en Medicina, Profesor titular de Patología General y Propedeútica Clínica en excedencia. Médico Forense de los Juzgados de Instrucción núm. 7 y 19 de Valencia, Director del Instituto Anatómico Forense de Valencia.

D. Fernando A. Verdú Pascual, doctor en Medicina. Profesor Titular de Medicina Legal de la Facultad de Medicina de Valencia. Médico Forense en excedencia.

D. Rafael Vicent García, Licenciado en Medicina, Médico Forense de los Juzgados de Instrucción núm. 6 y 8 de Valencia.

D. José Delfín Vilalaín Blanco, Doctor en Medicina. Catedrático de Medicina Legal de la Facultad de Medicina de Valencia. Especialista en Medicina Legal y Forense.

Y manifiestan que, a las 15 horas del día 28 de enero de 1993, en cumplimiento de orden judicial, practicaron la autopsia al CADÁVER NÚMERO TRES, según se enumeraron en el acto del levantamiento.

EXAMEN EXTERNO

a-Aspecto general del cadáver.

El cadáver aparece sobre la mesa de autopsia en posición de decúbito supino, con las piernas flexionadas en rotación lateral derecha de las caderas.

La cabeza está separada del cuerpo. Junto al cadáver aparece cuero cabelludo desprendido formando un magma en el que resulta imposible diferenciar macroscópicamente su pertenencia a los distintos cuerpos en estudio. La mandíbula aparece separada del resto del macizo óseo facial.

Los brazos no aparecen sujetos por ningún tipo de ligaduras, aunque sí por la especial colocación de la cazadora, que se describe más adelante. El brazo derecho aparece desarticulado del tronco a nivel de la unión escápulo-humeral. El cuerpo aparece totalmente impregnado de tierra en la que se observa escasa cantidad de larvas de insectos. Llama la atención en el primer examen del cuerpo la ausencia de la mano derecha, que está desarticulada de la extremidad distal de radio y cúbito derechos, con algunos de los huesos del carpo, metacarpianos y falanges diseminados por la bolsa que transportó el cuerpo.

2-Identificación.

a-Vestidos y objetos personales.

El cadáver vestía las siguientes ropas que le son retiradas respetando su integridad :

– cazadora azul de tela vaquera marca Levis Strauss, colocada al revés de lo habitual ; es decir, la parte delantera (abotonada) por detrás y la parte inferior colocada arriba.

– camiseta de color blanco o gris claro con dibujo de una espuela y la inscripción “Chipi”.

– sujetador blanco, que no presenta cortes o degarraduras, en su posición habitual.

– pantalón vaquero azul de marca Chipi.

– una prenda de ropa interior blanca, que pudiera ser una faja fina o unas bragas. Esta prenda presenta en su parte anterior una mancha rojiza redondeada de 1 centímetro de diámetro, que se estima procedente del óxido formado en el botón metálico de los pantalones.

– unas bragas más pequeñas, de modelo tanga, de color morado y colocadas por debajo de las anteriores.

– el cadáver NO lleva calcetines.

-zapatos azules oscuros, tipo mocasín, con flecos en la parte delantera.

-El cadáver lleva los siguientes objetos personales :

– reloj negro marca Casio Athenea, con esfera dorada, con su correspondiente pulsera metálica elástica.

– cadenita de oro colgada al cuello, en la que hay engarzados un anillo, una medalla y un colgante en forma de corazón.

– llavero con varias llaves que tiene publicidad del Seat Ibiza.

– varias monedas.

-anillo dorado con inscripción que reza “Miriam”.

-Los últimos tres objetos aparecen guardados en uno de los bolsillos del pantalón.

No me digan ustedes que estos dos bestias presuntos (Ricart y Anglés) iban a ser tan delicados como para quitarla todas las cosas personales, violarlas, vestirlas, matarlas y luego colocarles todo esto en un bolsillo. hace falta bemoles para no ver claro que aquí hay gato encerrado.

La ropa y efectos personales son puestos disposición del Juzgado para identificación y estudio criminalístico.

b-Características generales.

Se trata del cadáver de una mujer, lo cual es claramente distinguible por las características somáticas generales, inspección general de elementos esqueléticos y coloborado con la inspección de genitales, normosómica, con aparentemente un buen estado de nutrición. La distancia desde el talón derecho hasta la región deltoidea del mismo lado es de 129 centímetros, lo cual equivale a una estatura total de unos 165 centímetros con un margen de error de +/- 5 centímetros según la Tabla de Manouvrier Olivier para el cálculo de la estatura como se recoge en la obra del profesor Gisbert Calabuig J.A., Medicina Legal y Toxicología. Edición 1992.

c.- Características individuales ó marcas particulares.

No se ha detectado en la superficie externa del cadáver ninguna cicatriz, tatuaje o cualquier otro elemento con carácter de marca particular.

3-Evolución de los fenómenos cadavéricos.

La putrefacción aparece muy avanzada, encontrándose en plena fase colicuativa.

Esta fase colicuativa es claramente perceptible en el estudio interno del cadáver, pues hay sustitución del paquete visceral por una masa amorfa y homogénea ; a nivel externo, la integridad cutánea es completa en toda la extensión del cuerpo excepto cráneo y cara.

La pérdida de partes blandas ha dado lugar a la desarticulación de las vértebras cervicales, con la consiguiente separación de la cabeza. Esta aparece en fases muy avanzadas de esqueletización, con permanencia de escasa cantidad de masa cutáneo-muscular amorfa pegada a la bóveda craneal y macizo facial. No existen lesiones macroscópicas a nivel de las vértebras cervicales. La mandíbula aparece desarticulada. Junto al cadáver aparece cuero cabelludo desprendido formando un magma en el que resulta imposible diferenciar macroscópicamente su pertenencia a los distintos cuerpos en estudio.

El brazo derecho aparece separado del tórax, con desarticulación humero-escapular y clavículo-escapular. En el antebrazo derecho, existe pérdida de masa cutáneo-muscular desde su tercio medio hasta al extremidad distal, punto de donde, punto de donde, como ya se ha dicho, se ha desarticulado el esqueleto óseo de la mano, que no aparece.

4-Lesiones traumáticas.

a-Cuerpo y extremidades.

– gran hematoma situado en región dorsal izquierda, que llega desde la zona infraescapular hasta el borde superior de la nalga, con unas dimensiones aproximadas de 35 x 15 centímetros. Presenta una coloración morada no uniforme, con áreas de mayor intensidad y puntos en los que la infiltración hemorrágica es mucho más intensa. (FOTO 1).

– hematomas longitudinales, de 12 x 6 centímetros, situados en cara posterior de ambos muslos.

– hematomas rectangulares de 7 x 3 centímetros, situados en cara posterior de ambas rodillas.

– hematoma redondeado de 8 centímetros de diámetro a nivel de cara anterior de rodilla izquierda.

– hematoma redondeado de 10 centímetros de diámetro a nivel de cara anterointerna de muslo izquierdo.

– hematoma redondeado de 4 centímetros de diámetro a nivel de región esternal.

– erosión de morfología circular, de unos 2 centímetros de anchura, que rodea la muñeca izquierda, más profunda a nivel inferior de la eminencia tenar, con apergaminamiento y componente equimótico. (FOTO 2).

los que la hicieron esto no eran seres humanos y no son compatibles con los que guardaron algunos objetos personales en el bolsillo y las vistieron.

b-Cabeza. (FOTO 3).

