LOS JORDIS A LA CÁRCEL. TRAPERO A VIGILANCIA Y CONTROL HASTA NUEVA ORDEN.

Estos presuntos sediciosos van con el pié cambiado.

 

 

Los ‘Jordis’ serán los primeros líderes del separatismo que irán a prisión por el desafío al ordenamiento jurídico. La juez Carmen Lamela ha ordenado el ingreso en prisión incondicional –sin la posibilidad de pagar una fianza– para Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, presidentes de la Asamblea Nacional Catalana ANC y Omnium Cultural, respectivamente. Como referentes del movimiento en las calles y de acuerdo con la Fiscalía, la magistrada les atribuye un delito de sedición que castiga con penas de entre 10 y 15 años de cárcel a aquellas autoridades que se alcen públicamente para impedir la aplicación de las leyes.

Josep Lluís Trapero permanecerá en libertad con medidas cautelares. En concreto, con comparecencias quincenales en el Juzgado más próximo a su domicilio, la prohibición de salir de España y la entrega del pasaporte. La Fiscalía de la Audiencia Nacional había reclamado para él el ingreso en prisión incondicional. La magistrada ha resuelto en los mismos términos en relación a la intendente Teresa Laplana, para quien el Ministerio Público pedía la entrada en la cárcel eludible con el pago de una fianza de 40.000 euros.

Argumentos de Carmen Lamela

En relación a Trapero y Laplana, la titular del Juzgado Central de Instrucción nº 3 de la Audiencia Nacional asienta su decisión sobre la jurisprudencia del Tribunal Constitucional: una medida cautelar debe ser “idónea, necesaria y proporcionada en relación con un fin constitucionalmente legítimo”. Explica que “lo único que está siendo objeto de investigación hasta el momento son los hechos denunciados por el Ministerio Fiscal, los acontecimientos ocurridos los días 20 y 21 de septiembre en la Consejería de Economía de Barcelona”. Los hechos anteriores y posteriores, precisa, no se tienen en cuenta para “determinar en este momento nuevas imputaciones” frente a los investigados.

Carmen Lamela ha recopilado declaraciones de los testigos, conversaciones telefónicas intervenidas con autorización del Juzgado de Instrucción nº13 de Barcelona, informes y reportajes fotográficos de la Guardia Civil sobre los altercados. “Estamos ante hechos muy graves que revisten los caracteres de un delito de sedición dentro de un contexto más amplio, como es la estrategia de actuación con finalidad separatista. Existen elementos que vinculan al Sr. Trapero con esta estrategia” –como el documento de enfoCAT hallado en el domicilio de Jove o las observaciones telefónicas en las que “se vislumbra una actividad de contravigilancia para proteger a determinadas personas frente a la Policía y la Guardia Civil”–”pero la actuación del Sr. Trapero no aparece todavía suficientemente perfilada hasta el punto de poderle vincular a hechos tan gravescomo los que esos días sucedieron, sin perjuicio de lo que pueda determinarse en una fase más avanzada de la investigación.

Trapero ha defendido que actuó en base a las órdenes judiciales y que no actuaron contra los concentrados “al estimar que, dado su volumen, ello podría haber generado una grave alteración del orden público sin consecuencias prácticas”. En cuanto al riesgo de fuga, la juez entiende que “debe tenerse en cuenta que los dos investigados tienen residencia y domicilio conocidos y trabajo estable”. Sobre la reiteración delictiva, “no se conoce otra clase de actividad anterior o posterior a los días 20 y 21 de septiembre que apoye la actuación de otras personas a favor del movimiento independentista” en relación con Trapero y Laplana.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s