“la pela perdida” devuelve a la identidad a la mayoría de los independentistas. Para los más acérrimos habrá que hacer más siquíatricos cerrados para que no salgan y contaminen a los demás.

Resultado de imagen de cataluña separatista

 

Ni el artículo 155 de la Constitución ni las llamadas a la legalidad del Ejecutivo de Mariano Rajoy ni las advertencias internacionales han tenido tanto efecto como la huida de grandes y simbólicas empresas de territorio catalán y la reacción de pánico de los mercados. Ambos han acabado acotado el margen de acción del independentismo, cuyo penúltimo acto -la intervención de Carles Puigdemont para dejar en suspenso la declaración secesionista- fue acogida ayer por el Ibex 35 con una subida del 1,34%, hasta los 10.278 puntos.

“Seguimos creyendo que la independencia es poco probable porque los obstáculos políticos, constitucionales y, lo más importante, económicos, pesan demasiado”, asegura David A. Meier, economista de la entidad suiza.

Dejando a un lado los escenarios hipotéticos, los inversores dieron muestras ayer de alivio ante la ambigüedad de Puigdemont la víspera en el Parlament. “Parece que no están tomando en serio las amenazas de Cataluña en este momento. Es difícil de creer que una región tan pequeña tenga todos los requisitos para formar un aparato político capaz de llevar a cabo negociaciones de independencia con España y con la UE. Y tal vez esto es lo que los separatistas necesitan saber: Cataluña sola contra el mundo no es creíble“, sentencian desde Saxo Bank.

Pero, además, existen muchas bazas en contra. El españolismo de muchos catalanes de Catañuña que podría provocar ataques a bienes catalanes si se declara la independencia. La negativa a consumir productos catalanes de aquellas empresas medianas o grandes que permanezcan en Cataluña, La falta de control de aduanas y fronteras, la posible intervención militar o de comando sobre miembros significados del separatismo catalán y muchas otras que harán inviable el separatismo.

Pero de todo esto debemos obtener alguna información. Hay que suprimir muchos derechos a la Autonomía catalana, hay que volver a la educación centralizada y en español, hay que crear delitos de adoctrinamiento separatisma para meter en la cárcel a aquellos que quieran envenenar a la juventud y adelescencia mediante ideas separatistas, hay que eliminar las embajadas, consulados, legaciones y otras oficinas internacionales de Cataluña, hay que cerrar medios de comunicación pamfletarios, etc.

Hay una medida estrella en la que podemos colaborar todos los españoles y que yo animo a los lectores que me comuniquen el facebook, y es la lista de las empresas que permanecen en Cataluña y los productos que venden, para aconsejar a todo español que no los vuelva a consumir. En todo caso, todo código de barras que comience por 15 es catalán y no se debe comprar y todo producto fabricado en Cataluña o que no indique su lugar de elaboración tampoco se debe comprar que seguro que es catalán. Yo no beberá champang catalán de Codorniu y es posible que de Freixenet salvo que abandonen sus sede social de Cataluña, y así: “NO CONSUMIRÉ NINGÚN PRODUCTO DE LAS EMPRESAS QUE QUEDEN EN CATALUÑA”. 

One comment

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s