En la superficie ósea de la bóveda craneal, aparecen dos ORIFICIOS. El primero está situado a nivel de la unión occipito-parietal izquierda, dos centímetros por arriba y cinco centímetros hacia la línea media desde la base de la apófisis mastoides del lado izquierdo. Su morfología es redondeada, siendo sus dimensiones de 1 centímetro de diámetro. Los bordes del orificio son nítidos y regulares, sin que se aprecien alteraciones macroscópicas a su alrededor. Las características del orificio se corresponden con las de un orificio de entrada de herida por arma de fuego.

El segundo orificio está situado a nivel de la unión temporoparietal derecha. Su morfología es redondeada, siendo sus diámetros transversal y vertical de 1,1 y 1.2 centímetros respectivamente. El orificio tiene una morfología troncocónica, siendo mayor su diámetro en el diploe externo craneal que en el interno. Sus características se corresponden con las de un orificio de salida. (FOTO 4).

A nivel del macizo facial, en el hueso maxilar se registra pérdida de todas las piezas dentarias excepto el segundo molar derecho y los molares primero y segundo del lado derecho.

No hay lesiones a nivel de la mandíbula, en la que falta el canino izquierdo. Durante el lavado de la pieza ósea se desprenden dos piezas más el incisivo lateral derecho y el primer premolar del lado derecho.

EXAMEN INTERNO

1-Cavidad cefálica.

Se realiza limpieza del cráneo y se efectúa la apertura de la bóveda ósea craneal. En el interior de la masa craneal aparece una masa homogénea y amorfa, de color grisáceo y consistencia endurecida, que se corresponde con los restos del parénquima encefálico.

No se reconoce ninguna estructura parenquimatosa cerebral en el examen macroscópico de la masa visceral.

El estudio de la superficie ósea de la base del cráneo y de la cara interna de la base craneal no permite detectar ningún tipo de lesión a excepción de los dos orificios ya descritos. (FOTO 5).

2-Cavidad torácica.

Se realiza apertura conjunta de la cavidad toraco abdominal por la técnica de Mata.

No se observan lesiones a nivel de la parrilla costal. No se observa lesión a nivel del esternón.

Los pulmones están convertidos en una masa putrilaginosa en la que no es posible distinguir, mediante el examen macroscópico, ninguna de las usuales estructuras parenquimatosas.

El saco pericárdico está íntegro. El corazón es de tamaño normal, sin que se aprecien lesiones patológicas o traumáticas en su superficie. Las paredes cardíacas se observan de grosor normal. Ambas cavidades ventriculares aparecen exangües.

No se encuentran lesiones a nivel mediastínico. En el fondo de la parte derecha de la cavidad torácica existe un derrame de liquido de aspecto hemático con un volumen aproximado de 25 centímetros cúbicos.

Este liquido no es compatible con llevar 75 días muerta y enterrada.

3-Cavidad abdominal.

El hígado aparece completamente desectructurado, convertido en una masa putrilaginosa a nivel del hipocondrío derecho. La vesícula biliar está aceptablemente conservada. Retirada la masa visceral, se observa la existencia de una amplia contusión profunda a nivel del hipocondrio derecho, estando el hemidiafragma correspondiente íntegro.

El bazo y los riñones aparecen fuertemente afectados por los procesos de la putrefacción, no siendo posible identificar mediante el examen macroscópico las estructuras parenquimatosas existentes. El estómago está ileso, y no contiene ningún tipo de material ; en su interior aparece un objeto duro, de un volumen aproximado de 1 centímetro cúbico.

No hay lesiones de carácter traumático a nivel del paquete intestinal ni en el espacio retroperitoneal. La vejiga urinaria está integra, apareciendo totalmente vacía.

EXAMEN PERINE

a-Examen externo.

Existe notable dilatación del orificio anal, que presenta unas dimensiones de 6 x 8 centímetros. El orificio anal presenta abundantes restos fecales. La morfología del introito anal es claramente infundibular. Se observa, en ambos márgenes anales, existencia de erosiones redondeadas, de un diámetro aproximado de 0.3 centímetros.

El orificio vaginal aparece también claramente dilatado. No se aprecian soluciones de continuidad recientes en los repliegues membranosos vulvo vaginales. (FOTO 6).

Si no van a soñar con ello, les indico que vean la salvajada que le hicieron. Les pido máximo respeto y una oración por favor. Estos seres están por encima de toda maldad y solo un castigo compatible con la maldad que hicieron puede calmar a sus víctimas.

Aproximado de 0.5 centímetros. A nivel del rafe medio, o zona que separa los orificios anal y vaginal, Vio una erosión de 5 centímetros que se continua con el hematoma descrito a nivel de cara anterointerna de muslo izquierdo.

b-Examen interno.

La ampolla rectal aparece parcialmente llena de materia fecal. Se observan diversos hematomas de pequeño tamaño en la mucosa rectal, en las regiones perianales.

La cavidad vaginal presenta cuatro desgarros, de morfología elíptica, con diámetro mayor de 5 centímetros y diámetro menor de 3 centímetros, situados alrededor del orificio vaginal, dos a la izquierda y dos a la derecha. El diámetro mayor de estos desgarros es el vertical. Los bordes de dichos desgarros son nítidos y regulares, no apreciándose en los mismos signos de reacción inflamatoria, ni infiltración equimótica. (FOTO 7).

(Violación también postmorten.)

No se encuentran hallazgos de interés a nivel del útero.

TOMA DE MUESTRAS

Se efectúa la siguiente toma de muestras orgánicas procedentes del cadáver e inorgánicas, a fin de que se realicen las oportunas investigaciones analíticas en el Instituto Nacional de Toxicología.

– fragmento cutáneo de rodilla izquierda, para estudio histológico.

– mano izquierda, para estudio de restos subungueales y determinación de signos microscópicos de lucha. Asimismo, regeneración epidérmica y realización de reseña necrodactilar.

– paquete visceral perineal (recto y vagina), incluyendo ambos orificios, para estudio microscópico de lesiones y, en su caso, reacciones de vitalidad.

– líquido de aspecto hemático encontrado en cavidad torácica, para estudio toxicológica de drogas.

– vesícula biliar, para estudio toxicológico de drogas.

– estómago, para estudio toxicológico de drogas.

– objeto encontrado en el interior del estómago para identificación.

– contenido de cavidad rectal, para búsqueda de fluidos orgánicos e identificación en su caso.

– contenido de cavidad vaginal, para búsqueda de fluidos orgánicos e identificación en su caso.

– contenido de cavidad vaginal, para búsqueda de fluidos orgánicos e identificación en su caso.

– cráneo completo, para estudio de oligoelementos alrededor de orificios por disparo de arma de fuego. También superposición fotográfica con fines de identificación.

Asimismo se remite al Instituto Nacional de Toxicología una primera bolsa que contiene las bragas de color blanco, coloradas más externamente, para búsqueda de fluidos orgánicos e identificación si procede. Asimismo, estudio de pelo adherido. En una segundo bolsa, se remiten las bragas de color morado, colocadas más internamente, para busqueda de fluidos orgánicos e identificación si procede. Asimismo, estudio de pelo adherido.

