Científicos crean herramientas para reparar fallas genéticas

CREO QUE UNA PÁGINA DEL TIPO QUE SEA DEBE DAR CUENTA DE LAS NOTICIAS DE PRIMERA COMO ES ÉSTA. LAS CONSECUENCIAS INMEDIATAS PARA QUE SE PUEDA VIVIR MÁS AÑOS Y EN MEJORES CONDICIONES NO SE VAN A VER INMEDIATAMENTE, PERO EN 10 AÑOS SE EMPEZARÁ A APLICAR ESTA TÉCNICA QUE SERA UNA DE LAS MAYORES HERRAMIENTAS DE MEJORA DE LA HUMANIDAD. NO SOLO PARA EL CÁNCER, SINO PARA LAS ENFERMEDADES RARAS, Recuerden ustedes que la mutación genética es indispensable para la evolución y está en la base misma de la vida. La Ley que Dios estableció para la genética pasa por la teoría del error útil que es utilizado siempre para la mejora de los individuos que se adaptan mejor a unas condiciones determinadas y que dirigen la evolución hacía ese punto. Eso no quiere decir que, a nivel individual, muchas mutaciones genéticas sean malas y si pueden ser corregidas esa vida individual se vivirá de mejor forma. La vida será más larga, más feliz, más util, con menos dolores, enfermedades. etc

La reparación de mutaciones genéticas es posible y eficiente

Imitación en metal de una secuencia de ADN

Imitación en metal de una secuencia de ADN EL MUNDO

CARLOS SIMÓN

Facebook

El ADN es el libro de la vida donde está escrita la información que utilizamos para construirnos a nosotros mismos. Las erratas de este libro son las mutaciones de los genes, que originan muchas enfermedades incurables y fatales. Por tanto, la creación de una herramienta capaz de editar y corregir las erratas del libro de la vida es un descubrimiento formidable.

Curiosamente, al igual que con otros grandes descubrimientos, como por ejemplo la penicilina, se inspira en el comportamiento de los microorganismos, adaptándolo a organismos más complejos. El CRISPR-Cas9 proviene del conocimiento de unas proteínas que forman parte del sistema inmune de las bacterias y que les permite protegerse de los virus. Las científicas Jennifer Doudna y Emmanuelle Charpentier han sido capaces de modificar y adaptar este sistema de defensa bacteriano para hacerlo capaz de indicarle dónde tiene que actuar y cómo tiene que hacerlo de una forma rápida, eficiente y a bajo coste en células humanas: permitiendo editar el ADN en el párrafo equivocado, modificando las letras erróneas, y reparando el gen mutado.

CRISPR-Cas9 ha podido modificar genes que dan origen al cáncer en células humanas, tanto para activarlo como para suprimirlo. Ha permitido identificar los genes del huésped que controlan las respuestas celulares al ántrax, las toxinas de la difteria y las toxinas de cólera-difteria. Incluso con este sistema se han modificado genes en embriones de ratón simulando enfermedades humanas para corregirlas, o se han modificado células madre y células germinales, con lo que sería posible eliminar enfermedades genéticas antes del nacimiento.

Una vez más, cada vez que se intenta reparar los errores de la naturaleza surge el debate ético, en este caso sobre la terapia génica. Aunque la mayoría de las personas la aceptarían para curar una enfermedad como el cáncer (en aquellos casos que fuera susceptible de dicha terapia génica), los desacuerdos comienzan cuando nos referimos a la posibilidad de manipulación genética de embriones humanos aunque sea por la suprema razón de evitar que un niño nazca con una enfermedad genética que le causara la muerte en su infancia. Sin embargo, hay que dejar claro que esta herramienta está en sus inicios, y todas sus aplicaciones están ahora iniciándose en el laboratorio, aunque este camino ya está abierto.

Se podría comparar este descubrimiento con el del transistor en 1947, que fue objeto del premio Nobel de física y que ahora forma parte de tantos instrumentos, tanto de armas letales como aparatos de diagnostico médico. Hay que regular el uso humano de las herramientas pero no el descubrimiento de ellas, como en este caso. Por ello, aplaudo la decisión tomada por el jurado del Premio Princesa de Asturias de Investigación 2015 y espero que sea la base de nuevas terapias capaces de modificar el ADN y con ello eliminar enfermedades.

Científicos crean herramientas para reparar fallas genéticas

Una de ellas funciona como una tijera molecular, la que permite quitar las partes no deseadas del ADN.

Científicos de Estados Unidos (EE.UU.) revelaron este miércoles dos nuevas herramientas de edición molecular, diseñadas para enmendar las mutaciones que causan la mayoría de las enfermedades genéticas humanas, para las que en algunas incluso no existe tratamiento.

Una de las técnicas, desarrollada por David Liu de la Universidad de Harvard y el Broad Institute of MIT and Harvard, ofrece una manera altamente precisa de solucionar errores de una sola letra en el ácido desoxirribonucleico o ADN.

La segunda, del biólogo molecular de MIT and Harvard Feng Zhang, se concentra en la edición del ácido ribonucleico o ARN, que porta las instrucciones genéticas para producir las proteínas, sin alterar el ADN.

Ambas surgen a partir de la herramienta de edición genética CRISPR-Cas9, una suerte de tijera molecular que permite quitar las partes no deseadas del genoma humano -ompuesto por 6.000 millones de letras de ADN- para reemplazarlas con nuevos lotes de ADN.

En un artículo publicado en la revista Nature, Liu y su equipo de científicos expusieron detalles de su trabajo conocido como edición de base. A diferencia del CRISPR, que causa quiebres en el ADN, la edición de base corrige químicamente los errores de una letra en el ADN. “CRISPR es como unas tijeras, y los editores de base son como lápices”, señaló Liu en un comunicado.

Dado que la edición de base no provoca quiebres en el ADN, podría brindar resultados más predecibles que el CRISPR, que puede generar inserciones o borraduras “levemente impredecibles” en el código genético, explicó el profesor Robin Lovell-Badge, del Instituto Francis Crick en Londres.

En el segundo estudio, publicado en la revista Science, Zhang, un desarrollador inicial de la tecnología CRISPR-Cas9, creó una nueva versión de CRISPR que puede editar el ARN, lo que le permitiría a los científicos hacer cambios precisos en las células en diferentes puntos del desarrollo.

David Cox, estudiante graduado en el laboratorio de Zhang y autor principal del estudio, dijo que el sistema de edición del ARN, llamado REPAIR, puede “enmendar mutaciones sin alterar el genoma”. Sin embargo, los cambios no son permanentes, ya que el ARN se degrada con el tiempo.

Ninguna de las técnicas se ha probado aún en personas. “Hay un número de obstáculos a superar, entre ellos demostrar la eficiencia, especificidad y seguridad”, dijo Cox.

telesurtv

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: