La tipología del asesino Companys y lo que se parece sicológicamente a Puigdemont. Libro de “los descontrolados de COMPANYS.”

 

Resultado de imagen de torturas de la fai en cataluña

 

Recuerde algunas de las perrerías más espeluznantes que se llevaron a cabo bajo su mandato.

Hay tantas… En Barcelona, al fracasar el alzamiento, el último lugar de resistencia fueron militares atrincherados en un convento de capuchinos. Las autoridades dejaron que la turba linchara a todos. Les cortaron la cabeza a los oficiales y las colocaron en picas; aserraron cuerpo y los llevaron al zoo y los echaron literalmente a los leones. Companys permitió la checa más terrible de todas, la de San Elías, un convento convertido en el foco del terror de la CNT y la FAI. Una monja fue aserrada en cuatro trozos y echada a comer a los cerdos, y no solo ella, sino que así se deshacían de muchos cuerpos. El primer mes tras la victoria en Cataluña de las fuerzas republicanas y revolucionarias se dio instrucciones a las patrullas de que no asesinaran en las calles de Barcelona. El Hospital Clínico se llenaba de cadáveres y en agosto, con el hedor, se hacía insoportable. Fue entonces cuando empezaron a asesinar a gente a las afueras, como en el cementerio de Montcada. Sólo ahí mataron a más de 1.600 personas. Algunos testigos aseguran que muchos sacerdotes asesinados llegaban al Hospital Clínico, con los testículos cortados y metidos en la boca. Esto sería bueno que lo leyese y lo tuviese en cuenta algún obispo miserable que habla mal de España.

¿Y Companys promovió la persecución religiosa?, ¿se asesinaron a católicos sólo por serlo?

Desde el primer momento. Los anarquistas llevaban años calentando el ambiente contra la Iglesia. Se hicieron censos de todas las Iglesias y Conventos de Cataluña en espera de una previsible revolución. En diócesis como la de Tortosa se asesinó al 69% del clero regular. Sólo en la Diócesis de Barcelona murieron asesinados casi 1.000 sacerdotes religiosos y religiosas.

-¿Había campos de concentración?

No los llamaban así, pero sí que los había. Los llamaban campos de trabajo. Hubo seis en Cataluña, con otros campos subsidiarios y móviles. Al principio de la Guerra como casi todos los detenidos eran católicos y de derechas, se ayudaban entre ellos. Los campos de trabajo fueron establecidos por los comunistas. Ahí había anarquistas represaliados, brigadistas internacionales desertores… Por eso los católicos tenían enemigos fuera y dentro. Lo pasaron incluso peor. Muchas gente murió ahí por hambre, enfermedad y agotamiento.

-Además de echar los cadáveres a los hornos de la cementera, ¿de qué otras formas se deshacían de esos miles de cuerpos?

Otros, muchos, se quemaban, o se dejaban simplemente en las cunetas. Otros se dejaban mal enterrados. En caso de asesinatos masivos en cementerios se echaban en fosas comunes y se cubrían con cal.

¿Y cómo era Companys? ¿Qué aficiones tenía este sujeto?

Era un personaje histriónico. Le daban ataques de ira cuando no se hacía su voluntad. Terriblemente celoso, hasta tal punto que se sospecha que dio visto bueno a los hermanos Badía, líderes natos de ERC, porque uno de ellos estaba enamorado de la misma mujer que él. Se sabe que era mujeriego empedernido. Rebertés, al que traicionó y le asesinaron los anarquistas, le conseguía mujeres. También le gustaba el espiritismo, hasta que comunistas y militantes se lo desaconsejaron. Cuando se encontraba pletórico era con un micro en la boca y las masas aplaudiéndole en las plazas de toros. Tenía altibajos. Cuando fue detenido por la Gestapo y deportado a España entró en una fase mística y antes de ser fusilado confesó y comulgó. Misterios de la vida.

Hay que recordar que a Puigdemont también le gusta el separatismo y está rodeado por alguna bruja según dicen

-Los separatistas venden que la reivindicación secesionista se ha hecho sin ninguna agresión verbal, ni mucho menos física, ni romper un solo cristal, pero numerosos casos desmontan este procés pacífico, ¿usted ha sufrido insultos o ataques?

Hoy los insultos y ataques corren por las redes. Afortunadamente, parece que mi ángel de la guarda está en forma. Pero nadie sabe lo que puede pasar en Cataluña. Es cierto que muchos actos públicos no pasa nada porque los Mossos d’Esquadra despliegan impresionantes dispositivos. Algo falla en una democracia si cada vez que quieres expresar libremente tus ideas necesitas un cordón policial.

Se recomienda este libro y si quieren leer toda loa entrevista, los tienen en

‘ERC tenía su propia checa y para eliminar los cadáveres, los lanzaban a los hornos’ (Javier Barraycoa para la Gaceta)

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s