Se efectúa reportaje fotográfico durante la práctica de la autopsia, a cargo del servicio fotográfico del Instituto Anatómico Forense de Valencia y de personal del Gabinete de Policía Científica de la Guardia Civil. Se adjunta resumen de dicho reportaje al presente informe.

CONSIDERACIONES MEDICO LEGALES

1.- Sobre la identidad del cadáver.

Las ropas que viste el cadáver y los objetos personales que aparecen en el mismo coinciden con los que, según la Guardia civil, llevaba MIRIAM GARCIA IBORRA en el momento de desaparición. Asimismo, las características generales del cadáver (edad, estatura) coinciden con las de la citada. Sin embargo, no es posible hablar de una identificación cierta con los datos mencionados, que resultan insuficientes. Para llegar a esta identificación de total certeza, es necesario obtener nuevos datos, fundamentalmente la reseña necrodactilar del cadáver, para la posterior comparación de la misma con los datos del archivo policial o, en su caso, con huellas dactilares de la citada que puedan obtenerse en su domicilio. A la recepción de los resultados de los análisis practicados, podrá establecerse la identidad del cadáver con una mayor certeza.

2.- Sobre la causa de la muerte.

Los hallazgos necrópsicos permiten establecer con certeza absoluta la existencia de una lesión causante de la muerte. Se trata de una herida por arma de fuego que afecta a la cavidad craneal, con orificio de entrada a nivel de unión occipito-parietal izquierda.

En su recorrido el proyectil afecta ala masa encefálica y sale por unión temporoparietal derecha.

Existen otros traumatismos, no directamente implicados en la muerte, pro indicativos de un alto grado de violencia. Así, el motivo del fallecimiento, es con toda seguridad la destrucción de centros vitales encefálicos como consecuencia de la herida provocada por disparo de arma de fuego.

3.- Sobre las circunstancias del disparo.

a-Dirección.

El orificio de entrada está situado a nivel de la unión occipito-parietal izquierda, unos 2 centímetros por arriba y 5 hacía la línea media de la apófisis matoides del mismo lado. En el curso de su trayectoria, afecta exclusivamente a perénquima cerebral. El orificio de salida está situado a nivel de la unión temporoparietal derecha delantera.

Esto nos permite establecer que la dirección del disparo es de detrás adelante, de izquierda a derecha y ligeramente ascendente, imaginando la base dela cráneo en posición horizontal sobre un plano duro.

b-Distancia.

La destrucción de las partes blandas de la zona donde está situado el orificio de entrada del disparo impide realizar el correspondiente examen morfológico y químico que permitiría establecer la distancia desde la que fue efectuado dicho disparo. El examen macroscópico del orificio a nivel craneal no aporta datos susceptibles de resolver la cuestión. Así pues, sólo es posible efectuar análisis de los elementos del disparo que pudieran haber quedado incrustados en el cráneo, y que proporcionarían información sobre la distancia a la que fue efectuado el mismo. Por lo tanto, no es posible emitir dictamen acerca de la distancia del disparo hasta la recepción de los resultados de la investigación analítica practicada.

c-Vitalidad de los tejidos.

La destrucción de materias blandas impide conseguir datos que permitan afirmar o descartar la situación de vitalidad en el momento del disparo. Dado que no se encuentra otra lesión en el cadáver susceptible de provocar la muerte, la deducción lógica es que el disparo fue el causante de la misma, es decir, que existía una situación de vitalidad en el momento de recibirlo.

4-Sobre otras violencias presentes en el cadáver.

a-mecanismo de producción.

Se encuentran múltiples contusiones diseminadas en el plano anterior y posterior del cuerpo. Su morfología, en general, se corresponde con un mecanismo de producción contusivo, es decir, por la acción violenta de objetos duros de superficie roma, longitudinales, elípticos y redondeados. Llama la atención el gran hematoma existente a nivel dorsal, que se extiende desde la parte inferior de la escápula izquierda hasta el borde superior de la nalga del mismo lado.

Las diferencias de intensidad cromática del mismo, y la gran extensión afectada, hacen pensar que se produjo como consecuencia de la repetición de golpes con un objeto contundente ( de bordes lisos) sobre la zona.

Por otra parte, durante la práctica de la autopsia se observa la pérdida de determinadas piezas dentarias.

Esto podría tener un origen traumático (de tipo contusivo), o, también, tratarse de una alteración secundaria a la destrucción de partes blandas propias de la putrefacción. Por ello, se remiten ambos maxilares al Instituto Nacional de Toxicolgia a fin de que se realicen las investigaciones pertinentes.

Existe en la muñeca izquierda una lesión del tipo de las erosiones, de unos 2 centímetros de anchura, con restos hemorrágicos y morfología circular, cuyas características se corresponden con haber sido producida por algún tipo de ligadura, colocada con gran presión y que ha producido rozamiento.

Vitalidad de las lesiones.

Las lesiones descritas a nivel de partes anterior y posterior del cuerpo presentan en general rastros de infiltración hemorrágica, lo que indica un origen vital de las mismas, aunque dicha impresión diagnóstica provisional será confirmada con los resultados de los análisis encargados al Instituto Nacional de Toxicología. La misma consideración cabe hacer de la lesión existente a nivel de la muñeca izquierda.

5-Sobre la agresión sexual sufrida.

A nivel de vagina, se encuentran lesiones de tipo contusivo a nivel de las inmediaciones del orificio vaginal, que aparece fuertemente dilatado. Por otra parte, en el interior de la cavidad se encuentran cuatro desgarros de forma elíptica, con diámetro mayor de 5 centímetros y menor de 3 centímetros, estando el mayor situado en posición vertical. El conjunto de lesiones encontradas, sugiere la introducción forzada de un objeto o parte anatómica.

Por otra parte, los bordes de los desgarros descritos son nítidos y regulares, lo que hace pensar que es bastante más probable que se tratara de un objeto cuya superficie presentaba ciertas aristas o filos, ya que tratándose la víctima de una mujer prácticamente adulta, no parecen susceptibles de haber sido producidos únicamente con la introducción de una parte anatómica, y en cualquier caso no habrían tenido una morfología tan regular.

Finalmente, cabe destacar el hecho de que los bordes de los desgarros repetidamente citados no presentan ningún tipo de reacción inflamatoria. Tampoco se observan restos hemorrágicos. Todo ello sugiere que dichas lesiones fueron producidas después de la muerte.

En cuanto al orificio anal, se encuentra una enorme dilatación muy superior a la que cabría esperar como fenómeno de retracción postmortal. Además, aparecen lesiones de carácter contusivo tanto en las zonas de la mucosa rectal próximas al mismo. Todo ello, hace pensar en la existencia de la introducción de un objeto o parte anatómica a través de dicho orificio.

Existe una falta de correspondencia entre la espectaularidad de la dilatación del orificio anal y la escasa magnitud de las lesiones contusivas descritas.

6-Sobre la data de la muerte.

Los datos obtenidos del estudio de la evolución de los fenómenos cadavéricos, hacen compatible el establecimiento de una data de la muerte de al menos dos meses.

De lo anterior se obtienen las siguientes CONCLUSIONES :

1.- Las características generales del cadáver y las ropas y objetos personales encontrados en el mismo se corresponden con las de MIRIAM GARCIA IBORRA.

2.- La muerte ha sido violenta.

