HISTORIA. BATALLA DE NUMANCIA

 

ANTECEDENTES.

Años antes en general Graco había derrotado a los celtíberos y había firmado una paz que obligaba a los celtíberos a no levantar murallas. Segeda las empezó a levantar años después incumpliendo el tratado ……

Mucha ciudades celtíberas comenzaron a reconstruir sus murallas, y a rechazar las demandas de los romanos para suministrar tropas auxiliares. A ello habría que añadir la presión de los lusitanos enfrascados en una guerra contra Roma que, al pricipio, les fue favorable. Ante la situación de levantamiento general, Roma reunió un ejército consular de 30.000 hombres al mando de Fulvio Nobilor. Esta gran fuerza avanzó sobre Segeda, cuyos habitantes decidieron abandonarla, escapando hacia los territirios de las tribuos aliadas a lo largo del Duero. Numancia, la ciudad más poderosa de la zona, aceptó cargar con el peso de la lucha. Recordemos que los pueblos vecinos tenían tratados guerreros en tesseras.

Los pactos de hospitalidad (hospititum) eran una costumbre muy común entre los pueblos de la Celtiberia. Eran sagrados e inviolables. Anteriormente eran sólo verbales (con testigos y con un rito de tipo druídico con los dioses como garantes), pero con la elaboración de una tésera el pacto quedaba sellado, además, con un documento similar a lo que hoy son los contratos firmados ante un notario. La relación se convertía en un compromiso legal, entre un individuo y una ciudad o entre comunidades; y con ello quedaba firme el valor vinculante de la tésera, que incluso podía transmitirse a través de generaciones. El comienzo de la conquista romana de Hispania las generalizó, generalmente en soporte de bronce y escritas en alfabeto ibérico. Este legado escrito, junto con los bronces de Botorrita (una serie de planchas de bronce del siglo I a. C. encontradas en Contrebia Belaisca -Cabezo de las Minas, cerca de la actual Botorrita, en las proximidades de Zaragoza-), es una de las principales fuentes documentales para el estudio de la forma de vida, costumbres, nombres de ciudades y ritos de esas épocas.

Es decir, los habitantes de la península ibérica no eran unos salvajes, tenían sus costumbres, como ahora, sus Dioses, sus leyes y sus tratados entre vecinos y vivían normalmente en paz. Los Romanos vinieron con una entidad guerrera y numérica superior y los numantinos no sabían lo que se les venia encima.

Con el acto de admitir a los refugiados, los numantinos se habían convertido en enemigos a Roma y el castigo sería la destrucción de la ciudad, la eliminación de los guerreros y la venta de mujeres y niños como esclavos. Posteriormente, estas ciudades, eran y destruidas para que no quedase memoria de ellas.

El resto de la historia la pueden ver resumida pero bastante aceptable en este vídeo

Honor a nuestros antepasados que, sabiendo que iban a perder, se defendieron hasta la muerte de manera que durante muchos siglos quedó recuerdo en el Imperio Romano. Eran hombres pacíficos que tuvieron que pagar con su vida el defender su dignidad y su honor, pero lo pagaron como era su deber.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s