ASÍ FUNCIONA EL RÉGIMEN DEMOCRÁTICO. Por Gonzalo Capitán.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Gonzalo Capitán
28 de agosto a las 17:48
ASÍ FUNCIONA EL RÉGIMEN DEMOCRATICO.
¿No te has preguntado nunca por qué los medios de Propaganda del Régimen Judío Internacional veneran tanto la “Democracia”?
La democracia por sufragio Universal es la peor de las dictaduras, es sin duda el Sistema más pulido de control de masas hasta la fecha.
Con el sufragio universal, su imposición se comenta en los Protocolos de Sión. El estado suprime al individuo, el único capaz de alcanzar la excelencia, y lo subordina a la masa que carece en si de voluntad, siendo irreflexiva, irracional, cobarde y de corta memoria.
Tenemos “Democracia” porque es el Sistema en apariencia más legítimo y más fácil de controlar.
Los medios de propaganda del Sistema son los encargados de moldear la opinión pública. Controlar los resultados de las elecciones es un juego de niños, y se hace a conveniencia.
El rápido auge de Podemos y Ciudadanos constituye el ejemplo más flagrante hasta la fecha. La mejor forma de controlar a la oposición, es adelantándose a ella y eligiendo tu mismo a sus líderes.
El estado siempre publicita o directamente ayuda a formar movimientos de oposición estériles donde poder canalizar la disidencia de forma controlada. Esta falsa oposición siempre es pro-Sistema y defiende una ideología compatible con el status quo. Es decir, nunca se oponen a la agenda multicultural liderada por la Unión Europea, para diluir la identidad de los pueblos europeos. Apoyan el feminismo, la agenda de género, políticas pro-LGTB, y condenan los movimientos verdaderamente identitarios y antiglobalistas.
La verdadera oposición nunca recibe publicidad en los medios de propaganda del Estado, tan solo se les nombra esporádicamente de forma breve y despectiva. Para relacionarlos con extremismos, actos vandálicos, crímenes y delincuencia en general.
Todo ello, siempre acompañado de un sinfín de palabras policía: xenófobo, racista, machista, homófogo, eurófogo, etc.
Con las elecciones el Régimen lo único que busca es legitimar su posición, justificar su autoridad. Es decir, cuando echamos la papeleta no estamos eligiendo nada. Los resultados de las elecciones no repercuten en absoluto en la agenda política del Sistema.
En el caso extraordinario de que los resultados de las elecciones no fueran los deseados, a pesar de la propaganda estatal, estos siempre pueden ser corregidos a conveniencia.
La “Democracia” cumple básicamente una función psicológica placebo: hacer creer al pueblo que el Gobierno ejerce su autoridad de forma legítima.
Lo verdaderos ejecutores permanecen a salvo de la opinión pública, y los políticos, testaferros de estos últimos, son responsables de sus acciones.
El pueblo, creyéndose dueño de su destino, acaba aguantando y sufriendo lo que en una dictadura sincera provocaría una rebelión general.
———————————————————————————————————————————

Tras felicitar al Sr. Capitán por su aportación, se intenta aportar a lo positivo.

 

Comentario de Jesús Gordo.

Es evidente que todo sistema: monarquía, aristocracia y democracia tienen sus fallos y sus situaciones con menos fallos.

En el caso de la democracia se puede evidenciar cuando esta puede ser buena o menos mala  y cuando la democracia es fatal.

En Atenas se estableció la democracia pero en unos límites muy claros. Los que podían votar eran los propietarios, padres de familia, hombres y con una cultura, los que podían considerarse ciudadanos y con un número de 5.000 como mucho. Tenían una cultura parecida, eran propietarios, eran muy equivalentes en poder, en dinero, en estudios, etc. etc. Es decir, la democracia se estableció entre semejantes. Ese era el sistema ideal para la democracia. Todos los electores eran iguales. Todos podían ser elegidos, todos podían elegir y todos se conocían porque eran poco más que un gran pueblo.

En los estados europeos modernos y en USA, también en Canadá, Australia, Nueva Zelanda se ha querido establecer la democracia como el desideratum, el sistema más perfecto. D. Gonzalo Capitan ha establecido que eso viene muy bien para dominar a la gente por parte del grupo de los Sionistas.  Pero claro, en cualquier estado europeo y cojamos el toro por los cuernos, pongamos España, no todos los votantes son semejantes por más cuento que nos quieran dar. Existe gente muy rica y gente muy pobre con diferencias de 1000 veces o más en capital.; existe gente muy culta y gente sin cultura alguna. De personas que no tienen conocimientos casi ni elementales a personas que tienen múltiples estudios; la inteligencia entre los 26 millones de votantes varia desde personas que no alcanzan el límite de 70 sobre 100 y otros que tienen más de 150.  Unas personas han trabajado toda su vida y han colaborado al tejido social, otros no se han dedicado más que a vivir de los demás. Tampoco es el mismo esfuerzo colaborativo con la sociedad el de un padre o madre de familia que tiene varios hijos a aquellos otros (H y M) que viven dentro de su egoísmo y que no colaboran en la creación del tejido social de la siguiente generación del país. Por tanto sería terriblemente injusto que pueda decidir sobre el gobierno de la sociedad una persona culta, que ha trabajado, que tiene una cierta experiencia, que tiene hijos, que ha trabajado toda su vida con esfuerzo y que tiene una inteligencia elevada a otro que ni ha trabajado, ni se ha esforzado, ni se ha casado, es más tonto que Pício y solo se ha dedicado a ir por la vida.