3.- la muerte se produjo por destrucción de centros vitales encefálicos.

4.- Dicha destrucción de centros vitales encefálicos se produjo como consecuencia de una herida por arma de fuego.

5.- Dicha herida por arma de fuego tiene las siguientes características.

– orificio de entrada a nivel de la unión occipitoparietal izquierda, unos 2 centímetros por encima y 5 centímetros por dentro de la apófisis mastoides. La morfología es redondeada, con diámetro de 1 centímetro.

– la dirección es de detrás adelante, de izquierda a derecha y ligeramente ascendente.

– el orificio de salida está situado a nivel temporoparietal derecho, con dimensiones de 1.1 x 1.2 centímetros.

– no es posible precisar la distancia desde la que fue efectuado el disparo, con los datos del examen macroscópico, si bien cabe descartar el disparo a boca de jarro (el que se realiza con la boca del arma en contacto con la piel).

6.- En el cadáver aparecen múltiples lesiones de tipo contusivo. Estas lesiones presentan claros signos de reacción vital.

7.- En el cadáver aparecen signos de agresión sexual a nivel vaginal, con lesiones externas y, sobre todo, internas, que indican la introducción de un objeto provisto de filos o aristas en la cavidad vaginal, muy probablemente después de la muerte.

8.- La muy pronunciada dilatación anal, junto con la presencia de alteraciones perianales y en la mucosa rectal, serían compatibles con la existencia de agresión sexual a este nivel.

9.- Los datos obtenidos del estudio de la evolución de los fenómenos cadavéricos, hacen compatible el establecimiento de una data de la muerte de al menos dos meses.

Siendo cuanto tienen que manifestar. Leída, se ratifican y firman, con Su Señoría, en el último folio de los tres libros presentados, de lo cual yo, el Secretario doy fe.

Fotos de las Autopsias. (no está demostrado que sean de esta autopsia aunque allí lo aseguran).

http://elcrimendealcasser.blogspot.com.es/2016/07/fotos-de-las-autopsias-de-las-ninas-de.html

Autopsia del Profesor Frontela

Luis Frontela Carreras, Catedrático de Medicina Legal, Especialista en Medicina
Legal y Forense , Especialista en Cirugía General, Especialista en Traumatología
y Ortopedia, Director del Instituto Universitario de Medicina Legal y Ciencias
Forenses de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sevilla y D. Luis
Antonio Montes Palma, Profesor Asociado de dicha Cátedra de Medicina Legal,
en virtud de lo solicitado por el abogado D. Luis Miguel Romero Villafranca y
acordado por el Ilmo. Sr. Juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción
número SEIS de Alcira con fecha 29 de Enero de 1993, procedieron a realizar las
autopsias de los cadáveres de Antonia GÓMEZ RODRÍGUEZ, DESIREE
HERNÁNDEZ FOLCH y MIRIAM GARCIA IBORRA entre las diecisiete
horas quince minutos y veintitrés cincuenta horas del día 29 de Enero de mil
novecientos noventa y tres, en el Instituto Anatómico Forense de Valencia;
efectuándose los análisis y otros estudios especializados en la Cátedra e Instituto
de Medicina Legal de la Facultad de Medicina de Sevilla, que se
complementaron con el examen de las muestras recibidas los días 21 y 28 de
Septiembre de 1993 procedentes del Instituto Nacional de Toxicología de
Madrid y el examen de las fotografías y análisis obrantes en el Sumario,
emitiendo a continuación el correspondiente

INFORME:
RESUMEN DE ANTECEDENTES OBRANTES EN EL SUMARIO 1/93
DEL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA E INSTRUCCIÓN
NÚMERO 6 DE ALCIRA

El 27 de Enero de 1993, siendo aproximadamente las 15 horas, se procedió a las
diligencias de inspección ocular y levantamiento del cadáver en el paraje
conocido como “La Romana” en la denominada casa de “Los Tomases” sito en el
término municipal de Tous. Por un camino forestal de configuración abrupta a
través de un camino de hierba se accedió a una zona rectangular donde se
observaron matorrales altos que habían sido arrancados y sobrepuestos sobre
una superficie de tierra blanda que había sido removida y colocada. En la
superficie apareció una mano deshuesada prácticamente en su totalidad, con
dos huesos salientes y un reloj blanco, que estaba parado y marcaba las 14.30
horas. Algunos dedos tenían restos de carne y en otros había solo algunos
fragmentos óseos.
Apartando la tierra del lugar, aparecieron: una camiseta blanca con un letrero
rojo ilegible, la cual envuelve en su interior dos piedras de un tamaño mediano;
una chaqueta de color verde oscuro, rota en sus bordes; dos troncos de madera,
uno en forma triangular y el otro de forma rectangular con una cuerda enrollada
en uno de sus extremos; un cuerpo que tiene las manos atadas y la cabeza
desprendida del tronco; un trozo, al parecer de moqueta o tapiz; se extrae el
primer cuerpo, posteriormente se sacó un segundo cuerpo, con pelo largo
diseminado y que también se encuentra sin cabeza; el cráneo que
correspondería al segundo cadáver; se extrae la cabeza del primero; después se
procede a la extracción del tercer cadáver.

Los cadáveres se encontraron vestidos y fueron identificados como los de Antonia GÓMEZ RODRÍGUEZ, DESIREE HERNÁNDEZ FOLCH y MIRIAM GARCÍA IBORRA.

I.- AUTOPSIA Y ESTUDIOS EFECTUADOS EN EL CADÁVER DE ANTONIA GÓMEZ RODRÍGUEZ.

NOTAS PREVIAS

1ª.- En lo sucesivo, siempre que expresemos la existencia de sangre es por haberlo comprobado mediante pruebas de orientación positiva de Adler, confirmado con la investigación electroforética de hemoglobina y/o  haptoglobinas humanas.

2ª.- Cuando indiquemos la existencia de infiltraciones hemorrágicas, hematomas o contusiones en tejidos blandos o en huesos es por haberlo comprobado mediante estudios histológicos e histoquímicos, fragmentación de fibras elásticas y conjuntivas, metacromasia positiva a la tinción de Perls y, ensu caso, la comprobación mediante microscopia de barrido de la existencia de extravasación de hematíes.

SIGNOS DE MUERTE

Introducido en un sudario de plástico de color blanco se halla un cuerpo que por anatomía comparada se comprueba es humano, al que le falta, al menos, la cabeza, las manos y los genitales; en la cual ya transcurrió el periodo cromático de la putrefacción, se halla en discreta fase enfisematosa de la putrefacción, más acusada en el miembro inferior izquierdo; se inició la fase de licuefacción de la putrefacción y existen parciales fenómenos conservadores del cadáver, esqueletización parcial y escasa (figura número 1.1).

Al cadáver de Antonia Gómez Rodríguez, le falta cabeza, manos y genitales, se halla en moderado estado de putrefacción, esqueletización de algunas partes y en otras con fenómenos con fenómenos conservadores.

ESTUDIO DE LA ROPA
La ropa de los tres cadáveres, a que hacemos referencia en el presente informe,
comenzamos a estudiarla el 30 de Enero de 1993, este estudio fue interrumpido
porque tuvimos que devolverla el día 6 de Febrero de 1993 a petición del Ilmo.
Sr. Juez de Instrucción y continuamos estudiándolas al sernos enviadas de
nuevo dichas ropas, el día 21 de Septiembre de 1993.

