BARCELONA ERA UNA FIESTA ESPAÑOLA DIA 29.10.2017

 

 

Yo estuve allí, con otro millón y medio de españoles que vinieron de todas partes de España y de todas partes de Cataluña a defender a la unidad de España donde esta más perseguida.

Llegamos a las 10 de la mañana tras un viaje de 700 kilómetros desde Murcia. Aparcamos el furgón a unas siete calles del Paseo de Gracia y ya por todas partes se veían banderas españolas y señeras en proporción de 3 a 1 aproximadamente. Todo el mundo iba enfundado en su bandera española.  Grupos, cientos de grupos , iban con el astil de las banderas y arriba la española, debajo la señera y, mas abajo, algún cartel o pancarta propia del acto. Delante uno o dos personas tocando pitos y coreando eslóganes.

En los kioskos se encontraban banderas españolas a 3 euros de todos tipos y tamaños solo de dos colores: rojo y gualda. Que algunos miserables recuerden que no hay otros colores.

La gente hacía cola prudentemente en los excusados (sobre todo las señoras por obvios motivos de celeridad) y se apretaban…. uno un café, otros unos bocadillos con cervezas y otros unos refrescos. Todas las adyacentes a Paseo de Gracia se empezaron a llenar a dos calles aproximadamente, nosotros íbamos por la Calle del Consejo de Ciento y a la altura de Cataluña el avance se volvió en extremo difícil.

Mucha gente se saludaba y hacía grupos. Eran las 11 de la mañana y tardamos esa hora en prepararnos desde la esquina de la C/ Casanova con Consejo. Se hablaba catalán y español, pero mucho más español Los rostros eran de todas partes de España y de todos los tipos españoles. Los estrellados habían desaparecido tras sus balcones y ventanas cerrados a cal y canto.

Por la Rambla de Cataluña y la C/ Balmes bajaba un río de gente. Los mozos eran insultados todavía con poca intensidad, pero la gente los miraba con bastante mala leche y ellos se daban cuenta de sobra.

Gracia a no pocos esfuerzos nos quedamos en la C/ Consejo de Ciento con el Paseo de Gracia. En la parte de Aristocracy. Era imposible pasar ni seguir, un lento río de gente discurría por el centro y los dos laterales de Paseo de Gracia y llenaba las de yerba, siempre sin querer, porque era imposible hacerse un sitio. Un señor de una gran ciudad de Barcelona que no cito por discrección,  me estuvo explicando donde quedaba la Policía, la Guardía Civil y los Tribunales donde hoy presente una denuncia de nuevo contra el alcalde (o tío de la vara) de ese pueblo.

Hablamos de la terrible situación en que se estaba viviendo en Cataluña y como los independentistas con matonismo y técnicas de maltrato tenían secuestrada a las dos terceras partes de la sociedad catalana. Fue el primero que me dijo que aquello era mucho mayor que la manifestación del día 8 por la sencilla razón que la calle era tres veces mayor por lo menos (El Paseo de Gracia entre La Diagonal y Zara de la Fuente es una de las mayores avenidas de Barcelona solo superada por poco por La Diagonal.  En aquella parte del Paseo de Gracia era imposible que se llenara todo porque estaba la salida de los aparcamientos.

No se como estarían de llenas las paralelas de Pau Claris, ni el carrer de Roger de Lluria porque era imposible pasar a las 11 por Paseo de Gracia (una hora antes). El primer compañero de manifestación se desplazó y se puso a mi lado otro señor andaluz que llevaba viviendo decenas de años en Cataluña y que venía con sus señora en silla de ruedas y su hijo. No pusimos a ocupar los altos bolardos de los cruces porque la gente con las avalanchas tropezaba con ellos y se caía. Yo les decía ¡cuidado con la bruja Puigdemona! con total cachondeo del personal. Y eso que aún no se sabía que estaba huyendo a Bélgica como un cobarde con su compañera. y seis conmilitones golpistas.

Empezaron a pasar helicópteros de La Guardia Civil, la Policía Nacional y otros. La gente se volvía loca aplaudiendo y agradeciendo su callado esfuerzo por todos nosotros. A las doce se produjo el total estancamiento de la gente que no podía ir ne adelante ni atras. Toda el Paseo de Gracia lleno a tope, todas las adyacentes a tope por lo menos en un trozo de calle, es decir, hasta el Paseo de Cataluña y Pau Claris. El compañero me dijo que que el era muy de izquierdas, pero que esto no se podía aguantar. Que el separatismo era insoportable. A todo esto la gente con todo tipo de carteles y griterio, los más repetidos. Puigdemont a prisión, ¡viva España!. ¡Viva Cataluña! y ¡Viva la Guardia Civil!. Se cantaba el ¡viva españa! y algunos otros.

