Cardenal mexicano: El aborto es similar a las ejecuciones que realiza el crimen organizado

Cardenal mexicano: El aborto es similar a las ejecuciones que realiza el crimen organizado

Juan Sandoval Íñiguez aseguró que así como las bandas criminales descuartizan a sus víctimas, “eso es lo que hacemos con los niños en el vientre de sus madres cuando cometemos aborto”.

Durante una misa que ofició ante miles de fieles en el Estadio Azul, en la Ciudad de México, el cardenal emérito Juan Sandoval Íñiguez aseveró que “así como el crimen organizado asesina y descuartiza a sus víctimas, eso es lo que hacemos con los niños en el vientre de sus madres cuando cometemos aborto”.

De acuerdo con el diario El Universal, las  afirmaciones del prelado fueron parte de un sermón en el que pidió “perdón por el pecado cometido con la despenalización del aborto” en el país. Según la información recabada por el rotativo mexicano, el sacerdote reiteró en su encuentro con feligreses que “hemos pecado con el crimen más cruel y vil, que es el del aborto”.

COMENTARIO. Totalmente de acuerdo. No hay más que ver un vídeo de como se descuartiza al embrión en el vientre materno y luego los restos se utilizan como subproductos para cosmética para saber que algo está muy, muy mal en este mundo y, sobre todo, en España. Nuestro país se hunde demográficamente con decenas de miles de abortos anuales mientras que nos nacimientos son menores que las muertes, la gente aquejada de vicio nefando se mezcla, ellas con ellas y ellos con ellos y, más aún, los degenerados adultos van intentando inculcar la pedofilia, la necrofilia y el bestialismo como partes del programa del Nuevo Orden Mundial. Nuestros viejos son despreciados, humillados con pensiones de hambre y nuestros varones son perseguidos por una justicia totalmente injusta que les maltrata con la criminal ley de violencia de género. Las mujeres de verdad, son insultadas por ser puras y no putas como esas horribles bestias femeninas que aparecen el la televisión. Lo vamos a pagar todo muy pronto, nos hemos cometido pecado volviéndonos contra la vida, contra la ley natural y contra Dios. Lo pagaremos  muy duro y antes de que acabe esta generación que ahora pide nacer.