Botas

Botas de media caña, de piel de color marrón fuerte claro o amarillento ocre,que se cierran mediante cordones de colores amarillo y marrón, que se introducen a cada lado a través de tres orificios protegidos con remaches metálicos. La suela es de goma de color marrón claro, con un dibujo tipo calzado de montaña. En su parle central se encuentra haciendo relieve la palabra “GENEVE”, los números “37” y “38” y la inscripción “Made in Spain”.
En el empeine de la bota izquierda hay manchas blancas, de moho. La bota derecha está cubierta en su mayor parte por barro y tiene una zona de color blanco, de aproximadamente 5.5 x 4 cm, situada en la parte externa del borde superior, debido a decoloración. (En su momento se debieron hacer análisis de la tierra y de los hongos para comprobar si eran compatibles con el enterramiento. )

El cordón de la bota izquierda está mal introducido; su extremo izquierdo debió ser extraído, o se salió de su posición, de los 2 agujeros superiores del mismo lado y del agujero central del lado derecho y al proceder a recolocarlo en los 2 agujeros centrales se hizo con una disposición diferente a la observada en la bota derecha; esta manipulación del cordón se correspondería con la que tendría de ser colocado, apresuradamente, por una persona diestra, que introdujese los cordones estando situada delante de quien vistiese las botas(figura número 1.3).

………………………..

Figura número 1.10

Ligadura que nos fue entregada como lo que ataba las muñecas del cadáver de Antonia Gómez Rodríguez. Está formada por dos partes, circunferencias en los extremos, que servían para maniatar a la víctima y una formación central que tiene estructura similar a la utilizada para atar, colgar o sujetar a la víctima a otro elemento tal como un poste, escarpia, otra cuerda, etc.

Figura número 1.11
Pelo incrustado entre el magma y barro y la ligadura

DIENTES.

Sin pasar por alto las fisuras en las paredes de los alvéolos dentarios, los principales signos objetivos para la reconstrucción del evento lesivo lo fundamos en las efracciones halladas en los dientes. Al considerar que los traumatismos son de mediana intensidad y debido a la convexidad de la arcada dentaria al ser golpeada la víctima con un objeto rígido, más o menos plano, con un solo golpe difícilmente se justificarían las efracciones desde los dientes canino superior derecho a primer premolar superior izquierdo, porque la convexidad del maxilar, ante un golpe de mediana intensidad impediría el contacto con todos esos dientes (figura número 1.48); únicamente se realizarían, como mínimo, las efracciones con dos golpes dados en la boca (figura número 1.49), aunque si los golpes lo son con un objeto rígido, dos golpes producirían efracciones de todos los dientes superiores que estaban afectados, aunque no de todos los inferiores; sin embargo dos puñetazos, como mínimo si pueden producir las efracciones de los dientes superiores e inferiores (figura número 1.50). La pérdida traumática del segundo molar implicaría
un tercer puñetazo en el lado derecho.

(Los daños en los dientes y caida de piezas son compatibles con tres fuertes puñetazos en la boca.

Pelos hallados.

Se hallan pelos incrustados entre el magma y el jersey, ligadura, pantalón y otra ropa y sujetador de la víctima, algunos de estos pelos son de cabeza de las víctimas, otros corresponden al menos, a cuatro personas, que denominamos sujetos D, E y F y un pelo de pubis, designado como pelo de sujeto W, que podría o no ser algunos de los denominados D, E y F, aspecto que con el estudio del DNA puede discriminarse. El resumen de algunas características microscópicas se expone a continuación; la determinación de las personas concretas a quienes pertenecen los pelos y, en su caso, el número de personas, la  podemos establecer únicamente mediante la investigación del DNA, a tal efecto y con fines de comparación precisaríamos disponer de pelos de pubis indubitados de las víctimas (que no hemos recibido) y de 5 mililitros de sangre de sospechosos, conservada con EDTA en tubo de plástico.

DATA DE LA MUERTE

La evolución de los fenómenos cadavéricos es muy variable de unos a otros cadáveres, no obstante estimando una media cronológica de evolución, teniendo en cuenta que el período cromático de la putrefacción ya había pasado hacia uno o dos meses; que apenas existía periodo enfisematoso, la licuefacción era muy parcial y escasa y el grado de consistencia de los tejidos, la muerte de Antonia Gómez Rodríguez sucedió  aroximadamente entre 10 y 11 semanas antes de ser hallado su cadáver; es decir en fechas muy próximas a su desaparición.
El que al cadáver ya se le hubiese efectuado la autopsia y lavado nos impidió ver, tomar y valorar su fauna cadavérica, por esta razón y porque en cadáveres en putrefacción la estimación de la data de la muerte solo se puede hacer en determinados rangos, científicamente no se puede realizar una estimación matemática del día del fallecimiento; únicamente indicar que, en relación con el estado de putrefacción y la época del año del fallecimiento; éste sucedió en fechas próximas a la desaparición de la persona, probablemente al día siguiente de dicha desaparición.

Ropa y correlación con lesiones
Si bien se han hallado algunas manchas de sangre, las transformaciones
putrefactivas, su mezcla con putrílago, el haberse lavado al menos parcialmente
gran parte de la ropa y otras alteraciones (cuando recibimos la ropa por segunda
vez en Septiembre de 1993, es decir, 8 meses después del hallazgo de los
cadáveres, aún estaba mojada o húmeda) impiden valorar seriamente las
manchas de sangre y correlacionarlas con las posiciones que tenía la víctima en
el momento de ser herida.
Los rotos hallados en la ropa, que tienen significado criminalístico son:
A) Un roto existente en la copa derecha del sujetador, a cuyo alrededor hay una
mancha de sangre.
Este roto, que inicialmente fue visto por nosotros, nos llegó ampliado de tamaño
cuando recibimos de nuevo el sujetador; esta deformación artefactual nos
impide valorar el mecanismo de producción de dicho roto, aunque teniendo en
cuenta que la tela del sujetador es consistente, que no tiene disminuida su
resistencia y está dotado de una cierta elasticidad, no se rompe fácilmente
mediante tracción; un agente lesivo produjo la rotura, aunque sin poder indicar
qué clase de agente por las deformaciones del roto y porque se había extirpado
la piel de la zona cuando hicimos la autopsia

b) Numerosos rotos que radican en el lado izquierdo y manga izquierda de la
camiseta y jersey, tienen características similares a haber sido ocasionados por
animales, que a su vez comieron partes blandas de la pare superior, anterior y
posterior e izquierda del tórax de la víctima.
No obstante hay extensas pérdidas de piel en la espalda y demasiado anómalas para justificar que se hubiesen producido por la acción de animales; los bordes en algunas áreas son quebrados, en otros en bisel, mezcla de acción putrefactiva y de extirpación de la piel. Al haber sido retirado del cadáver partes de piel y de oros tejidos blandos cuando nosotros efectuamos la autopsia, no nos podemos pronunciar acerca del real mecanismo de producción de estas pérdidas de piel y tejidos blandos de la espalda.