Por tanto si que todas las personas tengan el mismo voto es injusto, totalmente injusto y que solo sirve para que las fuerzas dirigentes del mundo se rían de nosotros, solo tienen que atizar las bajas pasiones de los más inútiles para tener controlada la sociedad. Habría que elaborar un tipo de voto ponderado para que cada cual aporte a las decisiones de gobierno de acuerdo a lo que realmente trabaja o se esfuerza por la Nación. ¿Y ponderado por qué?. Pues por criterios objetivos que deben ser: ser padre de familia y tener hijos, tener una formación, tener un rol de esfuerzo en la sociedad, tener una edad definida, tener una inteligencia demostrada, dar trabajo para si y para otros o ser receptor de trabajo. En ningún caso se habla de dinero, porque el dinero no tiene por qué ser del propio individuo, sino que puede venir por herencia. Y la diferencia se puede ponderar de conformidad a unos niveles de 1 a 3 o de 1 a 5. Eso es la primera actuación que debía decidir un comité de sabios. Luego cada persona tendría un voto ponderado que lo dan directamente programas informáticos.

Pero claro, en que cambia la situación con respecto a la situación actual. Pues es evidente que el sistema de partidos hay que eliminarlo porque produce clases dirigentes sin méritos y unidos a la partitocracia. Esto crea coaliciones de poder y de dinero, sometidos a fuerzas exteriores que solo trabajan para automantenerse. No tienen ningún mérito, ni son los mejores, ni los más listos, ni los más trabajadores, ni los más justos, ni los más inteligentes, al contrario, son los más chorizos, los más inmorales, los más inhumanos, los más viciosos y los más sometidos a las bajas pasiones. Claro, en un sistema en el que llegar al poder se consigue lamiendo los glúteos del superior político, solo existen como méritos: la sumisión, el engaño, la zancadilla, la puñalada por la espalda, etc. etc.  El llegar a ser diputado no depende de tus méritos en absoluto, depende de que seas elegido por los jefes de los partidos. Y claro, estos jefes de los partidos al cabo del tiempo serán tan venales que cualquier poder extraño les comprará ya sea por dinero, por poder, por vicio o por chantaje sobre sus bajas pasiones. Es lo que tenemos actualmente. Un gobierno títere sometido a unas fuerzas sionistas jázaras y que nos controlan, nos esclavizan y establecen leyes como las de la agenda de género que son la que quieren los mundialistas, no lo que necesitamos nosotros.

Lo primero es crear la demarcación de Diputados. 350, 400 o 500. Y que en cada electorado se puedan presentar a electores todos aquellos que tengan el deseo de presentarse. Es evidente que tendría que existir algún tipo de limitaciones, por ejemplo que le avalen sus obras, sus esfuerzos, un número de electores, o la suma de todos ellos.

Posteriormente y tras cada votación, cada 4 a 6 años, los elegidos, los diputados por así decirlo, se deben unir libremente en agrupaciones como y cuando quieran y por el tiempo que quieran.

De estos diputados, se debe seleccionar el ejecutivo por las reglas que se determinen. Debe ser un método higiénico que no se pueda seguir de diputado mas de dos veces sucesivas.

Esto es una teoría, puede haber muchas, se pueden criticar estas líneas por muchos motivos. Pero claro, por algo hay que empezar. Es muy difícil construir y muy fácil destruir. Lo que si es cierto es que si queremos ver que nuestro legislativo y ejecutivo se vea libre de la injusticia, debemos tener leyes y formas de seleccionar a los mejores que deberán tener entre una de sus virtudes ser los más justos.

Que este sistema puede ser viciado. Pues claro, puede ser viciado, pero prefiero personas justas de las que todos los electores vean de una forma clara el camino y que se auto presenten a los demás, a unos mindundis nombrados por el dedo de un Perez, un González, un López o un Jordi cualquiera . Todo sistema que quiera ser democrático o mejor dicho, participativo, puede ser viciado, pero para eso habrá, en algún momento, que buscar a los mejores para que hagan las mejores leyes y elijan las formas de seleccionar a los mejores diputados.

Además les pongo un vídeo de los askenazis por si no saben quienes son estos señores de nombre tan raro.

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s