El único y absoluto dueño de la manifestación fue ¡el sufrido pueblo español!, Luego vivieron los discursos políticos a las 14 horas a los que nadie hacia caso y la gente empezó a desfilar. Pero en esas dos horas ¡emoción a tope!. Gripos, bailes, exaltación de la bandera, coreografía variada. Todo discordante pero muy bonito. También apareció una gran señera en la que se metieron cientos de personas.

A las 12,30 empezaron a salir familias enteras en los balcones de Paseo de Gracia enfrente de donde estaba, Justo en las plantas superiores de algunas casas (podría citar exactamente la altura y el número pero es mejor ser prudente) empezaron a aparecer hasta 10 banderas españolas que toda la familia se dedicaba a hondear con un colorido inenarrable. Abajo la gente aplaudía. No apareció ningún GHDLGP estrellado. Estaban escondidos como ratas o como sabandijas que es lo que son.

El helicóptero de la Guardia Civil que vio lo que se le aplaudía de manera espontanea (todo era espontaneo) bajo varias veces de altura y varió la velocidad como dando a entender que nos lo agradecía y que se había dado cuenta.

Había algunas banderas europeas, pero los que las portaban se veía que eran pagados o miembros del equipo de vigilancia. Aquello no era espontáneo y se veía. Todo se ve cuando la pasión está a flor de piel, como no puedes esconder tus verdaderos sentimientos en las distancias “más cortas”.

Un anuncio (en papel de anuncio de venta de pisos) decía: SE VENDE MOZO 0 EUROS.

Alguien intentó sacar la bandera maricona y se la quitaron a hostias y se dio cuenta que no era el lugar para mariconadas. ¡menos mal!.

Un anciano señor ya vistiendo canas en forma absoluta, llevaba un cartel escrito por él “SENYª.

Otros en fin, decían “PARCHE TAPA FRAUDES GOLPE ¡NO!

Aparecieron dos jóvenes negros como el carbón vestidos con dos banderas españolas.

A las 13,30 se empezaron a producir lipotimias por la emoción.

Miles y miles de personas, decenas, cientos de miles, desfilando sin una mala palabra, pero con la indignación contenida contra estos miserables separatistas.

Y nos fuimos.

A las 14, 30 tras tres horas de una marea emocionante de sangre española, con mucha, mucha juventud, mucha gente de mediana edad y muchos mayores. Nadie se quiso quedar en su casa, porque temía perder a España en manos de estos facinerosos. No nos importaba el cagón de Rajoy, ni el nuevo vecino de Estoril como se descuide, ni los miserables de los Pedros y los Pablos, ni los rufianes, ni los Rufianes, ni los botarates de bigote, ni la cara de rata, ni el cerdo bizco, ni las 40 tortilleras y un pendón. No nos importó nada, mas que nuestro sentimiento por España y Cataluña y finalmente nos fuimos a comer.

Paramos a comer en una terraza de la Gran Vía y allí no dejaban de pasar grupos gritando felices.

Dos momentos épicos o tres.

Yo provocaba a la gente al grito de “VIVA ESPAÑA” y la gente contestaba a coro aunque fueran 20 ó 30. Maravilloso, estaba todo el mundo vivo.

Pasaron unos Mozos y Mozas a moto, la gente empezó a insultarles, uno respondió algo a los paseantes y uno de los paseantes le tiro el bote de cerveza con tan buena puntería que una Moca cayó casi al suelo. Nadie dijo que lo sentía y yo creo que lo que  sentimos es que no se hubiera cristianado a modo.

Y el mejor. Llega un típico paisano español (a esa hora gordito, rojo, cansado, con la camisa blanca de domingo ya por fuera,), se para en la esquina a unos cinco metros, al borde de la acera, y grita a pleno pulmón ¡viva España!, le contestamos a pleno pulmón ¡viva España! a algunos se nos escapó algún trozo de comida de la fuerza. Se para el paisano y vuelve a gritar más fuerte aún y mirando hacia arriba ¡¡¡¡VIIIIVAAAAA ESPAÑAAAAA!. Rápidos como somo la gente le contesto ¡ y mueran los de las esteladas, hijos de perra, que las colocan en el balcón!!. Empezó toda la gente a insultar para arriba. Nadie apareció, pero seguro que supieron que iba hacia ellos.

En esto un gallego, salía y entraba como loco del bar a la terraza, gritando. ¡¡ya han dicho que han salido 1.300.000 personas!. Y por tele 3. El señor gritando, lo que he penado, pero hoy me he desahogado. Le dije que se serenara que le iba a dar algo y es que era malo que le pasase algo cuando era tan feliz. En fin, entre todos loe serenamos.

Unas señoras se sentaron a nuestra mesa cuando estábamos en los postres y nos empezaron a hablar de las tortilleras desorejadas de la CUP, pero con rabia.  Yo solo sel doy un aviso a los separatistas: Si no queréis que haya otra semana trágica parad. La gente está hasta la coronilla de todos vosotros miserables, mierdas.

Mañana les pondrá alguna foto si me han salido y espero que sean felices.

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s