Esperma
La investigación de fosfatasa ácida y la fosfatasa ácida prostática fue negativa;             esta negatividad no implica la carencia de esperma en el aparato genital de la
víctima cuando fue inhumada, por varias razones:
1ª.- La víctima pudo estar desnuda, tener esperma en su aparato genital y transcurrir un tiempo suficientemente largo hasta vestirse de forma que no manchase la ropa de semen.
2ª.- La putrefacción, humedad y la acción de gérmenes destruyen cualquier vestigio de esperma que pudiera haber habido.

Lesiones halladas en el cadáver de Antonia Gómez Rodríguez

La representación esquemática de la localización de las lesiones que presentaba

a) Lesiones por inmovilizar o sujetar a la víctima, maniatándola
El surco existente en las muñecas y parte del antebrazo, próximo a las muñecas, y el hematoma hallado a ese nivel (Lesión 39), indica que la ligadura se colocó estando viva la víctima. El hematoma que radica en la parte distal (cerca de la muñeca) del antebrazo izquierdo pudo ser producido por sujetar a la víctima mientras se la colocaba la ligadura.
El cadáver estaba maniatado de forma peculiar: con una ligadura en característica disposición en dos partes:
-Una, en forma de esposas para mantener atadas las manos y limitar los movimientos de los miembros superiores.
-Especial disposición de asas intermedias; que suelen realizarse para introducir a través de ellas una cuerda o un tercer elemento con el que sujetar a la víctima o atarla a un sitio fijo, para impedir su huida.
La disposición de la atadura permitía una separación aproximada de 20 centímetros de muñeca a muñeca, lo cual, aparte de más cómodo que una atadura que junte las muñecas, sirve para asir el puente formado y trasladar más fácilmente a la víctima.

b) Lesión mortal
El fallecimiento de Antonia Gómez Rodríguez se debió a las lesiones producidas en la masa encefálica y destrucción de centros nerviosos por disparo de arma de fuego, cuyo orificio de entrada radica en la región temporoparietal izquierda (Lesión 8) y la salida del proyectil en órbita derecha, con trayectoria que discurre de atrás hacia delante, de izquierda a derecha en ángulo de 20º y de arriba abajo en ángulo aproximado de 14º; siendo la muerte rápida o instantánea, en virtud de las zonas que debió lesionar la
bala en dicho trayecto.

Estimamos que la víctima estaba viva cuando recibió el disparo porque, aún cuando no hemos podido estudiar el orificio de entrada, porque éste no nos fue facilitado, en las fotografías que nos fueron facilitadas del orificio de entrada, se observa una formación que tiene aspecto similar al hemorrágico, confirmado este carácter hemorrágico por el estudio que hemos realizado de la zona adyacente al fragmento del hueso extirpado a ese nivel, y porque no hemos hallado otras lesiones, que de por sí justifiquen la muerte.

Distancia a que se efectuó el disparo

Ya exponíamos en las páginas 23 y 24 del presente informe que las características del orificio de entrada del disparo por arma de fuego y los hallazgos analíticos en torno al mismo indican que el disparo no fue efectuado a bocajarro, es decir no con el cañón en
contacto con la cabeza, también descartamos que se hay efectuado a quemarropa muy próxima (1-2 cm), porque habría abundantes y visibles residuos de la combustión. La ausencia de estos residuos en la tabla externa del hueso, nos señala que la distancia era
superior a 5 cm; la características del borde del orificio, en nuestra experiencia, señalan que el disparo se ha efectuado aproximadamente entre 10 y 20 cm. No obstante hay que tener en cuenta que la ausencia de piel y el no habernos entregado el fragmento óseo que contenía el orificio de entrada impide que en este punto podamos manifestarnos con exactitud en cuanto al rango alto de la distancia.

Lesiones craneoencefálicas

Con independencia de las lesiones causadas por el disparo de arma de fuego en la cabeza, se hallaron las siguientes contusiones:

-Contusión en región biparietal, tercio posterior superior (lesión 1).
-Contusión en región parietal izquierda (Lesión 2).
-Contusión en región occipital derecha e izquierda (Lesiones 3 y 4).
-Contusión en región frontal izquierda incluida la cara orbitaria y confluyendo en la porción más externa con la zona hemorrágica
causada por el disparo (Lesión 5).
-Contusión en región frontal derecha (Lesión 6).
-Contusión en región parietal posterior derecha (Lesión 7).

Estas contusiones corresponden como mínimo a 6 golpes dados en la parte posterior, anterior derecha, lateral derecha y superior de la cabeza; más probablemente con un objeto contuso, incidiendo más bien plano o sin vértices y sin excesiva fuerza, u objeto
sin mucho peso. Si la intencionalidad de estos golpes fuese amedrentar, dejar indefensa o cortar resistencia de la víctima, eran excesivo número para tal fin; por añadidura estas contusiones son demasiado multipolares, extensas y realizadas con un equilibro de fuerzas entre la necesaria par aproducir los efectos que buscase el autor y no excesiva para originar fracturas, ello sugiere la imbricación de dos elementos: haber sido producidas, al menos, en dos momentos distintos, por una o dos personas y tener elagresor una tendencia sádica, pudiendo en este grupo incluirse las contusiones en el glúteo y muslo que produjeron infiltraciones hemorrágicas y hematomas en la región lateral central craneal (superior) de la cadera derecha y en la cara externa lateral del muslo derecho a lo largo de sus tercios medio y distal (Lesiones 23 y 24), o ser una persona con embotamiento moral, frío, sin sentimientos. A consecuencia de estas lesiones la víctima pudo quedar inconsciente o semiconsciente, aunque en estado presumiblemente recuperable.
Otras lesiones existentes en la cabeza consisten en deshilachamiento de la apófisis coronoides y fractura del cóndilo izquierdo de la mandíbula, que indica un muy fuerte golpe dado en el mentón, que pudo serlo con un objeto contuso o un fuerte puñetazo. Este golpe rompe la tónica de los anteriores ¿dado por otra persona distinta o por la misma en un estado de mayor irritación?

e) Lesiones para vencer la resistencia a la agresión sexual y/o facilitar el acceso carnal
Lesiones constituidas por:
-Estigmas digitados e infiltraciones hemorrágicas en cara interna anterior del muslo izquierdo (Grupo lesivo 14).
-Infiltraciones hemorrágicas y estigmas digitados en la región interna media cercana a la rodilla del muslo izquierdo (Grupo lesivo 15).
-Cuatro grupos de infiltraciones hemorrágicas en cara interna posterior del muslo izquierdo (Grupo lesivo 16).
-Cuatro infiltraciones hemorrágicas y hematomas situados en cara lateral externa anterior del muslo izquierdo (Lesiones 17 y grupo lesivo 18).
-Infiltraciones hemorrágicas a lo largo de la cara interna anterior y media del muslo derecho, formando un semillero de formaciones ovoidales de 1.5 a 0.5 centímetros de diámetro en algunas partes, en otras confluentes como una larga hemorragia (Grupo lesivo 26).
Consisten en estigmas digitados en la cara interna de ambos muslos que son en algunas partes distinguibles y en otras partes tan numerosos y confluentes que forman, de por sí o por la existencia de otras contusiones, extensas infiltraciones hemorrágicas, que indican varias acciones y acciones en momentos distintos, de separar muy forzadamente los muslos de la víctima, con predominio de la presión de la mano derecha de quien o quienes ejercen la presión. La topografía de estas lesiones y sus características concuerdan con las que se producirían por la acción de un agresor que situado encima de la víctima, la separase los muslos y con más intensidad el derecho, a efecto de lograr la realización de coito vagina

f) Lesiones por ayudar a la realización del coito

Una serie de lesiones existentes fundamentalmente en las piernas, tienen una isposición similar a las que se producen cuando estando la víctima en el suelo, en decúbito supino, y un agresor encima de ella, con el propósito de realizar el coito, otra persona ayuda a este fin, separando y elevando las extremidades inferiores de la víctima y sujetándola por las piernas. Esta maniobra pudo llevarse a efecto separando las piernas una sola persona situada en medio de los pies de la víctima o por dos personas, una a cada lado de los miembros inferiores. Lesiones comprendidas en este grupo son, en todo o en parte, las siguientes:

