Como se contaron más de un millón de personas en la manifestación del 8 O por la Guardia Urbana. Daba miedo a los enemigos era como la marabunta que se comería al separatismo. España puede enviar tres veces más gente porque estamos hasta ahí de los separatistas y se puede liar brava y con muchos muertos. Que tengan ojo estos mamones de separatistas que somos más y más bravos cuando ya no tenemos nada que perder y nos quieren partir la madre.

Dijeron la mentira de que eran 350.000 personas. Pero luego los recuentos de la Guardia Urbana dieron un recuento detallado de más de un millón de personas

La Guardia Urbana sumó 1.043.800 personas en la manifestación del 8-O, pero declaró sólo 350.000

Ayer en Barcelona alzó la voz la llamada mayoría silenciosa, los catalanes contrarios a la independencia, que aún habían manifestado su rechazo en la calle. Lo hicieron rompiendo el silencio y reclamando al Govern que preside Carles Puigdemont que desista de su intención de declarar de forma unilateral la secesión de Cataluña. Quieren seguir unidos a España. «Aquí está la voz de todos los catalanes, de la mayoría de Cataluña, no nos van a dividir, no podrán, ni podrán dividir a España, ni a Europa», clamó Mariano Gomà, presidente de Societat Civil Catalana (SCC), que organizó la movilización. Una marcha histórica para pedir unidad, pluralidad y democracia constitucional.

El centro de la capital catalana vivió la manifestación histórica más multitudinaria de los constitucionalistas catalanes, a la que se sumaron varias entidades como Espanya i Catalans, Empresaris de Catalunya, Llibertats y la Asociación Catalana de Víctimas del Terrorismo, así como los partidos constitucionalistas PP, PSC o Ciudadanos.

Nunca se había llenado Barcelona con tantas banderas españolas que superaron en número a las catalanas y a las europeas. Antes de salir la marcha desde plaza Urquinaona ya estaba llena toda Via Laietana con miles de manifestantes que reclamaban que el Govern no declare de forma unilateral la independencia además de lanzar proclamas como «Puigdemont a prisión», «nosotros también somos catalanes», «Yo soy español», «Viva España, viva Cataluña» o «No somos fachas, somos españoles». Incluso al pasar junto a la Jefatura Superior de Policía, los manifestantes expresaron su apoyo a los agentes con un «No estáis solos» y algunos policías salieron a saludar. También hubo gritos de «Trapero traidor» en referencia al mayor de los Mossos d’Esquadra Josep Lluís Trapero por su actuación durante el referéndum del 1 de octubre.

eneralitat de incrementar esta división con su intención de declarar de forma unilateral la secesión. Los manifestantes afirmaron que habían perdido el miedo a manifestarse y a salir con banderas españolas por Cataluña. Al acto acudieron unos 150 autocares de diversas partes de Cataluña y el resto de España, como 12 de Madrid organizados por SCC, aunque la mayoría de los asistentes prefirió el transporte público para acudir como el AVE o los Cercanías de Renfe, que se llenaron de banderas españolas y senyeres, además de cánticos a favor de la unidad.

Como es habitual en cualquier manifestación hubo cifras dispares sobre la afluencia a la protesta. Los organizadores la cifraron en un millón de asistentes, un dato refrendado por Delegación del Gobierno que lo dio por bueno, mientras que la Guardia Urbana de Barcelona rebajó la asistencia a unas 350.000 personas. No se registraron incidentes y cuando la cabecera de la manifestación llegaba a su punto final frente al parque de la Ciutadella todavía había personas que no habían salido todavía de plaza Urquinaona.

La marcha fue lenta por la afluencia de participantes, entre los que había muchas familias, y tardó más de dos horas en llegar a su destino en la Ciutadella donde SCC hizo un acto con el premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa y el ex presidente del Parlamento Europeo Josep Borell. Los dos formaban parte de la cabecera de la movilización en la que se podía leer una pancarta con el lema «¡Basta! Recuperemos el seny (sensatez)». Tras ella se han situado representantes de SCC, como su presidente Mariano Gomà.

Junto a ellos, así como numerosos representantes de partidos políticos como Rafael Hernando, Javier Arenas, Pablo Casado, Andrea Levy, Xavier García Albiol o Cristina

Cifuentes, del PP; Albert Rivera, Inés Arrimadas, José Manuel Villegas, Fernando de Páramo, Juan Carlos Girauta, Carlos Carrizosa o Begoña Villacís, de Ciudadanos, y Salvador Illa, Celestino Corbacho, Joan Ferran o David Pérez del Partits dels Socialistes de Catalunya (PSC).

También acudieron el ex fiscal Carlos Jiménez Villarejo, el presidente de la Cámara de España y de Freixenet, Josep Lluís Bonet, el presidente de Naturhouse, Félix Revuelta, los catedráticos de Derecho Constitucional Francesc de Carreras y Teresa Freixes, la portavoz de Libres e Iguales, Cayetana Álvarez de Toledo o el escritor Arcadi Espada, además de representantes de varias entidades.

La manifestación fue espoleada también por los partidos constitucionalistas y por el Gobierno, representado ayer por la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, y el delegado del Gobierno en Cataluña Enric Millo. En declaraciones a los medios, Montserrat avisó de que el Gobierno «dará un paso para hacer cumplir la ley», aunque mantuvo la incógnita sobre si se refiere a la aplicación del artículo 155 y calificó la movilización de «histórica». Más vehemente fue el líder del PP catalán, Xavier García Albiol, quien comparó la marcha de ayer en Barcelona con las manifestaciones en toda España tras el asesinato en 1997 de Miguel Ángel Blanco a manos de ETA. «Hoy [por ayer] es el segundo momento histórico en el que toda España está saliendo a la calle para defendernos de un golpe de Estado», dijo.

Ciudadanos aprovechó el éxito de la manifestación para presionar al presidente del Gobierno Mariano Rajoy para que aplique cuanto antes el artículo 155 y convoque elecciones en Cataluña. Albert Rivera, líder del partido naranja, sostuvo que la manifestación evidencia que «España se manifiesta» aunque el presidente del Gobierno «ha parado» ante el procés. Rivera no escatimó adjetivos contra el Govern, a cuyos miembros calificó de «golpistas» y les acusó de «quitarnos nuestros derechos, nuestra nacionalidad y nuestro pasaporte». La líder del partido en Cataluña, Inés Arrimadas, también reforzó la imagen de que ayer quien se manifestaba era la mayoría silenciosa, «esas personas que durante años han sido silenciadas y a veces despreciadas por el Govern».

El secretario de organización del PSC, Salvador Illa, afirmó que «hasta el último momento vamos a intentar evitar esta declaración» en referencia a la independencia unilateral que previsiblemente quiere anunciar Carles Puigdemont el próximo martes

 

Una multitud se ha manifestado este domingo en Barcelona contra la independencia de Cataluña y a favor de la unidad de España.

Miles de personas han recorrido las calles de la capital catalana coreando consignas españolistas y contra el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Estas son las espectaculares imágenes que ha dejado la marcha.

 

 

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s