-Infiltraciones hemorrágicas y hematomas en la región anterior de la pierna izquierda a nivel del borde anterior de la tibia en sus tres cuartas partes proximales (cercanos a la rodilla) (Lesión 19).
-Extensa infiltración hemorrágica y múltiples hematomas en la cara anterior e interna de los tercios medio y roximal (cercano a la rodilla) de la pierna izquierda (Grupo lesivo 20).
-Infiltración hemorrágica y hematoma en la región interna de la pierna izquierda (Lesión 21).
-Cuatro infiltraciones hemorrágicas y hematomas en tobillo, cara anterior y maleolo interno (Grupo lesivo 22).
-Infiltración hemorrágica y hematomas en región posterior caudal (cercana a la rodilla) del muslo derecho (Lesión 25).
-Infiltraciones hemorrágicas en la cara antero lateral externa de la rodilla derecha (Lesión 27).
-Infiltración hemorrágica y hematoma infrarrotuliano en la rodilla de la pierna derecha, (Lesión 28).
-Infiltración hemorrágica y hematoma que interesa al músculo peroneo lateral largo, en el tercio medio externo de la pierna derecha (Lesión 29).
-Infiltración hemorrágica y hematoma 3 centímetros más caudal (inferior) a la anterior (Lesión 30).
-Infiltración hemorrágica y hematomas situados en la región posterior de la rodilla derecha (a nivel del hueco popliteo), orientado
longitudinalmente al eje del miembro (lesión 31).
-Infiltración hemorrágica y hematomas en región posterior de la pierna derecha que interesa a los músculos gemelos (lesión 37).
-Infiltración hemorrágica en región posterior de pierna derecha más hacia el tobillo en contacto con la anterior infiltración y hematoma (lesión 33).
-Infiltración hemorrágica en maleolo externo del tobillo derecho (lesión 34).
Las lesiones anteriormente mencionadas son demasiado numerosas y demasiado extensas para una simple sujeción de miembros, en conjunto, junto con las existentes en los muslos indican.

1º.- Como mínimo dos acciones principales independientes

.
a) El coito o intento de coito vaginal por un agresor situado sobre la víctima que la separa los muslos con las manos, esencialmente con la derecha.
b) Una o dos personas separan las piernas de la víctima mientras realiza o trata de realizar el coito vaginal.

2º.- Que la víctima ofrecía en algún momento gran resistencia.
3º.- Que hay repetición de actos, es decir similar acción, de efectuar o tratar de efectuar el coito y separar muslos y piernas, varias
veces realizadas.

4º.- Hay imbricados algunos golpes dados en las extremidades y alguna lesión por caída.
5º.- Si tenemos en cuenta el número e intensidad de los traumatismos craneoencefálicos, algunos de cuyos golpes muy probablemente dejaron inconsciente o semiconsciente a la víctima, no es lógica la existencia de tantas lesiones en las extremidades inferiores porque la víctima, a causa de los golpes en la cabeza no estaba en condiciones de resistir. Este aspecto nos está indicando un largo proceso que se tuvo que desarrollar, como mínimo, forzosamente en el transcurso de varias horas, formando ciclos.
Golpes en la cabeza
Resistencia vencida, merma de condiciones física y psíquicas
Recuperación
Realización o intento de realización de coito
Resistencia, en  y piernas para vencer la resistencia
Nuevos golpes en la cabeza y en otras partes del cuerpo
Merma de facultades físicas
Recuperación y de nuevo realización o intento de realizar el coito.
Resistencia y nuevas lesiones en muslos y piernas
El ciclo puede repetirse. En las condiciones que se encontraría la víctima por los traumatismos recibidos, muy probablemente no transcurrieron días, ni siquiera un día, porque la fractura del cóndilo de la mandíbula, los traumatismos craneoencefálicos y la
naturaleza de las contusiones que padeció la víctima en otras partes del cuerpo, ocasionaría el adelgazamiento con incidencia negativa en el estado físico, la cual no se observó en el transcurso de la autopsia.
Las agresiones no fueron rápidas, aunque los ciclos anteriormente mencionados suponen, o pueden suponer, varias horas de ejecución.

El sadismo y reiteración de los ciclos de golpes indican la existencia de varias personas implicadas en la violación todas ellas sádicas y que disfrutaron con este acto de sadismo tanto o más que con la violación. Esto no es compatible con una violación de un robaperas como Anglés.

g) Lesiones de defensa

 

i) Lesiones en dientes por puñetazos en la boca

Observamos efracciones (rotura) en los siguientes dientes
Maxilar superior (Grupo lesivo 11)
-Incisivo lateral superior derecho.
-Canino superior derecho.
-Canino superior izquierdo.
Maxilar inferior (Grupo lesivo 12)
-Incisivo central inferior izquierdo.
-Incisivo lateral inferior izquierdo.
-Canino inferior izquierdo.
-Incisivo central inferior derecho.
-Incisivo lateral inferior derecho.
-Canino inferior derecho.

-Primer premolar inferior izquierdo.
La localización y número de estas efracciones con ausencia de fracturas en nariz, ya comentábamos en los folios 33 y representábamos en la figura 1.50, que eran debidas verosímilmente a, como mínimo, dos puñetazos dados en la boca, uno en la región central o central izquierda y otra en la región central derecha; aunque lo más probable es que hubiesen sido tres puñetazos.
No podemos valorar la infiltración hemorrágica que había en el borde de una parte de piel correspondiente a la región pectoral derecha (lesión 13), porque faltaban casi todos los tejidos blandos cuando efectuamos la autopsia.

CONCLUSIONES
Primera.- Se efectuó la autopsia de un cadáver del sexo femenino, de talla comprendida entre 1.50 y 1.63 metros, de edad estimada entre 15 y 16 años, ya identificado como el cadáver de Antonia Gómez Rodríguez.
Segunda.- El estado de putrefacción que presentaba el cadáver, en relación al medio en que permaneció inhumado, y a la época del año, es compatible con una data de fallecimiento que se remonta a fechas próximas a la desaparición del Antonia Gómez
Rodríguez.
Tercera.- Cuando efectuamos la autopsia al cadáver de Antonia Gómez Rodríguez no presentaba cabeza, ni manos, ni genitales, ni periné y ano, además le faltaban otros tejidos, parte de los cuales nos fueron facilitados posteriormente para su estudio.
Cuarta.- El cadáver de Antonia Gómez Rodríguez presentaba, entre otras lesiones, un el disparo por arma de fuego que penetró a través de la región temporoparietal izquierda, de atrás hacia delante, de la izquierda a derecha en ángulo de 20 grados, y de arriba a abajo en ángulo aproximado de 14 grados.
Quinta.- Causa de la muerte: La trayectoria del disparo por arma de fuego que presentaba el cadáver de Antonia Gómez Rodríguez en la cabeza, que pasaba por centros vitales, y el no haberse hallado otras lesiones mortales, señala que el fallecimiento se debió a la destrucción de centros nerviosos por disparo de arma de fuego.
Sexta.- Etiología de la muerte: Homicida. La trayectoria de la bala es incompatible con el disparo de un suicida, entre otras razones por la incompatibilidad de acceso al arma colocado en la posición de disparo.
Séptima.- Naturaleza de la muerte: Violenta
Octava.- Distancia a la que se efectuó el disparo: El disparo se efectuó, muy probablemente, a una distancia comprendida entre los 10 y 20 centímetros.
Novena.- En el cadáver de Antonia Gómez Rodríguez se hallaron 43 lesiones o grupos de lesiones, divididas en las siguientes partes:
a) Disparo por arma de fuego en cabeza.
b) Surco y hematoma en muñecas y antebrazo por la presión de una ligadura.
c) Hematomas en labio mayor izquierdo y lado izquierdo de la vulva; vestigios de un posible acceso carnal vía vaginal

En el aparato genital se observaron dos hematomas, indicativos de agresión sexual, no pudiendo afirmar rotundamente si existió o no acceso carnal vía vaginal o rectal, porque no hemos recibido ni el recto ni la vagina, aunque los hematomas en la vulva y labio
menor en profundidad, así como las lesiones en los muslos son muy probables de coitos violentos vía vaginal.
d) Seis grupos de contusiones en las regiones posterior, anterior derecha, lateral derecha y superior de la cabeza.
e) Fractura del cóndilo izquierdo de la mandíbula.
f) Estigmas digitados, hematomas e infiltraciones hemorrágicas en las caras interna anterior, interna media, interna posterior y lateral externa anterior del muslo izquierdo y en las caras interna anterior y media del muslo derecho.
g) Numerosas infiltraciones hemorrágicas y hematomas en región anterior interna de la pierna izquierda; en tobillos, en rodillas y en región posterior de la pierna derecha.
h) Rotura del borde libre de la uña del dedo meñique de la mano izquierda.
i) Infiltraciones hemorrágicas en brazo derecho y en codo izquierdo.
j) Efracciones traumáticas en tres dientes del maxilar superior y en 7 dientes del maxilar inferior y rotura de la pared de cinco alvéolos dentarios del maxilar inferior.
Décima.- Las distintas lesiones corresponden a los siguientes actos lesivos:
a) Lesión mortal
Disparo por arma de fuego cuyo proyectil penetró en la región temporoparietal   zquierdo, en trayectoria de atrás hacia delante, de izquierda a derecha en ángulo de 20º y de arriba abajo en ángulo del 14º; saliendo por el techo de la órbita derecha.
b) Inmovilización o limitación de movimientos de miembros superiores de la víctima maniatando sus muñecas.
c) Acceso carnal vía vaginal.
No hemos recibido completo el aparato genital, por ello no se puede hacer una valoración precisa o más explícita; los hematomas
hallados sugieren el posible acceso carnal vía vaginal.
d) Golpes dados con ánimo de amedrentar, vencer la resistencia de la víctima, dados sin mucha fuerza. Seis golpes en distintas partes de la cabeza, dados con un objeto contuso.
e) Golpes dados en la cabeza con más fuerza que los anteriores
Un golpe con un objeto contuso o un puñetazo fuerte en mentón.
f) Lesiones por separar fuerte y reiteradamente los muslos, en orden a lograr o intentar lograr el acceso carnal.
Lesiones en cara interna de los muslos.
g) Sujeción y separación de las piernas de la víctima por parte de otra persona, distinta a quien realiza o intenta realizar el coito, con el fin de facilitar la posibilidad de este.
Lesiones en diversas partes de los tobillos y piernas.
h) Lesiones en posible naturaleza sádica
Golpes en nalgas.
i) Sujeción por los brazos
Ocasionando infiltraciones hemorrágicas en brazo derecho.
j) Al menos dos o tres puñetazos en la boca
Produciendo efracciones de 10 dientes rotura de la pared de cinco alvéolos dentarios.

 

Comprueben que todo lo que se está diciendo lleva casi un día para la realización de todos los actos, se necesitan varias personas y estos no son solo violadores, sino persona con un gran componente sádico.

Decimo cuarta.- El cordón de la bota izquierda del cadáver de Antonia Gómez Rodríguez estaba mal introducido en los orificios correspondientes; como si se hubiese salido el cordón o lo hubiesen sacado parcialmente de su ubicación e introducido de nuevo por una persona diestra.
Decimoquinta.- Se ha hallado un pelo incrustado entre la atadura de la víctima y otros pelos de cabeza entre ropa de esta que
según las características microscópicas, corresponden a tres personas distintas, ajenas a las víctimas. Además hay un pelo de pubis
que podría pertenecer a alguna de estas personas o a otra diferente. Precisamos pelos indubitados del pubis de las víctimas y
sangre de sospechosos a fin de determinar el DNA y establecer la identidad de dichos pelos.

 

 

 

Puntos por donde se puede seguir la investigación:

Los ocho pelos y la cana que se deben analizar con los últimos test genéticos para tener la máxima información.

Los vídeos snuf que se puedan encontrar.

Relacionar los pelos con un conjunto de personas que se suponen que han interveniddo.

Buscar las trasferencias de dinero a la familia Ricart y a Antonio Anglés. Las compras que han realizado.

No dejar ni a sol ni a sonbra a Ricarr

Pedir toda la información posible de los fondos reservados.

Estudiar la tierra que había sobre los cuerpos para mediante un análisis de cationes llegar a sabar de que parte de España es y si todas las tierras son del msimo sitio.

Análisis de parásitos para sabar el tiempo de la muerte desde que se descubrieron y algún endemismo.

Análisis del polvo de los objetos que tienen para poder determinar donde han estado.

Análisis de Diatomaceas por si han estado enterradas en agua ver de que lugar corresponden por los analisis de foraminiferos, diatomeas, protozoos, amebas, etc. Si pertenencen a alguna laguna y por la estadística y las especies a cual.

Análisis de la Cruz de Caravaca para ver donde se ha realizado. la forma, la composición de metales mediante análisis de fluorescencia pueden determinar exactamente el lugar. Una vez allí, veremos.

Análisis de enterramientos dos kilómetros alrededor de La Romana por si aparece el cuerpo de Anglés u otros cuerpos, mediante equipos especializados en apreciar la variación de densidad en las tierras.

Análisis de eneterramientos en otras viviendas donde se pueda sospechar que existen ( y los entendidos ya me entienden)

Análisis de pelos del nuevo vehiculo de Ricart y comprobar a quien pertenecen.

 

 

 

 

Este es un vídeo durísimo en el que se denuncia a I JC, FG, MC, JZ,  y otras 42 personas. Se está explicando el final con un par de huevos y me alegro. Solo sacarlos todos es bueno.  Tmabien mostrar todos los presuntos que han muerto “de cáncer” y comprobar si es estadísticamente representativo. O los cánceres se producen por ciencia infusa.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: